Facebook Twitter Instagram Youtube

EL UNO UN CANAL PARA LAS GRANDES MINORÍAS

Escribe: Omaira Ríos Ortiz

El Canal Uno se está renovando con una programación que lo diferencie abismalmente de las dos grandes cadenas de televisión, con el propósito de cautivar televidentes cansados de melodramas violentos o cursis y de noticieros alineados con las mismas noticias, contadas de la misma manera, repetidas cuatro o cinco veces, o de realitys que no aportan nada a nuestra cultura.

Tiene una forma de funcionar sui generis, porque es mixto (público y privado) y agrupa a antiguos productores y programadores de televisión sobrevivientes del último gran remezón de la televisión: CM&, NTC y Jorge Barón.

Ellos producen en asocio temporal con otras productoras como Coltevisión (antigua Colombiana de Televisión), JES y Sports Sat. Hasta diciembre pasado RTI y Programar tuvieron una cuarta parte de los espacios, pero decidieron entregarlos.  Esa porción la asumió RTVC y decidió coproducir con CM& y NTC los nuevos programas que estamos viendo al aire. Curiosamente, por ley no pueden fusionarse para convertirse en grandes compañías competitivas, solo pueden hacer alianzas temporales, así que están obligados a ser pequeños productores y programadores.

Para entender este híbrido hablamos con Claudia Cárdenas gerente administrativa y de producción de CM& y con Jorge Acosta, Gerente de NTC Televisión y coordinador general del Canal UNO. Las dos empresas que se están jugando el todo por el todo para brindar una programación refrescante y renovada con énfasis en lo cultural.

¿POR QUÉ SE PRODUJO ESTE CAMBIO TAN RADICAL?
Según Claudia Cárdenas los contratos de todos se vencían el 31 de diciembre pasado y su esperanza era lograr una prórroga como lo hizo el gobierno con las grandes cadenas privadas; en vez de ello, les dieron una ampliación del contrato por apenas 40 meses y como RTI y Programar decidieron entregar sus espacios, RTVC los asumió para arrendarlos o coproducir programas en ellos.

Como el país se está cambiando al sistema de TDT (Televisión Digital Terrestre), ello implica que si las empresas quieren conservar su calidad deberán invertir en nuevos equipos.  Según Claudia Cárdenas, en CM& ya invirtieron 1.800 millones de pesos solo en equipos en este primer semestre, para estar listos para emitir con los nuevos estándares de calidad.   Aún no tienen cuantificado el costo de producción de sus nuevos programas.

¿CUÁL ES SU PROPÓSITO?
“Queremos volvernos en la alternativa para los que no quieren novelones, ni tetas, ni balas, ni realitys y vamos a consolidar nuestra oferta con contenidos interesantes y de calidad”.

Con La revista que se emite de 6:30 a 7:30 a.m., con repetición a las 2 pm, esperan llegar a las amas de casa. A las 6 pm tiene CL&CK, enfocado a las nuevas tecnologías y actividades en la red. A las 6:30 emiten la comedia más exitosa de los últimos tiempos: Two an a half men. Se calcula que la vieron 13 millones de televidentes en EEUU.

Presentadores del programa CL&CK

Presentadores del programa CL&CK

Agrega Claudia: “Con la reaparición de Panorama de 8 a 8:30 pm, hemos tenido una muy buena acogida, buscamos brindar información positiva más ligera y variada y tenemos corresponsales en España y Miami; el programa 8:TREINTA  es una adaptación de un programa francés propuesto y dirigido por Mauricio Gómez y presentado por Yamid Amat Serna y Claudia Piñeres. Con él buscamos buenas crónicas de ciudad, medio ambiente, notas curiosas, culturales y artísticas, desde lo positivo, con muy buena respuesta”.

INVASIÓN DE MUJERES
Una característica de CM& es que le apuesta a la participación de la mujer, especialmente a las mujeres presentadoras. ¿A qué se debe este fenómeno? Asegura Claudia que en la programadora el personal puede ser de unas 300 personas y el día de la mujer llegan a la celebración 140.

“No es una actitud deliberadamente feminista, es que en Colombia casi no hay hombres presentadores, las mujeres son mejores presentadoras que ellos. Aquí no elegimos por sexo, o por una simple preferencia, lo que prima es el talento, te aseguro que hemos hecho mucho casting y ellas se ganan su puesto por mérito”.

Lo cierto es que CM& tiene una veintena de mujeres presentadoras, bellas y talentosas, que son la imagen de sus diferentes programas entre los noticieros y magazines: María Andrea Vernaza, Inés María Zabaraín, Claudia Palacios, Bianca Gambino, Gina Acuña, Alejandra Ortiz, Beatriz Helena Álvarez, Julieta Piñeres, Paloma Miranda, Maythé González, Lorena Villarriaga, Beatriz de la Pava, María Alejandra Rodríguez, Gloria Pinilla, Ximena Bedoya, Ana María Trujillo, Adriana Tono, Andreína Solórzano, Catalina Aristizábal. Eso sin contar con otras periodistas que hacen trabajo de campo y presentan cápsulas.

La cuota masculina la ponen Adrián Magnoli y Santiago López, dos de los pocos privilegiados que se ganaron el derecho a acompañar a la dama de las noticias, Claudia Palacios, en NOT&CIAS de las 7 pm, luego de un riguroso casting. A ellos se suma Yamid Amat Serna con un estilo pausado, tranquilo y amable, acompañado por la antropóloga Julieta Piñeres presenta 8:TREINTA. También es el entrevistador del programa del domingo a las 11 de la noche, Gatos que ladran, que busca brindarnos conversaciones íntimas, más que entrevistas cuestionadoras.

Dos hombres más completan la cuota masculina en el programa especializado en tecnología y redes sociales llamado Cl&CK. Son ellos los hermanos Daniel y Diego Ayala.

Bianca Gambino y Gina Acuña (CM&)

Bianca Gambino y Gina Acuña (CM&)

Detrás de toda esta estrategia está el periodista por excelencia, el patrón de la noticias, Yamid Amat, con su programa Pregunta Yamid, que cierra el ciclo de noticias.  “Él siempre estará ahí supervisándolo todo, a él nadie lo mueve de su sitio de trabajo”, dice Claudia. Comprensible porque es el dueño y cerebro de esta estrategia.

UNA APUESTA POR LA INDEPENDENCIA
Por los lados de NTC, hay una propuesta que continúa: Noticias Uno, un noticiero independiente que ya se ha ganado cinco premios India Catalina consecutivos como el mejor noticiero (este año también se lo ganaron y la de mejor presentadora de noticias para Silvia Corzo) y en honor a la verdad es el único que muestra noticias y hace denuncias que ningún otro hace. Es el único que se muestra realmente independiente sin caer en el oficialismo.

Noticias Uno, un noticiero independiente que ya se ha ganado cinco premios India Catalina consecutivos

NTC en alianza con RTVC está emitiendo de 7:30 a 11:30 en las mañanas con Uno, un magazín que compite con los de los dos grandes canales, con una ventaja, la independencia; mientras los privados solo entrevistan a los artistas de su propia empresa, este entrevista a todo el mundo, con un estilo ameno y desenfadado muy propio de Jorge Revollo, antiguo locutor de Sweet, acompañado por Mónica Molano. La cuota seria la pone la periodista Carolina Oliver. Cada 30 minutos ella brinda la noticia del momento.

Otro programa con excelente recepción es Zona Uno, que va de 3 a 5 pm Llamado por sus creadores el programa de programas, un formato juvenil que fusiona en su estructura seriados, concursos, entrevistas, humor y formato de reality. Esto con el propósito de que pueda competir con la parrilla de los canales privados, quienes programan de manera horizontal para crear fidelidad en los televidentes. Durante la emisión se presentan: una serie llamada Desconectados, una entrevista irreverente y humorística, un programa de concurso que buscará mostrar las habilidades de los jóvenes por medio de pruebas jocosas; una sección de bromas llamada Los trollers, y, por último, el reality Al rescate, donde se busca mostrar cómo un joven logra solucionar un problema con la ayuda de un profesional en sicología. Todo esto está ligado por dos jóvenes presentadores, Juan Sebastián Quintero y Camila Wills, quienes interactúan gracias a las redessociales con los televidentes.

Los domingos a las 8:30 pm NTC ha decidido apostarle al análisis de la realidad colombiana con un humor ácido, irreverente, franco y valiente, con el programa Cero Noticias. Su intención es garantizar cero mentiras y muchas risas con sabor amargo.  El reconocido periodista y escritor Gustavo Gómez Córdoba está dispuesto a opinar con absoluta independencia y para ello cuenta con el apoyo de la periodista Mariam Hadra, dirigido por Mariana Cortés, con libretos de Andrés Sanín y Andrés Borda.

¿Cómo ha sido la respuesta de los televidentes y los anunciantes a todos estos cambios? Le pregunto a Jorge Acosta, Gerente de NTC y coordinador del canal Uno. “Hemos tenido muy buena respuesta de los anunciantes y esperamos mejorar nuestra participación en la torta publicitaria pasando de un 3% a un 6%, creemos que vamos a tener una mayor participación de la audiencia con un 10%” asegura confiado el señor Jorge Acosta.

Me intriga saber por qué no se pueden fusionar en empresas más grandes para ser más competitivos. “El modelo de la ley exige diferentes concesionarios, es legalmente prohibido unirse a la luz de la pluralidad y la democracia del canal”.

¿En vista de que no es posible una unión cómo hacen para que haya coherencia en la programación? Acosta asegura que hay un comité mensual de programación donde se toman decisiones generales y globales.

Sobre los filtros o parámetros que tienen para determinar si un programa se emite o no, aclara: “Muy sencillo, no denigrar de nadie, no al racismo y no al proselitismo político”.

Y con relación a lo proliferación de tediosos programas que no eran más que publicidad disfrazada de grupos religiosos y productos, el gerente ya tiene una decisión salomónica. “Nuestra constitución consagra la libertad de cultos y debemos
respetarla pero lo que estamos haciendo es creando pequeños espacios, de minutos, para que presenten casos bien documentados”.

Por su parte, NTC invirtió en equipos 2.5 millones de dólares y los costos mensuales de emisión son de mil millones de pesos. Estas son cifras muy importantes para  estos quijotes de la televisión que en aras de la “pluralidad democrática de la televisión” están en franca desventaja. De los 40 meses de extensión ya les quedan 38 y mientras ellos deben aportar 42 centavos por cada peso que reciben de publicidad, los canales privados solo aportan el 0.05%. Y pese a estas desventajas, ellos se están jugando el todo por el todo para conquistar a una audiencia consumida por el tedio frente a programas de contenido pobre y repetitivo; y para convencer al gobierno de darles en firme y en serio sus espacios, que les permita ser protagonistas del juego democrático.

“El Canal Uno es la última apuesta que nos queda para tener un mínimo de pluralidad televisiva un mejor contenido y una opción independiente.”

El Canal Uno es la última apuesta que nos queda para tener un mínimo de pluralidad televisiva, un mejor contenido y una opción independiente. Solo nos queda confiar que al final de esta extensión la calidad, la diversidad y lo diferente se gane su derecho a darnos otra alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *