Facebook Twitter Instagram Youtube

Silleteros, 60 años de tradición

Hablar de flores y de silleteros es hablar –vaya obviedad- de las silletas, esa tradicional forma de transportar ramos de flores; aunque también de llevar legumbres o de llevar leña y más atrás de llevar gente: la silleta ha evolucionado cómo han evolucionado el oficio y el oficiante.

De eso se encarga este libro: resumir sesenta años de colores, olores, texturas hechos flores, hechos silletas, hechos gente; contar sobre esta tradición única en el mundo, razón por la cual son Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación.Cultura (1)

“El proyecto del libro empezó hace 12 años en Viztaz –explica Óscar Botero, fotógrafo y director de esta Fundación- , cuando vimos que los silleteros eran personajes importantes para la vida de Medellín, pero no había casi información sobre ellos”.

Dice Botero que había algunos estudios académicos pero “escritos para académicos”, por lo cual se dieron a la tarea de recoger información. Entonces, contactaron expertos y con la Corporación de Silleteros de ese tiempo, accedieron a imágenes y luego hicieron una convocatoria para que les prestaran fotografías de desfiles. Con eso desarrollaron el libro de los 50 años. Ahora lo que hicieron fue recoger y actualizar esa información y las fotos.

“Este –aclara- más que un libro es una recuperación de memoria de ciudad. Y es sobre los silleteros, los grandes embajadores antioqueños y colombianos”.Cultura (4)

Gracias a este proyecto, la Fundación recuperó unas 50 mil fotos, entre las que se ven silleteros descalzos recorriendo la ciudad y vendiendo flores y comida; y se ven otras tantas, de coloridas silletas cuando estos “personajes típicos” –como llamaban a los silleteros- se hicieron “artistas y exponentes” de nuestra idiosincrasia antioqueña e iban por las calles de asfalto hirviente en el desfile que se institucionalizó por Acuerdo del Concejo en 1985.

“Hay algo además que hace interesante este libro y es que informa de manera amena todo sobre las modalidades de silletas y la forma como viven los silleteros, sus casas, qué familias las habitan y por qué son Patrimonio Cultural de la Nación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *