Facebook Twitter Instagram Youtube

Puerto Candelaria: Unos músicos locos muy cuerdos

Escribe: Omaira Ríos Ortiz

Estar en un concierto de la banda Puerto Candelaria, es como entrar a Macondo, un mundo en la cuarta dimensión, donde lo real parece fantasía y la fantasía parece real. El humor negro, el melodrama, el sarcasmo con tintes de terror y la tomadura de pelo, son los matices que ambientan su música fiestera, pegajosa y disparatada.

Inicialmente parecen unos chiflados que juegan a hacer música, pero si uno se queda y se involucra, termina hechizado, poco a poco va descubriendo que se trata de músicos de conservatorio jugando magistralmente con la música. Entonces se devela la lógica involucrada en cada detalle de la escenografía y la puesta en escena milimétricamente planeada para que parezca un “desorden” musical.

PF-10

Si escuchas con atención sus presentaciones en YouTube puedes diferenciar que la agrupación produce dos tipos de música claramente definidos: una casi infantil, está hecha para prender conciertos, poner a brincar al niño interior, burlarse de los despechos propios y salirse de la ropa, con temas como La fiera, Cumbia rebelde, Vuelta canela, Amor y deudas o su último éxito, Amor fingido. Pero hay otros temas puramente instrumentales y que me atrevería a llamar clásicos, creados para cerrar los ojos y embriagarse de música bien hecha. Allí están Balkánica, Upa beat, Amanecer y Fantasy, o por ejemplo, el tema Cumbión botellón, que es un hermoso resultado de laboratorio musical, con una melodía hecha con botellas desechables y el balde de la casa. Es como si tuvieran dos personalidades. –Entre risas– “Nos descubriste, no tenemos dos sino muchas personalidades. Somos músicos encantados con la música y nuestro proyecto es muy serio porque queremos mostrar al mundo nuestra diversidad musical”.

PFPC-09

DE CONQUISTA POR EL MUNDO

Este año ha sido para ellos muy movido. Su presentación en la pasada versión de Rock al Parque en Bogotá fue, tal y como se esperaba, un rotundo éxito. Acababan de llegar de un viaje de otoño por Suramérica con su gira Amor fingido Tour Sur. Su desparpajo y alegría les mostró a los paraguayos, argentinos y uruguayos la diversidad de nuestra música, pues sus temas son una mezcla de cumbia, porro, currulao, puya, merecumbé, “chucu chucu”, música de carrilera, bambuco, guabina, y como ellos mismo lo llaman, jazz colombiano.

PF-11

Me pregunto cómo es eso de jazz colombiano… ”Porque no nos dio para que fuera jazz así que nos salió Kolombian Jazz”.

El 22 de Julio se pusieron de ruana el muy clásico y hermoso Teatro Colón de Bogotá, allí tocaron, cantaron y encantaron. Regresaron a su natal Medellín para actuar en el Festival Solar realizado el 31 de julio. El pasado 13 de agosto se presentaron en el festival Hot en Paraíso, en Ricaurte, Cundinamarca y continuaron en México para participar en el Festival de Chihuahua y el Cervantino.

Pero la noticia que los tiene más contentos es que fueron seleccionados para realizar un show case (concierto promocional) en WOMEX, el mercado musical más grande del mundo. Y son la única agrupación colombiana invitada este año y la primera paisa invitada a este evento. Será el 20 de septiembre en Santiago de Compostela en España. Comentan entusiasmados: “Es como ganarse el Nobel de la música y nos permitirá hacer contactos con las compañías musicales más importantes del mundo”. Cumplido este compromiso completarán su estadía por Europa con una gira por España, Francia, Holanda y Noruega.

Y es que gracias a las redes sociales su música ya encanta en otras latitudes y otros idiomas.PFPC-10

UN PUERTO IMAGINARIO

Puerto Candelaria es un lugar nacido en el año 2000 de la imaginación de seis músicos de conservatorio apasionados por la música, de espíritus libres, críticos mordaces de nuestra sociedad que usan su talento para cuestionar nuestro estilo de vida con un toque de humor, mientras recorren nuestro folclor musical para expandirlo como un arco iris por el mundo.

En la medida en que la agrupación se hace cada vez más conocida por el mundo, ellos prefieren conservar en el anonimato sus nombres de pila cuando eran desconocidos documentados.

Ahora ellos simplemente quieren ser conocidos como: Maga la Maga, la hechicera es voz femenina que encanta a los hombres con su voz y sus encantos (es nueva en la agrupación desde hace un año) y para quien compusieron la canción “Amor fingido”. El Caballero, la voz masculina, el conquistador y a la vez el despechado del tema “La tusa”. El Sargento Remolacha, el mandamás del pueblo y “verdugo” director y además tecladista de la agrupación. Joselo, el loco de la plaza en el saxofón; Barromán, el macho alfa repleto de testosterona encargado del trombón; y Diyi es el niño del pueblo que no ha perdido la inocencia, que declama, escribe car- tas y lee poemas, él alborota su niño con la percusión.

“Detrás de nosotros hay un equipo de más de 20 personas: diseñadores, escenógrafos, luminotécnicos, actores, coreógrafos, maquilladores, vestuaristas y publicistas. Nuestra producción se basa en una investigación profunda porque hacer chistes es algo muy serio. Como lo es mostrar nuestra exuberante diversidad a diferentes públicos”.

Con notable orgullo por la misión cumplida, El Sargento, director y cabeza del grupo, reconoce que han sido 15 años de giras con presentaciones de alto nivel y una gestión eficiente. Su nombre es garantía de calidad y creatividad, por ello se dan el lujo de invitar a artistas reconocidos como Andrea Echeverry, Madam Periné, Esteman y El Callegüeso para que participen con algunos de sus temas. Prueba de su compromiso con los músicos es el Primavera Fest, el festival de Puerto Candelaria, que se realiza desde hace diez años en el Jardín Botánico de Medellín, en la primera semana de mayo. Allí son invitados todos los músicos que tengan una propuesta musical digna de ser escuchada.

Para ello y para todos sus proyectos musicales crearon la empresa Merlín Producciones, la promotora de sus giras, de su nombre y de la disquera que tuvieron que crear de la nada para que Puerto Candelaria dejara de ser un lugar en la imaginación de unos músicos genialmente locos y se convirtiera en una realidad con sede en Medellín. Y de allí a todos los rincones del mundo.PF-09

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *