Facebook Twitter Instagram Youtube

8 DE MARZO: MÁS QUE EL DÍA DE LA MUJER DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DE LA MUJER

Escribe: Lyda Cárdenas

Resulta fácil para muchas mujeres hoy afirmar con orgullo que han hecho carreras brillantes, que son exitosas, que transitan por el mundo sin problemas, que son autónomas y que jamás han sentido el peso de ningún tipo de discriminación.

Mujeres que miran con cierto desprecio a aquellas que persistimos en el empeño de defender la idea de la equidad de género y de reivindicar los derechos de las mujeres. Y les resulta fácil porque antes de ellas, miles y miles de mujeres a lo largo y ancho del mundo, se han movilizado y luchado con ahínco han dado sus vidas y sufrido todo tipo de vejaciones, por conquistar aquello que hoy parece “normal”: el derecho al voto, al trabajo, a la igualdad de oportunidades.

Es por esto que el 8 de marzo no hay que verlo simplemente como “el día de la mujer”, no. En esta fecha se conmemora en todo el mundo “el día internacional de los derechos de la mujer”. Y no es una celebración cualquiera.

El 8 de marzo fue seleccionado para esta celebración como un homenaje a 126 mujeres que murieron calcinadas en un incendio el año de 1908 en Nueva York. Fue una muerte horrible y tiene un contexto muy importante. Se trataba de un grupo de obreras de una fábrica textil (Cotton se llamaba) que se habían declarado en huelga reclamando mejores condiciones de trabajo y tanto salarios como jornadas dignas.

Ante la ausencia de respuesta decidieron ese 8 de marzo tomarse la fábrica, pero no contaban con la perversidad del propietario, quien no sólo decidió cerrarla con candados una vez ellas entraron, sino que además le prendió fuego a las instalaciones. Fue un acto criminal, una masacre.

En 1910, la activista alemana Clara Zetkin propuso en el marco del Congreso Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague, Dinamarca, que se acogiera la fecha del 8 de marzo como el Día internacional de los Derechos de las Mujeres. La propuesta fue aprobada y al año siguiente, la celebración se hizo realidad no sólo en Dinamarca sino también en Alemania, Austria y Suiza. Las mujeres de esos países salieron a las calles a reclamar igualdad de oportunidades para ejercer cargos públicos, el derecho al trabajo, el derecho al voto.

mama1
Fue solo en 1977 (¡sesenta y siete años después!) que la Asamblea de las Naciones Unidas votó la adopción de esta fecha formalmente, de manera tal que todos los países miembros de la ONU celebran el 8 de marzo como el Día Internacional de los Derechos de la Mujer.

Estas reivindicaciones por la equidad de género tienen hoy toda la vigencia. Aunque cada vez se abren más espacios, las brechas permanecen. Las mujeres reciben hoy salarios inferiores a los que reciben los hombres en iguales cargos, los porcentajes de mujeres en el gobierno y en la alta dirección empresarial siguen siendo muy bajos, los índices de violencias contra las mujeres son impresionantes y las prácticas de discriminación prevalecen.

Es por ello que no debemos dejar banalizar esta celebración y convertirla en una fecha comercial en la que se compran unas flores o se invita a una cena. No. Es necesario que no se pierda el valeroso e importante contenido que tiene
esta fecha especial.

“Estas reivindicaciones por la equidad de género tienen hoy toda la vigencia. Aunque cada vez se abren más espacios, las brechas permanecen…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *