Facebook Twitter Instagram Youtube

SUCRE TERRITORIO DE TODOS LOS PAISAJES

Escribe: Gustavo Giraldo Giraldo

Tal como lo afirma Isla del Rosario Castro Julio, con esa gracia y desenvuelta sabrosura que caracterizan a las mujeres de Corozal, a Sucre es fácil llegar pero difícil olvidar. Porque el viajero siempre encontrará un destino hecho a la medida de sus expectativas y sueños, ya sea recorriendo sus fértiles sabanas, ricas en cultivos agrícolas y ganadería; visitando pueblos donde pervive la exquisita maestría ancestral de la artesanía zenú; deleitándose en las plácidas playas que se extienden a lo largo del Golfo de Morrosquillo; o contemplando el horizonte desde Sierra Flor, en los Montes de María, hasta donde la vista se pierde entre la bruma que viste los confines de la planicie como las enagüitas de la mañana.

UNA HISTORIA DE 238 AÑOS

Defensor y promotor del folclor, la identidad y las propias raíces entre niños y jóvenes, Julio César Pereira además es un historiador, comunicador y gestor cultural que encarna la memoria viva de su tierra natal. Con su parla a la vez culta y deliciosa, llena de datos precisos y preciosos, narra historias añejas acerca de su amada ciudad: “Alrededor del año 1535, a la llegada de los españoles capitaneados por Pedro de Heredia, en su búsqueda de oro, tierras y gentes que conquistar, Sincelejo era un poblado Zenú donde se erigía el cacicazgo del indígena Sincel, a quien debe su nombre la capital de Sucre. Dos siglos después, el Gobernador de la Provincia de Cartagena decide reordenar los pueblos que se encuentran bajo su jurisdicción, tarea que encarga a Antonio de la Torre y Miranda, quien refunda la ciudad el 21 de noviembre de 1775, respetando la disposición espontánea y el diseño en forma de estrella típicos de un poblado Zenú. Por esta razón, Sincelejo no tiene la clásica cuadrícula fundacional castellana utilizada para el reparto de tierras o distribución de las calles, que aún hoy serpentean como si continuaran la ruta natural elegida por la voluntad testaruda de los burros al evadir obstáculos o arroyos atravesados en el camino”.

Panorámica desde Sierra Flor, Montes de María

Panorámica desde Sierra Flor, Montes de María

CIUDAD DE PUERTAS ABIERTAS A LA CULTURA

Sincelejo es una de las ciudades donde se exhibe por primera vez el cine mudo en Colombia, traído por el cubano Enrique Castellanos Abreu, quien se radica aquí a principios del siglo pasado.  Y en tanto puerta de entrada del arte y la cultura, no es raro encontrar un piano como parte del mobiliario en cualquier casa de esta ciudad profundamente musical: en 1910 ya se importaban estos instrumentos para el almacén de Santos Pérez, afamado y talentoso músico de su época, en cuyo establecimiento también se arreglaban violines y se impartían clases de música.

Por el año de 1850, a bordo de los barcos alemanes que venían a cargar tabaco con destino Bremen, llegan los acordeones a Sincelejo. Los comerciantes germanos los traían consigo para espantar el tedio de las largas travesías. Al llegar los dejaban regados por estas tierras, sembrando a son de ron su música por los poblados y caminos recorridos. Los primeros acordeoneros que registra la memoria en la región son Pedro Alquerque y Leonidas Villamil, cargamuleros de la ruta del tabaco que salía del Carmen de Bolívar y pasaba por Ovejas, Chalán, Colosó, Tolúviejo y Palmito, hasta terminar en Coveñas.

Parque Santander-Sincelejo

Parque Santander-Sincelejo

En ese mundo mítico también aparece la figura emblemática de la hermosa fandanguera Hipólita del Carmen Monterroza Bertel (1871 – 1937), contemporánea de la legendaria María Varilla y mejor conocida como Pola Becté, la mecha que prendía el fandango y que hoy en día es evocada en la magnífica escultura que preside la Plaza Cultural de Majagual. Se cuenta que en cierta ocasión un sacerdote envió a su acólito a reclamarle por qué era mujer de la vida, a lo que Pola Becté respondió: “Ve y dile al padre que si acaso quiere yo sea mujer de la muerte”; respuesta muy de acuerdo con su desparpajo en el actuar, en el decir y en el bailar.

Aunque en su época fue vilipendiada y estigmatizada por su estilo de vida, al pasar el tiempo la bella, espigada y broncínea Hipólita del Carmen Monterroza Bertel se ha convertido en símbolo de la mujer libertaria y sin ataduras, que decide por sí misma cómo vivir y a quién querer.

Monumento a Pola Becté en la Plaza de Majagual

Monumento a Pola Becté en la Plaza de Majagual

SINCELEJO, CAPITAL DE LA SABANA

El Parque Santander, corazón de Sincelejo, es una especie de oficina al aire libre. punto de encuentro y ágora que invita al diálogo, donde confluyen estudiantes, filósofos callejeros, músicos, ganaderos, negociantes, loteros, poetas, pueblerinos, desocupados o personajes encopetados… en fin, gente joven o madura perteneciente a todo estrato y condición humana, compartiendo un espacio que desde siempre ha guardado calidez y cercanía con el pueblo, donde se da el contacto vivo y directo entre las personas: el Parque Santander es el eje del universo donde se mueve y palpita el alma sincelejana.

El moderno Teatro Municipal está ubicado en el centro de Sincelejo. Construido en lo que antes fuera la plaza de mercado, tiene capacidad para 673 espectadores. Esta obra monumental, ejecutada a un costo de 1.700 millones de pesos, fue inaugurada el 5 de Diciembre de 1997 con un concierto de la mezzosoprano colombiana Marta Senn

El moderno Teatro Municipal está ubicado en el centro de Sincelejo. Construido en lo que antes fuera la plaza de mercado,
tiene capacidad para 673 espectadores. Esta obra monumental, ejecutada a un costo de 1.700 millones de pesos, fue inaugurada el 5 de Diciembre de 1997 con un concierto de la mezzosoprano colombiana Marta Senn

Detalle de la iglesia de San Francisco

Detalle de la iglesia de San Francisco

meta9

La casa de Cecilia Vélez de Aycardi, que según ella cuenta con fantasma propio, hace parte de la memoria arquitectónica que se conserva como patrimonio en el centro histórico de Sincelejo. Fue edificada alrededor del año 1895 en mampostería de calicanto y material constructivo adherido con argamasa (mezcla de arena, cal y agua). Se encuentra ubicada en un ángulo del Parque Santander y desde el siglo pasado su balcón ha sido lugar de privilegio para observar las corralejas, amén de los acontecimientos políticos y sociales más importantes ocurridos en la ciudad. La señora Cecilia relata que hasta candidatos presidenciales llegaron a utilizar el balcón como tribuna para arengar al pueblo.

Centro histórico de Sincelejo

Centro histórico de Sincelejo

YA VIENE EL 20 DE ENERO

La Fiesta en Corraleja no es otra cosa que el mismo juego con los toros que realizan en su faena diaria las gentes del campo, llevada a la categoría de espectáculo en medio del sincretismo religioso de las festividades en honor a San Francisco de Asís, patrono de Sincelejo. Manteros, capoteros, sombrilleros y banderilleros criollos llegados de las haciendas y regiones cercanas, son los actores principales de este jolgorio que refleja y reta el espíritu arrojado de sus protagonistas, donde también están presentes la danza, la música y todas las manifestaciones culturales del pueblo sucreño.

Las corralejas comenzaron a celebrarse desde el 3 de octubre de 1845, donde actualmente queda el Parque Santander. Han sido el escenario por excelencia donde se alimenta buena parte del folclor sucreño: en palabras de Julio César Pereira, los Corraleros de Majagual, por ejemplo, son un subproducto del mundo de las corralejas; tal como lo fueron en su tiempo Pedro Alquerque y Leonidas Villamil, fogueados en las curranchas (ranchos) de Pola Becté, benefactora del folclor, de músicos y bailarines que cobijaba en su casa, donde ensayaban conjuntos y practicaban bandas de música a principios del siglo pasado.

¿Quién no recuerda en Colombia “Fiesta en corraleja”? De esta canción, compuesta por Rubén Darío Salcedo (Morroa, Sucre,1946), se han hecho más de ciento diez interpretaciones en cuatro idiomas. Nacida de los cantos de vaquería y grabada por primera vez en los años sesenta, es la banda sonora de los festejos y se ha convertido en el himno jubiloso que entonan los invitados a esta celebración centenaria:

Ya viene el 20 de enero
la fiesta de Sincelejo
los palcos engalanados
la gente espera el ganado.
Esta sí es la fiesta buena
la fiesta en corraleja.
Es la fiesta de la costa
más alegre de Colombia
allá va Esteban Salcedo
en su caballo piquetero.

Corralejas de Sincelejo

Corralejas de Sincelejo

PLAZA CULTURAL DE MAJAGUAL

Es la segunda plaza en importancia dentro del crecimiento urbanístico de Sincelejo y toma su nombre del Pozo de Majagual, abierto en 1870 para prestar sus servicios a la ciudad por más de cien años. La Plaza también fue escenario de las Corralejas desde el año 1943 hasta 1967 y, según los conocedores, esta fue la época dorada de las fiestas. Aquí es cuando se internacionaliza, pues además de la feria ganadera y el juego de los toros, se llevan a cabo programas musicales con grandes orquestas que vienen a amenizar y agregarles alegría a las festividades.

Aquí hicieron presencia memorable conjuntos de la talla de la Billo´s Caracas Boys, el Gran Combo de Puerto Rico o la Orquesta de Lucho Bermúdez. Este mismo espacio también permitió la fusión entre los metales de la banda de música tropical tradicional y el acordeón vallenato, creada por los antológicos Corraleros de Majagual, agrupación de la que formaron parte leyendas de la música colombiana como Alfredo Gutiérrez, Calixto Ochoa, Elíseo Herrera, Lisandro Mesa y Julio Ernesto Estrada “Fruko”, entre otros muchos. En la actualidad, la Plaza es epicentro de la cultura popular en Sincelejo, donde tienen lugar conciertos, desfiles, danzas, representaciones teatrales y toda clase de espectáculos públicos.

La colocación del embaldosado de la tradicional Plaza de Majagual recuerda el trenzado característico del sombrero vueltiao.

La colocación del embaldosado de la tradicional Plaza de Majagual
recuerda el trenzado característico del sombrero vueltiao.

UN PASAJE AL ARTE

Con su pinta de Quijote redivivo post moderno, dueño de la tranquila lucidez que transluce su mirada azul, se deja ver el artista sucreño José Luis Quessep, creador e impulsor del Museo Peatonal del Pueblo. Él mismo nos cuenta el cómo y el porqué de esta idea: “Caminaba un día por el sector del Teatro Municipal de Sincelejo y de repente me fijé en el Pasaje Vitaliano Urzola. Desde hace dieciocho años, cuando abrí el primer Museo Vial de la ciudad en la carretera hacia Tolú, tenía guardadas una serie de obras en mi casa. Al pasar por esta zona vulnerable, aledaña al mercado antiguo donde convergen todos los estratos de la ciudad, supe que había encontrado el lugar apropiado para sacarlas otra vez a la luz. Para mí es algo muy significativo, porque el arte transforma: intento recuperar el entorno que rodea el Teatro Municipal, con la sencillez y cercanía al pueblo que propicia el arte, contando además con el talento y buena voluntad de artistas muy valiosos e importantes de la región que me acompañan en este empeño”.

arte-sucre

Y agrega; “La finalidad del Museo Peatonal no consiste solo en mostrarnos como artistas, sino en acercarnos al pueblo para sensibilizarlo, para que la gente del común sienta que no está abandonada totalmente. Tanto es así, que respondiendo al pedido de un sencillo cargador de bultos del mercado que me preguntaba por Sócrates, sobre una de las paredes del pasaje peatonal escribí un pensamiento de Mahatma Gandhi, que ilumina y nos dispone a la lucha para el bien de todos: Vigila tus pensamientos, porque se convierten en palabras. Vigila tus palabras, porque se convierten en actos. Vigila tus actos, porque se convierten en hábitos. Vigila tus hábitos, porque se convierten en carácter. Vigila tu carácter, porque se convierte en tu destino”.

arte sucre2

Como dato al margen que acerca a la vida y obra de José Luis, conviene anotar que su hermano es el laureado escritor colombiano Giovanni Quessep, reconocido en el mundo literario como uno de los poetas vivos más importantes de Latinoamérica.

José Luis Quessep y obras de arte en el Museo Peatonal del pueblo.

José Luis Quessep y obras de arte en el Museo Peatonal del pueblo.

CORREDOR TURÍSTICO Y ARTESANAL

Sampués está ubicado a 17 kilómetros de Sincelejo, sobre la carretera troncal de occidente, que une el municipio con la Costa Atlántica y las principales ciudades del país. Su nombre deriva de One Sampuí, cacique indígena que gobernaba el lugar a la llegada de los españoles a finales del siglo XVI. En una línea continua que se extiende a lo largo de dos kilómetros, a lado y lado de la vía troncal los visitantes pueden recorrer el renombrado corredor artesanal, donde encuentran todo tipo de artesanías primorosamente elaboradas en madera, cuero, caña flecha, cerámica o telares verticales. Entreverada con los locales de artesanías, también se encuentra una serie de restaurantes para disfrutar la gastronomía típica de la región, que ofrece manjares derivados de la yuca, el queso, el suero o el ajonjolí; además de los bollos de maíz, el sancocho de gallina, los pescados de río y ciénaga. De acuerdo con Enorbe Córdoba, amable y diligente Asesor de Cultura y Turismo, el 98% de la población pertenece a la etnia Zenú, dentro de la cual los artesanos, en su mayoría empíricos y autodidactos, son los guardianes de un saber heredado de su cultura ancestral.

De esta raíz provienen la utilización de la caña flecha para fabricar el sombrero vueltiao, hoy elevado a Símbolo Cultural de la Nación; los telares verticales, con los que los indígenas hacían chinchorros y hamacas; el cuero para la fabricación de abarcas y prendas de vestir; y la madera para armar casas y fabricar botes.

Sampués es considerado uno de los primeros municipios productores de artesanías en el país, con mercado en el nivel nacional e internacional: de ello dan fe los cerca de 400 negocios y 6000 familias que viven de esta actividad.

Del 21 al 26 de diciembre se celebra la Feria y Reinado Nacional del Sombrero Vueltiao, homenaje a uno de los productos bandera de su espléndida artesanía. En este evento, artesanos locales y venidos de otros municipios de Sucre, Córdoba y Bolívar, tienen una gran vitrina para exhibir y vender sus productos, reafirmando a Sampués como epicentro artesanal de la región Caribe colombiana.

monumento-sucre

Monumento al Sombrero Vueltiao. Sampués

César Martínez en su taller

César Martínez en su taller

UNA TRADICIÓN MILENARIA

Como digno y sabio exponente de su raza Zenú, de la que heredó recónditos arcanos para la perfecta manufactura del sombrero vueltiao, César Martínez es dueño la índole tranquila y el don apacible de los hombres que trabajan con las manos. Desde su taller en Sampués, donde también ejerce como pintor autodidacto, cuenta que “El primer sombrero se hizo hace miles de años y ha evolucionado a través del tiempo: comenzó con el sombrero de un tono, luego el dos tonos, hasta llegar a descubrir y plasmar en el sombrero los acontecimientos religiosos de la cultura Zenú. El sombrero vueltiao encierra una gran ciencia, una especie de escritura cifrada y un sello exclusivo que identificaba a cada familia, con los que se transmitían mensajes y se resaltaban figuras totémicas dibujadas en las pintas del sombrero”.

“(…)El sombrero vueltiao encierra una gran ciencia, una especie de escritura cifrada y un sello exclusivo que identificaba a cada familia…”

Y continúa contándonos César Martínez: “La caña flecha, materia prima para el sombrero, es una planta silvestre que se consigue en los campos y orillas de los ríos, y tiene tres calidades: criolla, martinera y costera. El proceso comienza con el corte y luego vienen el despaje, el raspado, el ripiado y el tinturado natural en barro que dura una semana. Una vez seco el barro, se procede al cocido con una planta llamada limpiadiente o bija; después se mete otra vez al barro, a los dos días se saca y se cocina de nuevo con la bija hasta obtener una fibra totalmente negra. La fibra más clara o beige se deja al natural y solo se lava con una planta llamada caña agria o con limón para blanquearla”.

Acerca de los números (11, 15, 19, 21, 27) para denominar el sombrero vueltiao, César nos ilustra: “estos números consisten en la cantidad de pares de la trenza, no en el número de vueltas: mientras más pares de trenzas tenga el sombrero, más elevado su precio porque es más difícil elaborarlo, por ejemplo, el número 21 es el más cotizado. En la hechura de cada trenza  están involucradas cinco familias: la que produce la caña flecha, la que se dedica a cortar y a ripiar, la que hace el proceso de secamiento, la que realiza el tinturado y finalmente la que hace la trenza, en una cadena que llega hasta mi taller donde la convertimos en sombreros, bolsos y toda clase de accesorios. Y solamente aquí son cuarenta familias que se benefician de la caña flecha y la producción del sombrero vueltiao”.

COROZAL, LA PERLA DE LA SABANA

Situada a 15 kilómetros de Sincelejo, es la segunda ciudad del departamento. Son patrimonio arquitectónico la iglesia de San José, sus bellas y espaciosas casas de estilo neo clásico y republicano, algunas de ellas construidas en torno a la plaza central, entre las que se destacan la Casa Viverana, la casa de la familia Martelo y la Casa Rosada, estas dos últimas utilizadas como locaciones donde se grabó la telenovela “Las Juanas”. Con muy buenas vías de acceso terrestre, una amplia oferta hotelera y deliciosa gastronomía local, Corozal también cuenta con el moderno aeropuerto Las Brujas, que sirve a toda la región sabanera del departamento y a donde llega Satena desde Bogotá los días lunes, miércoles y viernes.

corozal1 corozal

Casas neo republicanas en corozal

Casas neo republicanas en corozal

MUJERES ENTRELAZADAS AL TEJIDO DE LA VIDA

Situado en la región de los Montes de María y colindante con Corozal, además de ser el lugar donde se celebra el famoso Festival Nacional del Pito Atravesao, Morroa es reconocido como el telar cultural de la sabana, notable por la excelencia  y belleza superlativa de las hamacas y tejidos hechos a la manera ancestral de los Zenúes. Doris Amaya y Anilis Mesa son alma y nervio de la Asociación de Artesanos de Morroa, conformada por la Casa de la Hamaca, Artesum y Asoarmorroa, un emprendimiento jalonado por las mujeres del municipio que, como lo atestigua Anilis Mesa, han logrado que el trabajo de telar vertical en hilo de algodón trascienda fronteras: “En el año 2011, junto con cien saberes de Colombia en cultura, gastronomía y artesanías, participé en el Festival Smithsonian de Washington, a donde llevé mi telar para mostrar de principio a fin cómo se hace una hamaca”.

mujeres

Y sigue contando Anilis: “Este año estuve en los Juegos Mundiales de Cali y en República Dominicana, donde dejé mi pueblo muy en alto, llevando por allá nuestra cultura y nuestro saber”. Por eso mismo, cuando alguien compra una artesanía hecha en Morroa, también está apoyando a mujeres y familias que luchan por salir adelante, mientras tejen hilo por hilo la trama y la urdimbre de un mejor destino para sus vidas.

tejedores

Grupo de tejedores. Anilis Mesa teje con la técnica de macramé

En Sucre es impajaritable visitar las cavernas del municipio de Toluviejo, a solo 17 kilómetros de Sincelejo y muy cerca al balneario de Tolú. Situadas en la Serranía de San Jerónimo, son formaciones de piedra caliza que datan del mioceno y plioceno en la era terciaria. Su origen se debe a levantamientos geológicos y movimientos de la placa tectónica de la tierra, que ocasionaron la retirada del mar hacia la actual línea costera. Clara, Caimán, la Iglesia, las Mercedes, Cáñamo y la Mansión, son los nombres de algunas de las cavernas ubicadas en la propia zona urbana del municipio.

cavernas

 126 KILÓMETROS DE PLAYAS PARA CONOCER

El Golfo de Morrosquillo, de aguas cálidas los 365 días del año, es el destino ecoturístico de sol, playa y naturaleza del departamento de Sucre. En este paradisíaco lugar lleva a cabo su trabajo la Asociación de Empresarios Turísticos del Golfo de Morrosquillo, Asetur GM. “Desde hace tres años, en la Asociación estamos trabajando de la mano con empresarios  autoridades locales en un proyecto ambicioso que en primera instancia tiene como objetivo mejorar el saneamiento básico y los servicios públicos, la infraestructura alrededor de los atractivos turísticos naturales para hacerlos mucho más competitivos, además de la seguridad para los visitantes y sus familias”, afirma el ciudadano colombo-peruano Carlos Miranda, enamorado de esta región desde su llegada hace más de treinta años, quien se desempeña como Director Ejecutivo de Asetur, la ONG que aglutina toda la cadena productiva del turismo: supermercados, hoteles, agencias de viajes, restaurantes, droguerías, clubes náuticos, etc.

Y agrega el santandereano Héctor Conde, Presidente de Asetur: ”El gremio nació de la necesidad de construir destino con calidad en la región, por lo que ahora estamos fortaleciendo la cultura asociativa, combatiendo la informalidad mediante la exigencia del Certificado nacional de turismo para pertenecer a la Asociación y estimulando la certificación de hoteles en la Norma ISO 6000. Asimismo, realizamos convenios interinstitucionales con el Sena y su Escuela Gastronómica y Turística, con la Policía Nacional para optimizar la seguridad, con Electricaribe para que el servicio de energía sea constante, y con la Cámara de Comercio, socio estratégico fundamental para el logro de objetivos comunes”.

playas

Tolú, Sucre

playas3ç

Tolú, Sucre

ESCUELA DE GASTRONOMÍA Y TURISMO

El Sena, regional Sucre, desde hace siete años promueve la formación y capacitación turística en la región. Gloria Arsanios, líder de la Escuela de Gastronomía y Turismo del Golfo de Morrosquillo, explica en qué consiste esta obra: “Trabajamos en el rescate, promoción y difusión de la gastronomía ancestral y tradicional de Sucre y regiones aledañas; en la formulación de rutas turísticas para ampliar la oferta existente; en la creación de clubes o productos turísticos para hacer más atractivo el destino en el que estamos; y en el desarrollo de la escuela de actividades náuticas recreativas y turísticas. La Escuela Gastronómica y Turística ofrece formación en cocina, mesa, bar, administración hotelera, guianza, técnica en electricidad, motobombas y electrobombas, y en todo lo necesario para la cadena productiva del turismo”.

gastronomia

Dentro de la gastronomía local figuran productos de tierra, mar y río, con una variedad y riqueza derivadas de las culturas negra, indígena y árabe. Entre ellos, destaca Gloria Arsanios los buñuelos con raya o fritos de envuelto de maíz con raya de mar; el guate o guiso de cangrejo; el arroz con coco; las panelitas y bollitos de coco; el dulce de ajonjolí; los frutos del mar, como las cazuelas y arroces con mariscos; las diversas preparaciones de pescados como sierra, pargo rojo, sábalo y róbalo. “Si nos vamos a la sabana, encontramos el rico mote de queso; las ensaladas de habichuela o de berenjena; el suero y toda clase de amasijos y bollos de maíz o plátano. En cuanto a jugos y frutas de la región, tenemos mamoncillo, ciruela y cereza criollas, icaco, corozo, mango, tamarindo, carambolo, guinda, etc”.

covenas

TURISMO SOSTENIBLE EN COVEÑAS

Con el fin de lograr la certificación internacional en calidad de servicios, calidad de aguas y calidad de arenas, desde la Alcaldía de Coveñas se impulsa el plan Competitividad turística de las playas, cuyo asesor es el arquitecto Sergio Enrique Vargas: “El elemento motivador de este programa es la naturaleza, el mar y los trece kilómetros de playas que tenemos, las más extensas del Golfo de Morrosquillo. Con una inversión de quince mil millones, actualmente se avanza en la recuperación de una franja costera de un kilómetro en Coveñas y otro en Tolú, en cooperación con este último municipio. Se trabaja intensamente en el ordenamiento del territorio, dentro de un proyecto aprobado por Fontur para seis playas en el Pacífico y el Atlántico, entre las que se comprenden las de Coveñas”.

Este ordenamiento consiste en preservar la sostenibilidad, así como generar y zonificar los usos y servicios que deben tener las playas para incrementar su competitividad, incluyendo a todas las personas que las disfrutan o se benefician de ellas. Asimismo, “se hace un trabajo fuerte con las asociaciones de vendedores ambulantes y estacionarios en capacitación de servicio al cliente y cultura ciudadana, comprometiéndolos con el cambio que lleva a cabo el municipio. Se les ha dotado de un carné, en cuya parte posterior aparece un código QR que remite a la página web de turismo de la Alcaldía, para que el turista pueda verificar si están acreditados en el listado oficial de vendedores”.

Recuperación de playas en Coveñas

Recuperación de playas en Coveñas

Coveñas, Sucre

Coveñas, Sucre

CIÉNAGA DE LA CAIMANERA

Como técnico en Guianza turística egresado del Sena, Nicolás Teherán es experto en realizar recorridos en su bote de remos por la Ciénaga de la Caimanera, reino del manglar y sala cuna de peces y mariscos en Coveñas. “Aquí existen tres tipos de mangle: el rojo, el blanco y el negro, y se aprecian diferentes clases de cangrejos y aves como ibis, cormorán, garza real, garza blanca, garza azul y águila pescadora. Se pueden pescar mojarras, róbalo, sábalo, congos, lebranches, meros, barbudos, anchoas, ostras, caracoles, mejillones y pare de contar”, dice Nicolás con una sonrisa de oreja a oreja. En medio de la ciénaga está la Casa flotante, donde los visitantes degustan cocteles de mariscos frescos y calman su sed con refrescos o cerveza fríos.

cienaga

Ciénaga de la Caimanera

cienaga1

A una hora en lancha desde Tolú se encuentra el archipiélago de San Bernardo, compuesto por diez islas, entre las que se destacan Múcura, Palma, Tintipán y Santa Cruz del Islote. El archipiélago cuenta con excelentes hoteles, magníficas playas y una increíble barrera coralina donde los amantes del buceo pueden apreciar infinidad de especies en su ecosistema marino.

A una hora en lancha desde Tolú se encuentra el archipiélago de San Bernardo, compuesto por diez islas, entre las que se
destacan Múcura, Palma, Tintipán y Santa Cruz del Islote. El archipiélago cuenta con excelentes hoteles, magníficas playas y una increíble barrera coralina donde los amantes del buceo pueden apreciar infinidad de especies en su ecosistema marino.

Como si el paisaje natural diera forma a su espíritu y carácter igualmente abiertos, los sucreños son francos y ocurrentes: siempre están dispuestos a recibir a los visitantes con su encantadora sobredosis de amabilidad y calor humano, repletos de alegría, ingenio y sorprendente sentido del humor que saben contagiar en permanentes ondas expansivas: ¡no espere un día más para venir a comprobarlo usted mismo en Sucre, un pasaje al territorio donde se viven todos los paisajes!

AGRADECIMIENTOS

Gobernación de Sucre.
Secretaría de Desarrollo de Sucre.
Alcaldías de Sincelejo, Sampués, Morroa,
Corozal, Toluviejo, Tolú y Coveñas.
Escuela Gastronómica y Turística del Golfo de Morrosquillo.
Hotel La Mansión (Tolú).
Hotel Playamar (Tolú).
Hotel Restaurante Casa del Mar (Tolú).
AseturGM.
Cabañas Merlynda (Coveñas).
Ángela María Díaz.
Héctor Conde.
Carlos Miranda.
Julio César Pereira.
Enorbe Córdoba.
César Martínez.
Nicolás Teherán.
Sergio Enrique Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *