Facebook Twitter Instagram Youtube

Aromas místicos de Jericó

Fotografías: Daniel Bustamante. Cámara Lúcida

Tarso, Betania Jericó… la mirada se entretiene entre inmensos tonos de verde del suroeste antioqueño.

Jericó (3)

Panorámica de Jericó

Enclavado en la extensa geografía cafetera de Colombia y muy presente en la mentalidad de los católicos colombianos, se encuentra Jericó, pueblo que evoca momentos bíblicos y habla de un futuro atado a la religiosidad y al laboreo agrícola. En Jericó han nacido muchos hombres sobresalientes pero sus nombres palidecen ante el de la más renombrada Madre Laura.

Jericó (5)

Iglesia de Jericó

Son muchas las posibilidades para llegar hasta Jericó. La más usual es por la autopista, que de Amagá se resbala hasta Bolombolo, y que luego se va paralela al Cauca, sintiendo la brisa cálida que regalan sus aguas, mientras la mirada contempla las cuadrículas de verde plantadas de cítricos y los hatos ganaderos.

Luego de un ascenso entre cultivos de plátano, café y cardamomo se llega a Jericó. Sobresale su catedral, una inmensa mole de ladrillo y vitrales que domina la plaza principal. Es sencilla y no armoniza con las hermosas construcciones republicanas que la bordean.

Jericó es un regalo a la vista. Y luce bien tenido este pueblo de construcciones soberbias de tejados de barro y paredes de ladrillo o tapia. Parece dispuesto siempre a recibir a visitantes y no sé por qué se tiene la impresión que, muy próximo, le arrebate la primacía a Jardín en cuanto al número de visitantes.

Jericó (4)

Casa de la Madre Laura

Además de su bella arquitectura, la Madre Laura se convierte poco a poco en símbolo de religiosidad y de identidad para una población que parece dejar los olores del café para dejarse llevar por los aromas del misticismo.

Son tantas las razones para querer quedarse en este pueblo patrimonio de fachadas que evocan historias pero que pintan alegría y optimismo: la infraestructura adecuada para recibir gente; su historia, su clima templado, entre otros. Déjese llevar hasta el Jardín Botánico (además de Medellín y Caucasia es el único pueblo que lo tiene en Antioquia) y disfrute totalmente gratis de esta  reserva de flora y fauna en el costado noroccidental del casco urbano. O recorra sus senderos y termine gozando de sus parajes rurales aptos para el ecoturismo o la práctica de deportes extremos como el parapente y el rappel en la vereda el Chuscal.

Jericó (2)

Museo de antropología y artes de Jericó, MAJA

Ahora bien, si todo lo anterior no lo convoca, entonces váyase a alguno de los museos del pueblo. Y en especial visite el nuevo, el MAJA Museo de Antropología y Artes de Jericó Antioquia, un lugar silencioso, ubicado a una cuadra del parque principal. Funciona en una esquinera y vieja casona de tres plantas que ha sido renovada.

Jericó (1)

Museo de antropología y artes de Jericó, MAJA

Poco a poco este espacio se convierte en referente del pueblo. Tiene dos colecciones: Museo Arqueológico del Suroeste, fundado hace 40 años, y el Museo Municipal creado por el Concejo hace 10 años.

Pero no es simplemente una vieja y renovada casona. Este sitio tiene agenda anual de actividades que van desde exposiciones de arqueología, de arte y didácticas; talleres, conciertos, con apoyo de Eafit; video-conciertos, jornadas de acercamiento a los grandes pintores colombianos y cineforos para adultos y para niños. Además, si de casualidad tiene suerte, lo recibe con un café y una sonrisa amable su director, Roberto León Ojalvo, un hombre orgulloso de su pueblo, quien se jubiló como gestor cultural en la Universidad de Antioquia y se vino a disfrutar del pueblo de sus ancestros. La amabilidad de este jericoano también es una gran excusa para querer visitar esta tierra donde están llegando tantos y tan pocos quieren devolverse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *