Facebook Twitter Instagram Youtube

Nariño, tierra de gigantes de fuego

Nariño en medio de sus montañas guarda, casi en secreto, 7 importantes volcanes que engalanan estas tierras al sur del país. Allí, vigilantes se encuentran Doña Juana, el Chile, Cerronegro, Tajumbina, Cumbal, Azufral y el Galeras, que desde lo alto observan el paisaje característico en esta región.

VOLCÁN CUMBAL

Volcanes (21)

Este volcán, ubicado a unos 30 kilómetros de Ipiales, es un destino turístico apetecido por los viajeros que buscan, además de una conexión con la naturaleza, probar una de las delicias gastronómicas de la región: el helado de paila, hecho a base de frutas y cuya preparación requiere una paila hecha en aleación de varios metales, que al contacto con los bloques de hielo y el girar rápido de la misma hace que el jugo de fruta que se vierte en su interior se congele dando la contextura de la populares cremas. Originalmente, para mantener la temperatura de estos bloques de hielo debían envolverlos en hojas de frailejón, sin embargo, en los últimos años debido al peligro de extinción de esta planta y a la pérdida de hielo en la cima, los pobladores de Cumbal han tenido que buscar nuevas maneras de preparar la receta sin poner en riesgo al ecosistema.

Volcanes (3)

En las faldas del volcán se encuentra la laguna de La Bolsa, un gran cuerpo de agua que alberga la popular trucha arcoíris, que se ofrece como plato principal en esta zona. Los guías recomiendan siempre ascender con chaquetas térmicas, botas de montaña, guantes y gorros en temporadas frías, pues las temperaturas pueden bajar hasta los -5 grados centígrados; no obstante, algunas posadas ofrecen hervidos de frutas, preparados con jugos de frutas, preferiblemente ácidas, y aguardiente, que tonifican y brindan un poco de calor a los visitantes.

Para acceder a la cumbre es necesario hacerlo a pie y se requiere el acompañamiento de guías de la región quienes conocen a la perfección los caminos de herradura que conducen hasta la cercanía de los dos cráteres principales, cuyo recorrido demora en promedio 4 horas, por eso se recomienda iniciar el ascenso en las primeras horas de la mañana. Si bien la cima del volcán lanza ocasionalmente fumarolas debido a su ligera actividad, no se han registrado erupciones desde 1926 según el Servicio Geológico Colombiano (SGC).

VOLCÁN GALERASVolcanes (4)

 “Mira, ahí está el Galeras” señala emocionado un turista al bajarse en la terminal de buses de la ciudad de Pasto, ciudad de un poco más de 400.000 habitantes y que se asienta desde hace siglos en la falda del volcán. Desde las calles de la ciudad se divisa con facilidad la inmensa montaña de 4200 metros y que esporádicamente despierta. La última vez que lo hizo fue en 2010, cuando las autoridades departamentales y nacionales encendieron la alerta roja, sin embargo y a pesar del peligro, muchos son los viajeros que se dejan cautivar por esta montaña que vigila desde las alturas a la capital nariñense. Y quizá debido a esa complejidad volcánica existen paraísos terrenales como el Santuario de Flora y Fauna Isla de La Corota, en la laguna de La Cocha, ubicado a 20 kilómetros de Pasto.

Quienes desean pasar un par de días en las cercanías del volcán pueden hospedarse en Pasto, una ciudad acogedora y con una amplia oferta hotelera y gastronómica, que cautiva a los visitantes. El frito pastuso, los quimbolitos, el pan de maíz, el llapingacho y por supuesto el cuy son algunas de las delicias que los turistas pueden disfrutar al pasar por estas tierras, fértiles, coloniales y llenas de historias.

Volcanes (6)

VOLCÁN AZUFRAL 

Volcanes (7)

Con una altura que supera los 4050 metros, este volcán es considerado una reserva natural con tres importantes lagunas: La Negra, La Blanca y La Verde, siendo esta última las más llamativa para los visitantes, quienes quedan hipnotizados por el color de sus aguas verde esmeralda producto de la concentración de azufre que contiene el volcán.

Este complejo vulcanológico se ubica al sur del municipio de Túquerres, a 70 kilómetros de Pasto; muchos turistas ascienden a la cima de la laguna por El Tanque, un camino carreteable de 12 kilómetros en regular estado. Otra de las vías de acceso es saliendo de El Espino, vía al cementerio, cuyo camino está bordeado por una amplia franja de frailejones. En las zonas aledañas al volcán no hay cabañas ni tampoco hospedajes, no obstante algunos viajeros optan por acampar en los alrededores de la laguna, lo cual es permitido si se lleva el equipo necesario para tal actividad, al igual que las prendas aptas para contrarrestar el frío en lo alto de la montaña, un promedio de 8 grados y que en las noches despejadas deja entrever un cielo estrellado Las autoridades ambientales recomiendan un adecuado uso del entorno para proteger las especies que allí habitan.

Hoy en día el Azufral no reporta actividad volcánica, a pesar de que en 2009 se presentó su última erupción que fue catalogada como una erupción freática, es decir que el magma entra en contacto con el suelo o superficies con agua, lo que la evapora rápidamente causando explosiones de vapor, ceniza, agua y piedras. Debido al importante paso de turistas por este ecosistema, la reserva del volcán Azufral se encuentra cerrada temporalmente, tiempo en el que las entidades encargadas de esta reserva en el departamento trabajarán en un plan de gestión ambiental que ayude a mitigar el impacto en el entorno.

Volcanes (8)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *