Facebook Twitter Instagram Youtube

Nerea Camacho, un mar de historias

Escribe: Marcela Beltrán Gómez

Mientras disfrutaba de las playas de Almería, al sur de España, Nerea Camacho recibió en julio de 2015 una llamada que la traería a recorrer otras playas, las de Santa Marta en nuestro país, para grabar la telenovela La Esclava Blanca. Hoy, esta joven mujer de ojos verdes y esbelta figura, sabe que su experiencia en tierras colombianas le significó no solo un crecimiento profesional, sino tener en sus manos la llave que abre las puertas del mercado latinoamericano.

Desde el corazón de Balanegra, un pueblo ubicado al sur de la provincia de Almería, Nerea empezó a sentir una atracción irresistible por las artes escénicas, así que sin pensarlo dos veces, tomó clases de actuación en su escuela por nueve meses. Mientras eso ocurría, con el apoyo de su familia asistió a muchos castings para seriados españoles, sin lograr ninguna oportunidad. “Desde los 4 o 5 años siempre quise ser actriz, era como un sueño”, comenta Nerea, quien a pesar de su estancia en Colombia siempre llevó consigo el recuerdo de su pueblo natal.

Nerea camacho (4)Sin embargo, ese sueño de infancia llegaría a ser una realidad en 2008, cuando el director madrileño Javier Fasser la eligió como protagonista de Camino, cinta que cuenta la penosa enfermedad de una niña de 14 años que padece un cáncer cervical y cuya lucha es matizada por el primer amor y su educación religiosa. Este filme, basado en hechos reales, puso en boca de todos el talento de la joven, quien en 2009 y con tan solo 12 años, ganó el Premio Goya a la mejor actriz revelación, y además logró hacerse a un espacio en la industria del cine y la televisión ibérica. “Cuando me avisan que fui elegida para este primer proyecto no sabía a lo que me enfrentaba, era mi primer trabajo. Ahora pienso y veo hacia atrás, empezar con un casting, un protagónico y un premio tan importante es algo que me emociona mucho”. Y así, poco a poco su rostro empezó a inundar revistas, programas de televisión y, por supuesto, las salas de cine donde participó en las películas La chispa de la vida, del director Alex de la Iglesia y las secuelas Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti, basadas en el best seller de Federico Moccia.

“Cuando me llamaron de Colombia me encontraba justo en esta playa, la playa de Zapillo”; y allí, muy cerca de su pueblo del alma, Nerea fue contactada por los productores de la telenovela quienes a través de su colega Emmanuel Esparza (Alejo Sabaraín en La Pola), recibieron buenas referencias de la actriz que interpretaría a Victoria Quintero, una mujer conocida como la Marquesa y quien después de un largo viaje por España, regresa a América para casarse con un próspero empresario. Sin embargo, y ocultando su verdadera identidad, busca la manera de liberar a su familia y hacer justicia. “Cuando leí la historia me gustó mucho, y decidí tomar este reto”, comenta la actriz, quien deja claro que su trabajo en nuestro país le ha regalado miles de experiencias: “Ha sido mi primer trabajo fuera de España, y espero que no sea el último”, asegura entre risas.

Nerea camacho (3)

Durante 8 meses de rodaje y teniendo escenarios naturales en Cali, Santa Marta y Bogotá, la telenovela cautivó a la audiencia colombiana, dejando entre los televidentes una imagen positiva de la actriz. “Me hicieron sentir como en casa, como si estuviera en mi país, he trabajado con actores de los que aprendí, además me llevo muchos amigos, fue una experiencia positiva en lo personal y laboral” y no duda en que en algún momento volverá a pisar estas tierras: “Quiero ir con mi familia para que conozcan. Pero también me gustaría volver por cuestiones de trabajo. Estoy deseando volver”, afirma.Nerea camacho (1)

Después de un agitado trabajo en Colombia merecía un descanso con su gente, por ahora se encuentra disfrutando del mar, ese mismo que siempre lleva en su memoria durante sus largas jornadas de trabajo y que se convierte en una especie de guarida cuando quiere desconectarse del mundo. Lo que resta de 2016 quiere dedicárselo a sus estudios en arte dramático y espera que los Reyes lleguen en 2017 con un nuevo proyecto cinematográfico.

Todo está por venir para esta joven actriz, quien a sus 20 años ha conquistado a su país, y que sin pensarlo dos veces decidió atravesar el Atlántico para tomar un proyecto que mostraría su talento en otras partes del mundo, pues sabe que las buenas oportunidades no se presentan dos veces.

NEREA RECOMIENDA

Un plato: las patatas rellenas, pero en especial las que hace su madre.

Un destino: Balanegra, en Almería, su pueblo.

Una película: Kiki, el amor se hace; del director y actor Paco León.

Una canción: Como Nicolas Cage, de Amaral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *