Facebook Twitter Instagram Youtube

Cocinart: lienzos de porcelana

Escribe: Ana Isabel Montoya

A quienes les gusta cocinar saben que esta actividad puede ser considerada como un ritual placentero, para relajarse un poco e incluso, para acercarse a quien más quieren. Aunque la finalidad de cocinar es básicamente poder alimentarse, su verdadero sentido se encuentra en la comida como tal, en su sabor, su proceso, su presentación y las variables que alcanza.

La cocina, un reflejo fiel de nuestra historia y nuestras culturas, se constituye como un pequeño cosmos en nuestra existencia que se va configurando en función de nuestra visión y de los avances de la tecnología que inciden profundamente en las formas de elaboración de los platos.

Sin embargo, ninguno de estos avances ha logrado describir la cocina como una ciencia y por el contrario, la gastronomía se considera modernamente como un arte, pues así como en la pintura pueden combinarse los colores y en la música los sonidos, en la gastronomía combinamos los sabores y los aromas.

Influenciada de diversas maneras, en la gastronomía actual confluyen, además de lo más autóctono de nuestra cultura, especias y sensaciones indescriptibles al paladar proveniente de otras tierras, lo que permite que la gastronomía vaya cobrando cada día más importancia en la sociedad.

Adicionalmente, el cambio del nivel económico, cultural y social, la emigración de lo rural a lo urbano, el deseo de mantenerse en buena forma física y el conocimiento de otras costumbres, son aspectos que intervienen directamente en el arte de la cocina que, a su vez, la convierte en un lenguaje que pretende provocar un efecto emocional en el comensal.

LAS HABILIDADES PRECISAS

Poseer una auténtica pasión por la comida, tener la destreza para de­gustar los alimentos y saber combinarlos y arriesgarse a experimentar son las habilidades esenciales para darle sabor a este delicioso oficio.

Además, al poner en alerta todos nuestros sentidos, al desarrollar nuestro espíritu y hacer plena nuestra alma, al incentivarnos a crear, al pedirnos descubrir nuevos horizontes, al darles sabor a nuestros días y al mostrarnos que su grandeza se encuentra en sus detalles, podemos decir con plena certeza que cocinar es un verdadero arte.

COCINA PARA DUMMIES

Hay personas para quienes la cocina parece ser un muro infranqueable, pero con un poco de paciencia e interés, cocinar puede convertirse en pan comido.

Actualmente, existen libros de cocina con recetas realmente sencillas pero con algunos conceptos que no son definidos o aclarados y pueden dificultar un poco su realización.

En primer lugar, es importante distinguir los tipos de cocción básicos para preparar los alimentos:

  • Hervir o cocer: consiste en poner los alimentos en algún tipo de líquido (agua, caldo, vino, etc.). En este caso, el tiempo comienza a contar cuando el líquido está hirviendo. Usualmente, se utiliza también la cocción al vapor o al baño María.
  • Freír: la fritura es el método para cocinar los alimentos en aceite. El punto ideal para este tipo de cocción es cuando el aceite empieza a humear. Cuando se utiliza una mínima cantidad de grasa se considera una cocción a la plancha.
  • Asado: es un tipo de cocción que se realiza a altas temperaturas, con tiempo lento y al horno o a las brasas.
  • Saltear o sofreír: radica en cocinar con poco aceite y a fuego medio alto, revolviendo bien los alimentos. Es habitual para hacer preparaciones con verduras.
  • Pochar o rehogar: consiste en cocinar a fuego lento, dejando que el alimento tome color poco a poco.

LOS UTENSILIOS BÁSICOS

 Para tener éxito, incluso con las recetas más sencillas, los utensilios básicos que no deben faltar en la cocina son:

  • Un juego de sartenes de diferentes tamaños.
  • Una cacerola plana y otra más honda y grande.
  • Una olla, con su tapa.
  • Una batidora.
  • Un buen juego de cuchillos.
  • Una tabla de cortar.
  • Unas tijeras de cocina.
  • Cuchara de madera.
  • Un rallador.
  • Un colador.
  • Un par de refractarias.

Como quiera que sea, antes de realizar cualquier receta y de poner en práctica el arte de la cocina, debes asegurarte de tener todos los ingredientes e implementos para realizar la preparación, pues según los buenos cocineros, en esto consiste el éxito de una buena receta.01 (5)

El arte de cocinar está al alcance de todos nosotros, puesto que todos poseemos la potencialidad creadora para hacerlo, solo debemos dejarnos llevar y animarnos a crear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *