Facebook Twitter Instagram Youtube

Carlos Daniel Serrano, un deportista nadando en oro

Escribe: @MarceBlur

Carlos nadó, nadó como nunca y se alzó con dos medallas que lo llenan de satisfacción: una de bronce en los 50 metros libres y su más grande tesoro, la medalla de oro que se colgó luego de nadar 100 metros en estilo pecho, con un tiempo de 1 minuto 14 segundos 01 centésimas, que le permitían marcar un nuevo récord mundial en esta disciplina.

2

Diariamente, con religiosidad, Carlos Daniel Serrano Zárate entrena 6 horas. Una vez se sumerge en las piscinas olímpicas de su natal Bucaramanga, todo en su cabeza se focaliza en una sola cosa: ser el mejor nadador paralímpico de Colombia y, hasta el momento, esta fórmula le ha funcionado. Su presencia en los Juegos Paralímpicos en Río de Janeiro y la buena participación de la delegación colombiana en los Juegos Olímpicos, hicieron que este joven de 18 años se contagiara de la fiebre del oro, la misma que puso a Mariana Pajón, a Óscar Figueroa y Catherine Ibargüen en el podio de los mejores.

1

 

Todo comenzó en 2013 durante unas vacaciones recreativas que incluían actividades acuáticas; fue allí cuando su actual entrenador, Luis Carlos Calderón, notó que este joven con acondroplasia, -un trastorno que afecta el crecimiento normal de los huesos y que provoca enanismo especialmente en las extremidades-, tenía potencial para convertirse en deportista de alto nivel. “En la última clase el profesor nos preguntó si queríamos hacer parte del club que él lideraba para entrenarnos”, y así fue. Sus entrenamientos cada vez fueron puliendo su técnica, pero a la vez fueron agotando su físico de 1.45 metros, a tal punto que pensó en dejar a un lado esta disciplina: “Era muy fuerte, tenía que entrenar y estudiar, tenía mucha exigencia y pensé en no volver”, sin embargo, como él mismo dice, “sus padres lo hicieron reaccionar” para que retomara sus entrenamientos.

3

 

Su recorrido en los podios del mundo no es nada nuevo, en los Juegos Parapanamericanos de Toronto (Canadá) en 2015, se trajo consigo 5 preseas doradas y una de plata. Ese mismo año, Serrano se puso a prueba en el Campeonato Mundial de Natación en Glasgow (Escocia), donde no solo se alzó con un título sino que marcó un récord   mundial en 100 metros pecho. Previo a estos eventos, el joven nadador hizo parte de la delegación colombiana que participó en los Juegos Juveniles Parapanamericanos en Argentina, donde ganó el oro en 50 m y 100 m libres, 100 m pecho y 50 m mariposa, convirtiéndolo en el único deportista en conseguir 4 medallas de oro en esas justas. En junio de este año Carlos logró un nuevo récord mundial, conseguido durante el Open Internacional de Natación Paralímpica, realizado en Berlín (Alemania). Sin embargo, como todo deportista de alto desempeño, sus ojos estaban anclados en los Juegos Paralímpicos de Río, y fue entonces cuando sus sueños se hicieron realidad.

4

Carlos nadó, nadó como nunca y se alzó con dos medallas que lo llenan de satisfacción: una de bronce en los 50 metros libres y su más grande tesoro, la medalla de oro que se colgó luego de nadar 100 metros en estilo pecho, con un tiempo de 1 minuto 14 segundos 01 centésimas,  que le permitían marcar un nuevo récord mundial en esta disciplina: “Me siento muy orgulloso del trabajo y poco a poco, la vida nos estará dando buenos resultados”, comenta Carlos Daniel, quien en el colegio, donde cursa grado 11, es sinónimo de tesón y entrega.

5

Pero para Carlos Daniel su trabajo constante no es impedimento para llevar la vida de un joven promedio a esa edad. Disfruta los paseos con amigos, sale a cine y es fanático de los parques de diversiones y los centros comerciales, incluso de vez en cuando una hamburguesa es su premio por tanto esfuerzo.

Tiene claro que una vez finalicen sus estudios de secundaria quiere seguir una carrera profesional, eso sí, sin alejarse de la natación, pues ha dejado todo para lograr un puesto como uno de los mejores deportistas paralímpicos del mundo. Siempre ha contado con el apoyo de su familia, ellos jamás  han desamparado a Carlos durante sus entrenamientos y competiciones, algo que lo hace sentir orgulloso, pues su círculo familiar es uno de los motores que impulsan su vida.

Carlos asegura que su mayor inspiración en el mundo del deporte es el también nadador Moisés Fuentes, medalla de bronce en Pekín y plata en Londres y quien en Río finalizó tercero en la prueba 100 m estilo libre, alcanzando su segundo bronce olímpico.

“Moisés es un gran deportista, un guerrero de la vida y siempre ha estado ahí apoyándome”, por eso cada vez que Serrano compite sabe que su mayor ilusión es convertirse en un ejemplo para las nuevas generaciones, tal y como Fuentes lo es para él: “El deporte puede cambiar la vida, a mí me ha traído muchas bendiciones, nada es fácil en esta vida, pero todo se puede lograr”, concluye.

6

El deporte le ha traído grandes satisfacciones, por eso está seguro de que su camino en la natación es largo y prometedor, no obstante es consciente de que nada es gratis y que la única manera de alcanzar otros podios es a través de la constancia y dedicación. Aunque no deja de entrenar, por ahora sus energías están puestas para culminar favorablemente sus estudios, luego retomará sus entrenamientos con los que busca seguir cosechando éxitos para seguir siendo grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *