Facebook Twitter Instagram Youtube

Andrés Cepeda Cediel: el nombre del éxito

Escribe: Omaira Ríos Ortiz

Con su tercera nominación al Grammy Latino 2016 por su última producción Mil ciudades; su presentación durante el homenaje a Marc Anthony, declarado persona del año de la Academia Latina de la Grabación; y el inicio de su exitosa gira de conciertos Compadres, realizada con su colega y amigo Fonseca, Andrés Cepeda ratifica su corona como el rey de la nueva música romántica colombiana.

Esta gira comenzó a gestarse después del éxito de su participación en un capítulo del programa “A otro Nivel”, de Caracol Televisión, donde hizo una fusión de su canción “Desesperado” con “Vine a buscarte”, de Fonseca. Este programa fue el de mayor rating en la televisión nacional y su video se volvió viral. Motivados por el éxito, hicieron un concierto juntos, con tal acogida que finalmente decidieron organizar una gira de conciertos-fusión con lo mejor de ambos artistas. Así, durante tres horas y media, el vallenato y las rancheras de Fonseca se dan la mano con el rock, los boleros, las baladas y en general el pop romántico que tanto gusta a Cepeda. Sus presentaciones con las dos bandas tocando al tiempo en Bogotá, Cali y Medellín tuvieron total acogida y ya tienen invitaciones para presentarse en 2017 en Estados Unidos, México y Ecuador y por supuesto, otras ciudades en la costa, Eje Cafetero, oriente y sur del país.

SELLO DE GARANTÍA

Cepeda no solo ha demostrado ser un profesional integral de la música: intérprete, compositor y productor, sino un empresario audaz y visionario que ha sabido producir dinero con lo que más le gusta.

El 1990 cuando apenas tenía 17 años integró con sus amigos músicos de adolescencia la banda de rock en español Poligamia, una de las más importantes de Colombia, cuyos temas “Mi generación” y “Desvanecer” son hoy clásicos de este género.

Nueve años después y luego de la disolución del grupo, que coincidió con una dolorosa ruptura amorosa, Andrés se lanzó en solitario con un disco de boleros y baladas en el que desahogó su tristeza con el bolero “Embrujo”, además de los temas “Sé morir” y “Me voy”. En solo tres meses el despecho dio a luz un disco de platino.

En 2001 produjo “El carpintero”, doble disco de platino. En 2002 lo relanzó en vivo y en DVD, producido en el Teatro Colón con el título “Siempre queda una canción”. Le siguieron “Canción Rota”, en 2003, y en 2005 “Para amarte mejor”, producida en el extranjero y con la que obtuvo nuevamente disco de platino.

En 2007 produjo nuevamente “Para amarte mejor”, a la que agregó nuevas canciones. Este trabajo le mereció la primera nominación al Grammy Latino. Posteriormente en 2009, con “Día tras día”, mereció tres nominaciones y es a la fecha su disco más exitoso con disco de oro y platino. Gracias a él le dieron en España el premio de la radio Los 40 principales, como el Mejor artista colombiano de 2009. En él están temas como “Besos usados”, “Enfermedad de ti” y “Día tras día”.

En 2010 lanzó otro CD y DVD en vivo con canciones inéditas con sonidos de jazz.

Logró su primer Grammy Latino en 2012 con su producción Lo mejor que hay en mi vida, que tuvo cuatro nominaciones y nuevamente doble disco de platino.

Mil ciudades, lanzada en el 2015, es su primera producción con Sony Music.

MÚSICA Y MUCHO MÁS

Desde 2013 y hasta la fecha, Cepeda ha sido jurado de las versiones La Voz Colombia, La Voz Kids, Y la Voz Teens, de Caracol Televisión. Es, sin lugar a dudas, uno de los jurados más queridos y respetados, no solo por sus éxitos y su carisma, sino porque es un profesional hecho en el conservatorio.

Como empresario, ha demostrado tener olfato y visión para los negocios con su restaurante Isla Morada en Sopó, tan cotizado que es necesario llamar con semanas de anticipación para obtener reservación.

Este año lanzó su línea de gafas deportivas y medicadas y su libro, recién lanzado en septiembre, “Mil canciones” qué cantarte “Historias de amor”, es el tercero más vendido este año y el primero en obras de no ficción. Sobre estos dos proyectos Andrés comenta entusiasmado: “Hace mucho tiempo quería hacer un cancionero con mis temas que incluyera las partituras y que contara las historias de la canciones y las musas que las inspiraron. Cuando Planeta me lo propuso fue perfecto. La línea de gafas surgió por mi gusto por ellas porque sin gafas yo me siento desnudo. A Elisa se le ocurrió que podríamos crear una línea de gafas y ella se encargó de la comercialización”.

El libro fácil de leer y seguramente un coleccionable para quienes quieran aprender a tocar sus canciones con la guitarra, tiene la delicadeza de contar las historias reservando el nombre de algunas de sus protagonistas.

UN ENAMORADO ESCAMOSO

Cuando habla de Elisa Restrepo, su novia actual, su rostro sonríe más de lo habitual, los ojos le brillan y no disimula lo enamorado que está. Desde 2010 él mismo anunció que estaba enamorado de esta periodista antioqueña. Entonces dijo que era la mujer con la que quería casarse y tener hijos, lo más pronto posible, pero ya han pasado seis años y de aquello, nada… ¿Qué está esperando? “Je je, nosotros ya somos pareja, estamos en un matrimonio, solo falta la ceremonia”. – Ya tiene 43 años. ¿Acaso espera ser abuelo de sus hijos? Vuelve a sonreír y ratifica: “Los hijos vendrán”.

No hay duda de que esta relación la ha tomado muy en serio, pues cuando le preguntamos por lo mejor de su vida no duda en responder: “Mi familia, soy muy cercano a ella: Elisa porque soy muy feliz con ella, la música que es lo que más me gusta, mi colección de guitarras y mi jeep Willis del 59. Todo el mundo  quiere que lo venda y no lo voy a hacer”.

Leyendo su libro y revisando sus entrevistas descubrimos que Andrés ha vivido prácticamente toda su vida enamorado de alguien, y todas sus canciones tienen que ver con algún amor feliz o desafortunado. De hecho, confiesa haber tenido una novia por siete años y con Elisa ya va para lo mismo; aunque con ella parece mostrarse pleno, dichoso y completo, también es cierto que es un amante celoso de su libertad e independencia, tal vez por eso hasta su amigo de adolescencia Gabriel Turbay se atrevió a componerle “Mil ciudades”, una canción donde lo invita a que se case de una vez por todas.

Cepeda es un artista incomparable, un ser humano luminoso, carismático, sencillo y descomplicado, a quien le cuesta trabajo reconocer sus propias cualidades: “Creo que lo mejor de mí es que amo lo que hago, tengo una permanente disposición para ser feliz (de ahí su eterna sonrisa), gozo de buena salud… no sé qué más… soy generoso y cariñoso”.

¿Cariñoso? Definitivamente esa cualidad le brota por los poros y se destila en sus canciones, tal vez por eso es un rey de corazones que enamora a mujeres desde los 20 hasta los 70. ¡Bendita Elisa entre todas las mujeres!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *