Facebook Twitter Instagram Youtube

Volcanes nevados en el Parque Nacional Natural de los Nevados

Las faldas de sus montañas son memorables por sus paisajes que llevan al hombro el verdadero sabor del café colombiano. Allí, inmersos en este paisaje, se encuentran cerca de volcanes, nevados y lagunas que dan cuenta de la evolución milenaria en esta tierra fértil y productiva. Nevado del Ruiz, de Santa Isabel y el del Tolima hacen parte de este complejo o parque volcánico, cuya creación busca la conservación de tres de los glaciares que existen en la cordillera central. Allí los visitantes tienen la posibilidad de ver un rico ecosistema de páramo, superpáramo, humedales altoandinos y bosques andinos que son el refugio de diversas especies en la zona.

NEVADO DEL RUÍZ

Volcanes (11)

En las alturas, a 5300 metros, se encuentra la cima del Nevado del Ruiz un destino mágico en pleno corazón del Eje Cafetero. Para acceder al nevado es necesario tomar la vía que de Manizales conduce a Bogotá, más adelante en el sector conocido como el 8 o La Esperanza se toma un desvío hacia la población de Murillo, que conecta con un camino carreteable hacia Las Brisas cuyo trayecto conduce hasta el borde de nieve. Quienes ingresan al parque deben pagar la entrada que contribuirá al mantenimiento y recuperación del lugar. Una vez dentro se debe contar con un guía que acompañe el recorrido y brinde la información necesaria para la preservación de este amplio ecosistema.

Quienes visitan el nevado pueden disfrutar también de fuentes termales, fumarolas, rutas para escaladores en hielo, refugios, miradores y una amplia infraestructura turística. Los guías recomiendan siempre usar ropa para conservar el calor y protegerse de la humedad, además es importante el uso de gafas con alto factor UV debido a que en la altura los rayos del sol con el reflejo en la nieve pueden ser dañinos para los ojos, y la piel debe cuidarse con protectores solares para evitar cualquier posible lesión por la exposición al sol y al viento frío. Durante el recorrido es vital siempre acatar las normas del parque y las recomendaciones del guía para evitar hechos que lamentar.

Este volcán es el segundo más activo de Colombia y uno de los más monitoreados por el SGC. En 2012 tuvo una reactivación sísmica que alertó no solo a las instituciones nacionales y locales sino a la comunidad, las que desde finales de los 80 cuentan con sistemas de alerta temprana para evitar tragedias similares a la de Armero en 1985.

VOLCÁN NEVADO DE SANTA ISABEL

Volcanes (12)

Este nevado, que en sus remotos orígenes fue un volcán, pertenece al Parque Nacional Natural Los Nevados y hoy es un destino predilecto para los caminantes de poca experiencia técnica, debido a su relativa facilidad de escalada. Quienes pisan este territorio contemplan el bello paisaje compuesto de lagunas, charcos y una vegetación rica en frailejones y otras especies endémicas.

Para disfrutar esta maravilla natural es indispensable contar con un equipo adecuado para el ascenso de montaña, pues conforme se avanza, las temperaturas bajan y pueden ocasionar mareos y dificultad al respirar en los viajeros. Es importante contar con la ayuda de un guía que conozca el recorrido para orientar el trayecto, y sobretodo tramitar el ingreso al Parque, que incluye una charla por parte de los funcionarios de dicha institución.

Durante la caminata se puede observar la belleza de la laguna del Otún, y cuyas aguas provienen del deshielo del mismo nevado.

Este nevado también conocido como Poleka Kasue -Princesa de las nieves-, nombrado así por los indígenas quimbaya que habitaban la zona, tiene una altura promedio de 4900 metros y debido a sus orígenes volcánicos cuenta con domos o pequeños arcos cubiertos de nieve que pintan el paisaje contrastando con el azul del cielo en días despejados; por desgracia y debido a su baja altura, este es uno de los nevados que tiende a desaparecer a causa del cambio climático.

NEVADO DEL TOLIMA

Volcanes (13)Tomando la vía que comunica a Ibagué con el sector de El Silencio, pasando por los corregimientos de Restrepo, Pastales y Juntas se desprenden varios caminos que conducen a las faldas y posteriormente a la cima del Volcán Nevado del Tolima, una magnífica montaña en forma de cono que se ha convertido en un destino predilecto para los visitantes de esta zona del país.

La cumbre del volcán, que se ubica a 5.220 metros, es un atractivo para los turistas quienes durante el recorrido ven con asombro cómo de la montaña brotan las aguas de los ríos Totare y Combeima, dos importantes afluentes del río Coello, que a su vez nutre las aguas del río Magdalena.

Si bien la última erupción de este volcán fue en 1943, el Observatorio Vulcanológico de Manizales lo cataloga como un “volcán activo de comportamiento estable”.

Volcanes (10)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *