Facebook Twitter Instagram Youtube

ANTIOQUIA PUERTA DE ENTRADA A SURAMÉRICA

Guionista y escritor de contenidos para televisión, radio, páginas web y medios impresos.  Escribe Gustavo Giraldo G.

Más allá del mapa compuesto por ciento veinticinco municipios agrupados en nueve subregiones, Antioquia es un territorio heterogéneo donde confluyen culturas, idiosincrasias y geografías diversas, desde la costa Caribe en Urabá, hasta las ariscas montañas que lo atraviesan de sur a norte; desde las sabanas del Bajo Cauca, hasta puertos de río en el gran Magdalena… Sin embargo, mapa y territorio confluyen en un mismo sentido de antioqueñidad, que expresa y contiene en sí mismo el amor por la tierra que grabó en sus versos inmortales el poeta loco Epifanio Mejía, autor de la letra del himno antioqueño, un canto a la libertad que hoy se entona con fervor casi religioso ya sea por parte de quince niños en una escuela de cualquier corregimiento apartado, o por cuarenta mil voces en el estadio Atanasio Girardot:

RODANDO POR MEDELLÍN, METRO A METRO

metroAdemás de consolidarse como un sistema moderno y eficiente de transporte, el Metro de Medellín ofrece variadas opciones para turistear a lo largo y ancho del Valle de Aburrá. Sus rápidos trenes arrancan desde el norte, en la Estación Niquía del municipio de Bello, atraviesan Medellín, Envigado, Itagüí y Sabaneta, y llegan hasta el municipio de La Estrella, en el extremo sur del Área Metropolitana. Hoy en día, el Metro se conecta con las estaciones de Metrocable que sirven a usuarios del occidente y oriente de la capital, que cuidan y quieren este sistema de transporte colectivo como el capital social invaluable de una cultura ciudadana instituida desde su puesta en marcha en 1995.

LOS CAMINOS PREHISPÁNICOS DE SANTA ELENA

medellin-metro

Ventas de productos artesanales y campesinos a la salida de la estación del Metrocable. Fotografías: Cámara Lúcida

Para colgarse al cielo de Medellín, basta abordar el Metrocable en la Estación Acevedo, donde se da comienzo a una experiencia fascinante que transporta al viajero por encima de gentes, casas y calles desparramadas sobre la ladera oriental de la montaña, en el barrio Santo Domingo Savio. Al cabo de diez minutos, se llega a la estación de intercambio, para tomar otra cabina con destino al Parque Arví. Este trayecto dura cerca de 25 minutos, sobrevolando longevos árboles gigantes, en su mayor parte pertenecientes al bosque nativo.

El Parque Arví es un vastísimo escenario natural dedicado a la protección y conservación de la flora y fauna locales, además del patrimonio histórico, cultural y arqueológico. En predios cedidos en comodato por las Empresas Públicas de Medellín, en una extensión cercana a las 17.000 hectáreas habitan más de 700 especies de flora y fauna.

Está ubicado en el corregimiento de Santa Elena, célebre por la hermosa y ya legendaria tradición de las floridas silletas elaboradas por los hombres, mujeres y niños que desfilan orgullosos cada año en la Feria de las Flores. No en vano el lema de este incomparable espectáculo, único en el mundo, se ha convertido en adagio: ya es un decir popular que “cuando pasa un silletero, es Antioquia la que pasa”.

La Corporación Parque Arví Santa Elena, administradora de este oasis ecológico, cuenta con guías nativos conocedores de la zona, que acompañan a los visitantes en sus recorridos por territorios ancestrales cruzados por distintos senderos, tanto naturales como arqueológicos, como el Camino de la Cuesta o de Cieza de León, que recorrimos en compañía de Yulieth Grajales, una joven y amable guía de la Corporación; y de un grupo de turistas encabezado por Raúl Concepción, fotógrafo cubano–estadounidense, amante de la naturaleza y la vida al aire libre.

De acuerdo con algunas teorías que menciona nuestra guía, se cree que este camino prehispánico conectaba a Yucatán, en México, con el sur de América en la Patagonia, constituyéndose en lo que podríamos llamar Vía Panamericana Precolombina. Se conservan 1700 metros del camino antiguo, rescatado por la Fundación Ferrocarril de Antioquia con presupuestos de la Alcaldía de Medellín, bajo la dirección de la arqueóloga Inés Correa. En tramos de cerca de 700 metros, se preserva tal cual fue construido originalmente en piedra tajada o plana por los indígenas tahamíes hace 2000 años, con sus obras hidráulicas, acequias y plataformas.

Según Cieza de León, el cronista que acompañó a Jorge Robledo en su búsqueda del Valle de Arví, este camino era más ancho que el de Cuzco, en el Perú; y conectaba antiguamente el valle del Cauca con el valle del Magdalena Medio. El recorrido que hoy realizan los visitantes desemboca en la Laguna de Guarne, ancestral sitio ritual y de poder con un espléndido mirador hacia el Valle de Aburrá.

frascos

caballo

Carabineros del Fuerte de Policía instalado en el Parque brindan información y seguridad a los caminantes- Fotografías: Cámara Lúcida

camino-piedra

Detalles del camino de Cieza de León.  Fotografías: Cámara Lúcida

Dentro del Parque Arví tiene sus instalaciones Comfama, que protege una reserva forestal de 140 hectáreas, dotada con jardines musicales, entornos idóneos para la práctica de deportes de aventura en los árboles, sala de cine 4D, juegos infantiles, auditorio, zonas de picnic, mercado campesino y restaurante, entre otros. Igualmente, allí se encuentra el núcleo de Comfenalco, con una extensión de 170 hectáreas de reserva forestal.

Posee un confortable hotel cuatro estrellas sobre el embalse de Piedras Blancas, donde se puede pasear en botes y bicicletas acuáticas. Además, cuenta con senderos ecológicos, zonas de camping y picnic, mariposario, cable vuelo sobre la represa, auditorio, granja agroecológica, etc. Sumado a todo lo anterior, en el Parque Arví también se disfruta la rica oferta gastronómica, cultural y ambiental que el corregimiento de Santa Elena ofrece a quienes lo visitan.

PARQUE EXPLORA: UNA EXPERIENCIA MEMORABLE

Viajando en Metro hasta la estación Universidad se accede a la zona norte de la ciudad, sector otrora marginal y hoy transformado de manera contundente en otro eje de urbanismo social e intervenciones públicas dedicadas a la educación, el conocimiento y el esparcimiento. En este distrito científico, educativo y cultural se encuentran el conjunto de edificios dedicado a la investigación y nuevas tecnologías denominado Ruta N, la Universidad de Antioquia, la Sede de Investigación Universitaria (SIU), el Jardín Botánico, el Planetario, el Parque Norte, el Parque de Los Deseos y el Parque Explora. Ana Cecilia Ocho, su lúcida directora de Cultura y Comunicaciones, subraya que el Parque Explora tiene, como uno más de sus atributos, un diseño emotivo y sin antecedentes en cuanto a ciencia y tecnología: prueba de ello es el prestigioso premio Lápiz de Acero ganado este año en la categoría de Identidad Visual, por el diseño de la exposición “Los Mundos de Julio Verne”.

explora1

explora2

El Parque Explora inaugura nuevas formas de turismo citadino en lugares antes deprimidos, donde ahora palpita la vida en espacios intervenidos por los mejores arquitectos y diseñadores, para darles otra función, utilización y dignidad, puestas al servicio de todas las clases sociales. Desde la entrada, la perfecta simulación de un bosque de niebla recibe a los visitantes para anunciarles que una experiencia única y sobrecogedora ha comenzado. Explora está compuesto por el Acuario, el Planetario y el Parque Interactivo de Ciencia y Tecnología. El acuario de agua dulce más grande de Latinoamérica tiene 25 peceras, que contienen 256 especies de peces, habitantes ocultos de los ríos Amazonas, Orinoco y Magdalena, entre otros. Se pueden observar peces como el pirarucú (que llega a medir más de 4 metros, con un peso de 300 kilos), el bagre o el arawana, habitando una selva inundada amazónica recreada a mano dentro de un estanque que alberga 330.000 litros de agua, que alcanzan una altura de cinco metros.

En el Parque Explora sobresalen cuatro enormes cajas rojas que flotan contra el horizonte de los barrios obreros prendidos a las montañas de la ciudad. Cada una está dedicada a un tema distinto: Mente: el mundo adentro, una sala construida con el grupo de Neurociencias de Antioquia, pionero en la investigación de alzheimer; Física viva, formas y fuerzas de la vida para aprender haciendo y divertirse aprendiendo; En escena, historias tras las historias, dotada con los medios de comunicación que nos permiten contarlas. La última caja es una sala de exhibición temporal que rota sus contenidos, con exposiciones dedicadas a Darwin, Einstein, los Mayas o Julio Verne. En definitiva, el Parque Explora es un lugar hermosamente diseñado, con la mejor tecnología interactiva, espacios versátiles para la experimentación y el juego, así como las posibilidades de diversión y aprendizaje más insospechadas, que hoy emerge como símbolo de convergencia social, derecho a la belleza y transformación de una ciudad desde la educación, la ciencia y el conocimiento para todos.

postales

vajillas

parque

barca

botero

En las postales:
1. Jericó, patria chica de la Madre Laura Montoya
2. Parque principal de Jardín
3. Paisaje rural en Támesis
4. Bosque de niebla en Santa Elena
5. Decoradores de cerámica en El Carmen de Viboral
6. Parque principal de El Retiro
7. Pescadores en Necoclí, Urabá antioqueño
8. Museo de Antioquia en la Plaza Botero
9. Planetario de Medellín
Fotografías: Cámara Lúcida – Juan Carlos Mazo

El Planetario posee un gran domo digital con la tecnología más moderna de Colombia para navegar por el universo,además de dos niveles de exhibición: uno para las ciencias del espacio y otro para las ciencias de la tierra, con experiencias de naturaleza interactiva.

planetario

UNA VUELTA A ORIENTE, GASTRONOMÍA, CULTURA Y AVENTURA

EN COCINA CRIOLLA DE DEDO PARADO EL RETIROpuerta

Julián Estrada, antropólogo de profesión cuya tesis sobre la cocina colombiana fue laureada por la Universidad de Antioquia, es el creador y gestor del proyecto comercial y cultural “Queareparaenamorarte”, en el municipio de El Retiro, situado a cuarenta minutos de Medellín.

Durante más de treinta años, Julián ha investigado extensamente sobre la historia de la alimentación y la cocina en Antioquia y Colombia; sus reseñas y artículos sobre cultura gastronómica se publican en distintos periódicos y revistas del país. Escritor ameno y mordaz, entre sus libros se destaca Mantel de cuadros: crónicas acerca del comer y del beber (1995).

Desde el punto de vista culinario, “Queareparaenamorarte” se fundamenta en las cocinas regionales de Colombia, sobre todo en aquellas populares y campesinas, con la idea de reivindicar preparaciones y sabores autóctonos. “El que no haya tenido mamá cocinera, ha tenido una infancia muy abandonada: decir cocina es decir mamá y decir mamá es decir cocina”, afirma con respeto pero categóricamente cuando le preguntan por su iniciación culinaria. Entre sus múltiples investigaciones se cuentan “Colombia de sal y dulce”, hecha en el año 2004; y casi como continuación natural de esta indagación, junto a alumnos e instructores del Sena realizó un estudio de dos años en los departamentos de Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío y los Santanderes, denominado “Invitando a investigar la cocina popular colombiana”.

Entre los platos más solicitados en su restaurante están los fríjoles verdes; el tamal de fríjol, de origen cundi-boyacense; la sopa de cura en vereda, una sopa de arroz con muchas arandelas; los huesos de marrano; la lengua santandereana; el morrillo sinuano; las fajas de sobrebarriga santandereanas; todo un paseo por diferentes cocinas regionales: Caribe, Pacífico, Santanderes, Llanos orientales, Amazonía, Eje cafetero, mejor dicho, Colombia entera servida en bandeja.

Esta es una razón poderosa por la cual algunos de los chefs más influyentes del mundo, como Anthony Bourdain, Ferrán Adriá y Josep Roca, han sido comensales de Queareparaenamorar te. “En Europa les otorgan estrellas a los restaurantes de categoría… a mí visitan”, apunta Julián Estrada con su agudo y saboreado sentido del humor al final de nuestra charla.

oriente1

oriente2

1. Los turistas Víctor Martín Wouterlood, chef y somelier argentino, junto a su madre Olga, quienes quedaron fascinados con la arquitectura, el aire y la paz que reflejan las caras de la gente de El Retiro.
2. El restaurante “Queareparaenamorarte” se fundamenta en las cocinas regionales de Colombia, sobre todo en aquellas populares y campesinas-
3. Niños en clase de iniciación musical en el Laboratorio del Espíritu.

EL LABORATORIO DEL ESPÍRITU

Como alguna vez lo afirmó Borges “ser colombiano es un acto de fe”: prueba rotunda de ello es el trabajo silencioso de Gloria Bermúdez en la Biblioteca Rural Laboratorio del Espíritu de la vereda Pantanillo, a cinco kilómetros de El Retiro. Esta es una corporación creada y gestionada por Gloria para, mediante la educación y capacitación para la vida, brindarles posibilidades de
futuro dignas y ciertas, principalmente a niños y jóvenes de las áreas rurales del municipio. Bajo la marca registrada “Hechos del Espíritu”,

UNIVERSO: Casa de las estrellas. (Carlos Gómez, 12 años)

universo

DESPLAZADO: Es cuando lo sacan del país para la calle.  (Óscar Darío Ríos, 11 años)

allí se producen tazas, pañolones, cuadernos y libretas, ilustrados ad honorem por la reconocida artista Catalina Estrada, residente en Barcelona e inspirada en los textos de los niños participa ntes en los talleres de escritura creativa; de igual manera, se fabrican mochilas y cerámicas, elaboradas por niños de los talleres de tejido y cerámica, expuestas para la venta en el Museo de Antioquia y el Museo de Arte Moderno.

El programa de lectura y escritura es orientado por el director de la Biblioteca, el poeta y educador Javier Naranjo, autor del bello libro “Casa de las estrellas”, fruto de su trabajo con niños como docente en distintas escuelas rurales del oriente antioqueño, que ahora replica por todo el país bajo el nombre de “Los niños piensan la paz”, auspiciado por el Banco de la República. En compañía
de otros profesores, Hillis Sepúlveda, joven músico egresado del Conservatorio de la Universidad de Antioquia, se encarga de la iniciación, teoría y ejecución musical.

COLOMBIA: es un partido de fútbol. (Diego Alejandro Giraldo, 8 años)

colombia

cariño

CARIÑO: Amarrar a las personas. (Valentina  Nates, 9 años)

Conocer a Colombia para amarla es un proyecto educativo que desde el año 2000 ha llevado a más de tres mil niños campesinos a conocer el mar. Otros programas impartidos en el Laboratorio del Espíritu corresponden a investigación científica, con el proyecto del mariposario (inscrito en la Red nacional e internacional de semilleros de investigación, una de cuyas jóvenes integrantes estuvo el año pasado en Ankara, Turquía, representando a Latinoamérica); tecnologías de la información y la comunicación; seguridad alimentaria; talleres de cerámica, tejido, cocina y manipulación de alimentos, cuyos participantes son certificados para el trabajo por el Sena.  Aparte de recursos provenientes del propio peculio de su fundadora, ayuda al sostenimiento de esta obra las fundaciones Fraternidad Medellín, Sofía Pérez de Soto, Celsia, Multiestudio, Éxito, Yamaha, Orquesta Sinfónica de Antioquia, Conconcreto, EPM; además del Banco de la República, la artista Catalina Estrada, el arquitecto Juan Manuel Peláez, entre otros. El promedio de visitas a la Biblioteca Laboratorio del Espíritu, que también es un ejemplar laboratorio de paz, oscila entre 2800 y 3000 personas al mes..

CARMEN DE VIBORAL O EL RENACER DE LA CERÁMICA

Algunos años atrás, debido en buena parte a la proliferación y bajos precios de los productos chinos hechos en serie, la fabricación de las finas cerámicas artesanales de El Carmen de Viboral pasó por una preocupante crisis, de la que ahora emerge gracias a la fe y el trabajo mancomunado de personas como el italiano Romano Rampini y Nelson Zuluaga, que crearon una sociedad entre las fábricas locales Cerámicas Renacer y Cerámica Nacional, y Cerámicas Rampini, de Italia, que aportó la técnica del sobre esmalte o mayólica, propia de la decoración tradicional de la cerámica toscana. Hoy, esta unión empresarial es una fuente de trabajo para las personas del municipio, especialmente madres cabeza de familia.

viboral1

1. Detalle Calle de la Cerámica   2. El artista José Ignacio Vélez. Fotografías: Cámara Lúcida

viboral2

3. Detalle de la producción artesanal del grupo Cerámicas Renacer. Fotografías: Cámara Lúcida

Uno de los mejores colaboradores de Renacer es el artista José Ignacio Vélez, quien brinda capacitación a las mujeres del municipio en la pintura de diseños en loza, tales como “Memoria cultural”, basados en figuras y trazos precolombinos; o creaciones más contemporáneas, a partir de las obras del pintor neerlandés Mondrian.

José Ignacio Vélez es el inspirador de la Calle de la Cerámica de El Carmen de Viboral, que se ha convertido en atractivo turístico del lugar, además de otra muestra de la recuperación y apropiación de la cultura cerámica carmelitana. Con mosaicos realizados
con retal de cerámica, se le ha dado otra cara a esta vía. En palabras del artista, se trata de utilizar la arquitectura como una experiencia sanadora y amorosa del espacio, para que la “calle sea el paisaje de la casa”, es decir, para que cuando se mire por la ventana, los ojos se topen con la fachada de enfrente y encuentren en ella algo bello de ver.

guatape

GUATAPÉ, LA SUIZA ANTIOQUEÑA, UNA EXPLOSIÓN DE COLORES

Fotografías y texto: Colaboración de Juan Carlos Mazo Si quiere un lugar que reúna la tradición paisa, los deportes, la exuberancia del paisaje y la hermosura en cada calle, entonces Guatapé es su destino. Ubicado en el Oriente antioqueño a 79 kilómetros de Medellín, este municipio fundado en 1811 es hoy uno de los sitios turísticos preferidos de Antioquia por la variedad de opciones para hacer, la belleza de sus paisajes y la atención de sus gentes.

Al llegar se encuentra con la gran Piedra del Peñol, un monolito de 200 metros de altura y 100 de circunferencia sobre la cual se han tejido múltiples historias que hasta la relacionan con leyendas extraterrestres, pero lo cierto es que se trata de una roca de origen volcánico. Fue a principios del siglo XX cuando en una zona netamente agrícola Luis Eduardo Villegas, como buen paisa ingenioso y negociante, vio el potencial turístico que tenía la gran roca y hasta contra la Iglesia de la época, se dio a la tarea de ser el primero en escalarla en 1954.

Luego le puso rudimentarias escaleras para que más personas pudieran ascender y hoy es el mirador por excelencia de todo el embalse de Guatapé. Allí puede escalar sus más de 600 escalones y tener una vista sinigual de la Suiza antioqueña. Si tiene la fortuna de vivir un atardecer en esta cima verá todo un contraste de arreboles y nubes entre grises y negras que se reflejan en el agua. También encontrará un restaurante con delicias de la zona para disfrutar antes de emprender de nuevo su descenso. Pero esta es sólo una de las atracciones que puede encontrar.

Al acercarse más a la cabecera municipal se encuentra con los embarcaderos que hablan de la gran actividad náutica en el embalse. Puede hacer desde vela hasta sky o recorrer el embalse en bicicleta acuática, lancha o kayak. Incluso, puede pescar o acampar en una de las playas cercanas. Los lugareños invitan a dar su viaje en lanchas o en barcos más grandes acondicionados como bar, mirador y discoteca, los cuales puede alquilar para fiestas privadas o para recorridos colectivos, tanto en el día como en la noche y con variedad en la duración y el precio. Este embalse que ocupa un espacio de 2.262 hectáreas, tiene mucho para recorrer y conocer de acuerdo con sus gustos. Allí la mejor opción es asesorarse de los proveedores de servicios que atentos le mostrarán la gran variedad de opciones en cuanto a actividades acuáticas se refiere.

Pero el encanto del municipio no para ahí. Este es uno de los lugares más pintorescos de Antioquia y uno de los pueblos más lindos de Colombia gracias a sus cuidadas fachadas. La historia dice que los pobladores de las primeras décadas del siglo pasado, hicieron una serie de zócalos para cuidar las fachadas de las gallinas que picoteaban las rudimentarias construcciones de barro y poco a poco el encanto y cuidado de los zócalos creció y hoy es uno de sus mayores atractivos.

piedra-peñol

Uno de los más lindos municipios del Oriente antioqueño es Guatapé. Este sitio que era de vocación agrícola, tiene una serie de atracciones que hoy lo erigen como uno de los polos turísticos de Antioquia. Su historia, la Piedra del Peñol, el embalse y la tradición de sus hermosos zócalos son apenas algunas de las atracciones que tiene para ofrecer este bello municipio.

Los clásicos zócalos de Guatapé son pintados con colores vivos, inspiran diferentes figuras y hacen que recorrer sus calles sea una actividad llena de hermosas sorpresas para sus ojos.

Rojos, azules, verdes y amarillos fuertes enmarcados en cada fachada y adornadas además con materas colgantes y hermosas flores. Son un encanto para la vista y la estética, que hacen de esta experiencia de recorrer sus calles una de las más sorprendentes para los turistas locales y mucho más para los internacionales.

Es la oportunidad para ver algo único reunido en unas pocas cuadras. Como en todo municipio del Oriente antioqueño también encontrará deliciosos restaurantes típicos de la cocina paisa, con arepas de chócolo, chorizos, bandejas paisas, carnes asadas y variedad de pescados que complementarán su viaje a esta hermosa zona antioqueña.

En los alrededores también encontrará un lugar como el Parque La Culebra, que también circunda el embalse y en el cual puede programar diferentes actividades familiares, con una variada programación mensual que atrae a propios y extraños a mirar proyecciones de cine, realizar actividades acuáticas, picnics y asados entre los pinos gigantes que terminan de darle el encanto a esta zona.

En cuanto a la indumentaria debe estar preparado porque es una zona que le puede ofrecer un calor intenso pero rápidamente baja la temperatura hasta un frío entre 8 y 12 grados. Así que lo mejor es tener ropa todoterreno, además del paraguas porque no está por demás prevenir alguna lluvia momentánea.

Si no tiene mucho tiempo y quiere conocer un municipio típico colombiano con todos sus atractivos, sin duda Guatapé es el destino escogido. Un lugar que encierra la tradición, que acoge a los turistas y les entrega lo más hermoso de la tierra antioqueña.

UurabaRABÁ,TIERRA PROMETIDA SELVA, MAR Y RÍO

Aparte de la insólita belleza de sus paisajes, de la pujanza de su gente y la extraordinaria abundancia de la tierra Urabá es una región rica en las historias olvidadas de la historia: la primera ciudad fundada por los españoles en tierra firme americana fue Santa María la Antigua del Darién, en el actual territorio de Necoclí. Corría el año de 1510, cuando el capitán Alonso de Ojeda levantó el fuerte de San Sebastián de Urabá, a donde también llegó a bordo de una carabela y escondido entre un barril Vasco Núñez de Balboa, acompañado  de su perro Leoncico, huidos de la isla de Santo Domingo ante el acoso de los acreedores. Así es como Balboa desembarca otra vez en el golfo que había recorrido junto a Rodrigo de Bastidas en 1500, apenas ocho años después de la llegada de Colón al nuevo continente, sin imaginar que tres años después habría de descubrir el Océano Pacífico o Mar del Sur.

uraba1

Playas de Arboletes, Antioquia. “Una región de oportunidades que le apuesta al turismo sostenible: la posición geográfica privilegiada del Urabá antioqueño desde las perspectivas geopolítica, social, ambiental, y/o económica,convierte a esta región en ficha clave para el desarrollo de todo el departamento y seguramente de Colombia. La diversidad en flora y fauna de esta región la presentan como candidata para desarrollar sectores económicos basados en la biotecnología, temática que está marcando las tendencias de los mercados internacionales en los últimos años”. (Fuente: Oficina de comunicaciones, Gobernación de Antioquia). Fotografías: Cámara Lúcida

Una vez nombrado alcalde del poblado y ante los fieros ataques indígenas al fuerte de San Sebastián, Balboa recomienda trasladar el sitio hacia el oeste, en la región del Darién, donde sus huestes creían hallar indios más mansos que aquellos de quienes huían. Vano intento: fueron recibidos a punta de flechazos envenenados por nativos todavía más feroces. Finalmente, después de sangrientas batallas y subyugar a los naturales, los españoles fundan Santa María la Antigua del Darién, que se cree fue abandonada hacia el año 1524 y cubierta por la selva hasta la década de los años cincuenta del siglo pasado, cuando el insigne profesor de antropología Graciliano Arcila ubicó e identificó las ruinas de la iglesia de Santa María la Antigua del Darién cerca al corregimiento Tanela, municipio de Unguía, en el departamento del Chocó.

uraba

Iglesia en Turbo, Antioquia.  Fotografías: Cámara Lúcida

Desde un punto de vista general, el Golfo de Urabá se reparte entre los departamentos de Antioquia, Córdoba, Chocó y el Tapón de Darién, en la frontera con Panamá, lo que de por sí lo constituye en una zona geoestratégica privilegiada, en tanto cruce de caminos del océano Atlántico al Pacífico. En la subregión del Urabá antioqueño se conjugan de manera fraterna las culturas paisa y costeña, a lo largo y ancho de sus nueve municipios, distribuidos así: al norte, con bellas costas sobre el Golfo, se ubican Arboletes, San Juan de Urabá, San Pedro de Urabá y Necoclí; en el eje bananero agroindustrial encontramos a Apartadó, Carepa, Chigorodó y Turbo; hacia el sur, en la región de selva húmeda tropical del Atrato medio antioqueño, están Mutatá, Murindó y Vigía del Fuerte.

uraba3

Bananeras en el Urabá Antioqueño. Fotografías: Cámara Lúcida

El desarrollo del Urabá antiqueño comenzó a gestarse a la par de las ideas de progreso del “fabricante de sueños” don Gonzalo Mejía, uno de los más connotados prohombres paisas del siglo pasado quien, junto a don Guillermo Echavarría Misas, fundó la primera compañía que prestó servicios de correo aéreo en América. Gracias al perseverante esfuerzo y visión vanguardista de don Gonzalo, en 1926 se dio comienzo a la construcción de la Carretera al Mar, inaugurada en 1955 luego de no pocas vicisitudes y trabajos suspendidos.

Esta vía cobra hoy vital importancia con el megaproyecto de infraestructura denominado Autopistas de la Prosperidad, que en Antioquia incluye la ampliación y mejoramiento de las troncales a Puerto Berrío, La Pintada – Bolombolo, Caucasia y Urabá, para modernizar la conexión vial entre el departamento y el resto del país.

stafe-antioquiaDE PASEO POR LA HISTORIA EN SANTA FE DE ANTIOQUIA

Desde Medellín se llega a Santa Fe de Antioquia por una carretera de excelentes especificaciones. El recorrido dura poco más de una hora, gracias a la apertura del Túnel de Occidente que horada la montaña en una extensión de casi cinco kilómetros. También llamada la Ciudad Madre, sus iglesias y casas se preservan como testimonio de las construcciones levantadas entre los siglos XVI a XIX. Capital del departamento hasta 1826, fue declarada Monumento Nacional en 1960, como reconocimiento a su patrimonio histórico y arquitectónico.

iglesia-sta-fe

Iglesia de Jesús Nazareno en Santa Fe de Antioquia Fotografías: Cámara Lúcida

Es una de las ciudades con mayores atractivos turísticos de Antioquia, no solo por su pasado colonial intacto, sino por eventos como el Festival de Cine que se realiza cada año a principios de diciembre, dirigido por el cineasta Víctor Gaviria; las Fiestas de los Diablitos, que rematan la temporada decembrina, consideradas las más antiguas de Antioquia; la Semana Santa Mayor, solemnidad que se celebra desde hace más de 350 años; o el festival musical Antioquia le canta a Colombia, homenaje a la música andina que se lleva a cabo en el mes de octubre.

Con su múltiple oferta de hoteles, hosterías y hospedajes para todos los gustos y bolsillos, la ciudad en sí misma también es locación ideal para la filmación de películas y series de televisión de época, como la recordada Casa de las dos palmas, basada en la novela homónima de Manuel Mejía Vallejo-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *