Facebook Twitter Instagram Youtube

El reto de la Ministra Natalia Abello Vives

Escribe: Omaira Ríos Ortiz

UNA MINISTRA QUE PLANEA LLEVAR A COLOMBIA AL FUTURO

En el Ministerio de Transporte acaban de acuñar dos palabras para el diccionario: intermodalidad y multimodalidad. Con ellas buscan resumir lo que allí quieren lograr: la titánica tarea de modernizar al país en términos de transporte terrestre, fluvial, marítimo y aéreo.

Al frente de este mega reto de revivir el tren, recuperar la navegabilidad del río Magdalena y construir autopistas para la prosperidad, está la abogada barranquillera Natalia Abello Vives. En septiembre pasado cumplió un año en el ministerio y la revista Volar la invitó a presentar un balance de los proyectos y ejecuciones de su ministerio, que promete llevar a Colombia al futuro.

Al asumir el Ministerio de Transporte hace un año usted tenía dos retos: conseguir la financiación de las 4G y la recuperación del río Magdalena.

¿A la fecha, cuál es el balance de estos dos retos?

Para los dos casos está garantizado. En cuanto a las nuevas autopistas 4G, la figura que se está manejando en la contratación a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), le permite al Gobierno asegurar la construcción de la infraestructura con recursos y deuda 100% del concesionario. En el momento en que la obra esté disponible, las retribuciones al privado se cubren con vigencias futuras y peajes que además deben contemplar la operación y el mantenimiento de la misma.

Sobre la financiación de la recuperación del río Magdalena, el 11 de diciembre del año pasado se firmó el Acta de inicio con una asociación público privada que recuperará el río Magdalena como la principal vía de transporte de carga por medio de obras de encauzamiento y el mantenimiento de un canal navegable. Se intervendrán 908 kilómetros con un costo de 2,5 billones de pesos.
Las obras ya iniciaron desde junio de este año y de esta manera hacemos realidad el sueño de los colombianos de contar con su principal arteria fluvial como integradora del transporte de carga del país. El inicio de las obras permitirá, en diciembre de 2015, contar con los trabajos necesarios entre Barrancabermeja y Barranquilla, en un tramo de 630 km para movilizar convoyes de carga de mínimo 7.200 toneladas, tanto de día como de noche.

Cabe señalar que este contrato por valor de 2.5 billones de pesos permitirá ejecutar obras durante 13 años y medio a lo largo de 908 kilómetros de río grande y en las que se invertirá el 70% del recurso con obras civiles de encauzamiento, obras hidráulicas de colocación de roca y en el tramo de Barrancabermeja – La Dorada, Caldas, en 256 kilómetros. El resto serán tareas de mantenimiento y dragado en Bocas de Ceniza en Barranquilla, en un tramo de 630 kilómetros.

¿Qué son exactamente las 4G, cómo cambiarán el mapa del país y cuál será su importancia en la economía de Colombia?

Las vías 4G, formalmente llamadas de Cuarta Generación (4G), de Concesiones Viales de Colombia, es el proyecto más ambicioso del presidente Juan Manuel Santos, que consiste en un programa de infraestructura vial que plantea la intervención de 7.000 kilómetros de vías, de los cuales más de 1.200 corresponden a dobles calzadas.
Serán 141 túneles, que corresponden 125 km, y 1.300 viaductos que suman 146 km en 40 concesiones. La idea es construir y adecuar las grandes autopistas del país para reducir el atraso que ha tenido Colombia en materia de infraestructura.

El reto de la Ministra (3)Con estas autopistas vamos a ahorrar tiempo y reducir costos de operación tanto para los viajeros como para la carga. A través de una contratación transparente, con una inversión adicional de 47 billones de pesos en las autopistas de cuarta generación, le vamos a cambiar la cara a la movilidad del país. Al final del programa 4G, las nuevas autopistas impactarán directamente 24 departamentos.

Estas autopistas están cambiando el sistema carretero del país de forma definitiva. En el país tenemos 215.988 kilómetros de vías, de los cuales 24.376 están pavimentados y 191.629 sin pavimentar. Esta última cifra se va ir reduciendo a través de los planes que tenemos en ejecución del Instituto Nacional de Vías y de la Agencia Nacional de Infraestructura.

En este momento, entre proyectos a impulsar, están contenidos los que comprenden la primera, segunda y tercera ola de concesiones viales de cuarta generación (4G).

En la primera ola hay 10 proyectos adjudicados por 11.5 billones de pesos y están en etapa de pre construcción que dura un año. La etapa de construcción requerirá aproximadamente cinco años, posteriormente vendrá la fase de operación y mantenimiento. La segunda ola de concesiones contiene proyectos cercanos a los 12 billones de pesos, hay fechas concretas para recepción de propuestas y su respectiva adjudicación.

La tercera ola está en etapa de estructuración. El Ministerio de Hacienda dio vía libre a los proyectos.

A finales de 2016 se comenzarían las obras, que tendrán un año pre operativo. Vamos a tener cinco años, a partir de 2015, para el primer grupo; cinco años a partir de 2016 para el segundo grupo y estamos culminando la organización de la tercera ola de las autopistas, que tiene una inversión aproximada a 13 billones de pesos.

LOS PROYECTOS DE MAR Y AIRE

Mucho hemos oído y visto sobre el gran proyecto vial del gobierno, pero casi no conocemos que se está haciendo por el transporte aéreo y marítimo. Así que quisimos indagar sobre esos dos aspectos.

¿Además de estas dos mega obras, qué otras grandes inversiones se están haciendo en puertos aéreos y marítimos?

El reto de la Ministra (4)Este Gobierno también se ha propuesto modernizar, ampliar y potenciar la infraestructura de cerca de 39 aeródromos en 19 ciudades del territorio nacional, con inversiones que alcanzan los 2.8 billones de pesos. Esta gran revolución aeroportuaria está en marcha y con ella que se dará mayor impulso al desarrollo y crecimiento del país a través de las regiones.

Por El Dorado transita un promedio anual de 27 millones de viajeros y en 2021 serán 40 millones de pasajeros por año, es decir un 148% más de los que hoy transportamos. También incrementaremos las posiciones de parqueo de aviones que pasarán de 37 a 56; optimizaremos los tiempos de conexión y de entrega de equipajes y aumentaremos el área de plataforma y el número de operaciones hora, que pasarán de 50 a 90. Pensando en el futuro del país y en la expansión económica de nuestra capital, adelantaremos la construcción de una nueva terminal aérea para Bogotá que se conocerá como El Dorado 2 y que se ejecutará entre 2017 y 2021, con una inversión estimada en infraestructura de $2 billones.

En la región Caribe adjudicamos la concesión del aeropuerto de Barranquilla, un terminal aéreo que cuenta con una condición geográfica privilegiada para potenciar el movimiento de carga. El proyecto de modernización para el Ernesto Cortissoz alcanza inversiones estimadas en 350.000 millones de pesos, con las que se pretende convertirlo en una poderosa plataforma logística del norte colombiano hacia Centroamérica y el Caribe.

En Santa Marta se realizan inversiones por 109.500 millones de pesos para modernización del Simón Bolívar, así como 31.422 millones de pesos para adecuación y demarcación de la pista.

En Cartagena, recientemente se inauguró el terminal privado del aeropuerto Rafael Núñez y se adelantó un otrosí de la reducción de la tasa aeroportuaria de los vuelos internacionales, que pasa de $92.00 a 38.00 dólares.

Cabe destacar que en terminales aéreas de Corozal y Montería se firmaron en febrero actas de inicio de obra por 5.617 millones de pesos y 34.868 millones de pesos respectivamente, para obras de ampliación de pista y edificio terminal.

En Antioquia supervisamos recientemente los avances de las obras de ampliación del José María Córdova de Rionegro; del Olaya Herrera de Medellín; y del Antonio Roldán Betancur de Carepa, que recibirán recursos por $136 mil millones, lo que le permitirá al departamento avanzar en competitividad.

Uno de los grandes retos en este 2015, consiste en fortalecer la presencia del modo aéreo en lugares donde este es la principal opción de transporte.

Invertiremos $160.000 millones en el mantenimiento y mejoramiento de las pistas e infraestructura de los aeropuertos de los Llanos, del centro sur, del oriente y del Pacífico colombiano. En Colombia contamos con 13 aeropuertos internacionales y trabajamos en la certificación de las terminales de Cúcuta, Bucaramanga, Santa Marta, San Andrés, Pereira y Armenia.

LA NECESARIA MODERNIZACIÓN DE PUERTOS

El Ministerio de Transporte viene realizando un gran esfuerzo en la profundización de los canales de accesos a los puertos colombianos, lo que permitirá el ingreso de grandes naves a fletes muy competitivos. Los retos que enfrentamos son la evacuación e ingreso de las cargas a los puertos colombianos a través de los modos carretero, férreo y fluvial, para permitir el rápido desalojo de las mismas. En ese sentido se viene trabajando a través de los corredores estratégicos de cargas.

Actualmente hay 9 zonas portuarias en Colombia: Buenaventura, Cartagena, Santa Marta – Ciénaga, La Guajira, Golfo de Morrosquillo, Tumaco, Turbo – Urabá, San Andrés y Barranquilla. De las cuales 8 están a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura y 1 de Cormagdalena.

¿A cuánto asciende el costo de los proyectos del ministerio y en qué porcentaje tienen asegurada su financiación?

El reto de la Ministra (5)El país ha entrado en una era de transporte y movilidad, factores que son, hoy más que nunca, los promotores del desarrollo. El Gobierno Nacional ha hecho una inversión en infraestructura sin precedentes. Se pasó de 2.2 billones de pesos anuales para el periodo 2002-2010, a cerca de siete billones de pesos anuales entre 2010 y 2014 (en total 27,8 billones de pesos) y al terminar 2015 se habrán invertido siete billones de pesos más.

EL REGRESO DEL TREN

¿Qué pasará con las extensas líneas férreas abandonadas y olvidadas? Ahora son un recurso desperdiciado.

La situación actual de las cinco vías férreas es la siguiente: tenemos dos contratos de concesión suscritos y operando, dos contratos de obras públicas que se están ejecutando sobre la red actual; los estudios que esta cartera ministerial ha venido realizando para impulsar su desarrollo y los proyectos que a través de iniciativas privadas se están adelantando y evaluando respectivamente por parte de la ANI. Con relación a los contratos de concesión en el Ministerio podemos mencionar lo siguiente:

Corredor férreo del Norte, concesionado a la firma FENOCO por espacio de 30 años. Es un tramo férreo que va desde Chiriguaná a Ciénaga, con una longitud de 245 kilómetros que moviliza principalmente carbón. En esta red se está construyendo la segunda línea de 190 km de los cuales se han terminado 135 km y los restantes están en revisión por parte de ANLA y Minambiente.

Corredor férreo de Occidente: Buenaventura –Cali –Palmira –Cartago –Zarzal –La Tebaida, con una longitud aproximada de 498 km. Tramo igualmente concesionado y recientemente intervenido para su reactivación por el que se movilizan básicamente productos varios para la agro-industria y contenedores.

Adicional al trabajo que se ha realizado con anterioridad, desde el Ministerio de Transporte conjuntamente con el departamento de Cundinamarca y el Distrito Capital, estamos apoyando la puesta en marcha del proyecto Férreo Tren Ligero Regional Urbano, que permitirá movilizar pasajeros y vincular los corredores férreos y anexidades, partiendo de la Estación de la Sabana – Facatativá; Estación de la Sabana – La Caro – Zipaquirá – Nemocón; La Caro – Tocancipá – Gachancipá; y el corredor férreo a Soacha.

Adicionalmente, en el Plan Nacional de Desarrollo que se encuentra en elaboración, buscamos establecer como política de Gobierno la elaboración del Plan Maestro de Transporte, que contemple a su vez el plan maestro férreo.

¿Cuál es para usted el reto más importante de su ministerio, cuál el más difícil y cuál el que más la llena de motivación?

El reto de la Ministra (1)

Los retos más importantes son:

• Un programa de nuevas autopistas cuyas concesiones estén completamente adjudicadas y en marcha.

• El desarrollo de un sistema de transporte basado en lo que hemos denominado infraestructura inteligente, en donde no solo hacemos carreteras, sino que promovemos un sistema logístico eficiente a través de intermodalidad, conectividad y competitividad, vinculando a la empresa privada como actor principal.

• Restablecimiento del sistema férreo, que el tren vuelva a ser un medio de transporte viable para los colombianos y que podamos utilizarlo como un vehículo multimodal para el transporte de carga.

• Un Plan maestro de transporte fluvial y férreo con un horizonte de largo plazo; es decir, una hoja de ruta para el sector cuya premisa sea el fortalecimiento de la multimodalidad como respuesta a las condiciones geográficas especiales de nuestro país y al dinamismo de la economía de cada una de sus regiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *