Facebook Twitter Instagram Youtube

Volcanes de lodo, una opción de viaje

A diferencia de las formaciones volcánicas de las que emergen grandes montañas humeantes, existe otro tipo de volcán relacionado con la emanación de gases producto de los yacimientos de petróleo. Estos volcanes son conocidos como volcanes de lodo y pueden verse con mayor frecuencia en naciones productoras del mineral como Colombia, Venezuela, Rumania, algunos países petroleros de Asia y en los alrededores del Mar Caspio.

En el país, muchos de estos volcanes son visitados por turistas quienes se zambullen en sus cráteres para tomar baños medicinales que prometen curar todo tipo de mal. La mayoría de estos volcanes, cerca de 120, se ubican en la costa norte del país donde las alturas de estas formaciones no sobrepasan los 20 metros.

VOLCÁN DEL TOTUMO

Volcanes (18)

Sumergidos hasta el cuello, los turistas que se sumergen en un baño de lodo en el volcán aseguran que tiene efectos relajantes en ellos y que además es muy bueno para la salud, no en vano cada año excursionistas de todo el país se lanzan a este cráter para recibir un pequeño tratamiento natural. Este volcán de lodo, ubicado en el municipio de Santa Catalina en Bolívar, tiene una elevación aproximada de 15 metros y para acceder a su cima se sube por una improvisada escalera de madera. Una vez en la cumbre, los bañistas se tiran al lodo de textura suave y cálida.

Sin embargo, el Caribe tiene su magia, por ende, después de tomar el baño de lodo, algunos visitantes deciden visitan la Ciénaga del Totumo para bañarse en sus aguas y culminar así un excelente viaje por las costas del país.

Para acceder a esta perla caribeña basta con tomar la vía al mar o la autopista paralela al mar que conecta a Cartagena con Barranquilla; una vez en el complejo turístico del volcán los habitantes de la zona ofrecen comida, suvenires y otros productos a los foráneos, eso sí, se recomienda siempre el uso de traje de baño y zapatos antideslizantes para evitar accidentes en los alrededores de cráter lodoso.

VOLCÁN DE ARBOLETES

Mesa de trabajo 3 copia 32

Con una vista envidiable, con el mar Caribe a sus pies y el río Mutatá recorriendo el paisaje, se encuentra el volcán de Arboletes, en el municipio antioqueño que lleva su nombre, otra pequeña montaña en cuya cima se empoza una enorme piscina de lodo que atrae la mirada de los visitantes.

Al igual que en su homólogo, el del Totumo, quienes se sumergen en la cumbre del volcán buscan en su lodo propiedades curativas para males relacionados con la piel y las articulaciones. Una vez el tratamiento y el divertimento finalizan, los turistas pueden tomar un baño para retirar el lodo en un par de duchas, o si lo prefieren, pueden hacerlo directamente en el mar Caribe que baña las playas en el golfo de Urabá.

Llegar a esta especie de spa natural es muy sencillo. Desde Medellín se toma la vía a Urabá hasta Arboletes, en donde muy cerca al casco urbano se encuentra esta maravilla natural. Sin embargo, las autoridades locales han mostrado preocupación por la erosión que se presenta en la zona, lo que pone en riesgo la vida de este volcán de lodo tan apetecido por los visitantes.

En cada región del país, en cada cadena montañosa que atraviesa el territorio nacional, se encuentran diversos complejos volcánicos que alimentan al ecosistema, que nutren sus fuentes hídricas y que en sus cimas respiran profundamente para decirnos que el planeta está vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *