Facebook Twitter Instagram Youtube

MANUELA VÁSQUEZ, UNA CAMPEONA EN UN MUNDO DE HOMBRES

Escribe: Omaira Ríos Ortiz

Cuando Chiquinquirá Blandón, la madre de la corredora de autos Manuela Vásquez estaba en embarazo de su famosa hija, curiosamente sentía antojos irresistibles por ir a las estaciones de servicio para oler gasolina. Por eso Manuela cree que ella ya venía desde otra vida con la habilidad aprendida y la pasión por conducir a toda velocidad.

Le gusta contar que fue de las pocas personas que tuvo la fortuna de nacer en la entonces famosa La Clínica del parto de Medellín, dentro de una bañera. “Yo tengo alma de 21, nací en los 80 y me gusta el rock y en general toda la música. Tuve un parto sin traumas y creo en otras vidas porque desde el vientre me gustaba la gasolina, por eso me fascina el perfume de gasolina, grasa y champaña; la gasolina y la grasa por el placer de conducir y la champaña por el pódium”.

Durante muchos años fue la reina de la casa y cada año pedía de regalo un hermanito, pero después de ocho años de ruegos llegó una niña llamada Mariana con quien tiene una buena relación, pero en su momento se sintió destronada. “Me dio muy duro, yo pedía un hermanito, motos y hacía carritos de rodillos, yo era otro parcero más de los niños del barrio.

Mi mamá me vestía con ropa de niña, pero yo me la quitaba y me ponía una sudadera para salir a jugar”.

LA DECISIÓN DE MANUELA
Definitivamente el gusto por las diversiones masculinas ya estaba en su memoria celular, por fortuna tuvo un par de padres inteligentes y respetuosos de su personalidad.

“Yo sé que este gusto me viene de otras vidas porque en mi hogar no hay historia familiar de corredores de autos. Mi madre es psicóloga y mi padre, Manuel Vásquez, es médico. Ambos son muy sensibles y respetuosos y desde que tengo uso de razón ha sido muy claro mi deseo por entrar a este medio tan masculino”.

Lo curioso es que ella guardó este deseo durante su adolescencia y primera juventud. Estudió normalmente hasta terminar en la universidad la carrera de Diseño de espacios. “Tan pronto terminé me dije que ya había cumplido con lo que esperaban mis padres y la sociedad. Decidí que era hora de cumplir mi sueño de jugármela toda sin conocer a nadie en el mundo del automovilismo, movida por una fuerza interior que no era normal”.

Y EL UNIVERSO CONSPIRÓ
Fue su gusto por leer el periódico en las mañanas el que le abrió las puertas de su carrera automovilística. Y también el
hecho de que tiene una filosofía contundente. “Mi filosofía es Believe” Y muestra sonriente y orgullosa la palabra creer en inglés, grabada en su muñeca derecha. “Cuando en la vida tienes claro lo que quieres para ti, dejas los miedos y te dejas guiar por lo que dicta tu corazón, la vida misma te empieza a mostrar el camino. Una mañana encontré un artículo sobre los chicos que corrían kartismo en el kartódromo Roberto José Guerrero (que ya no existe) y a qué horas lo hacían, entonces me fui a mirarlos. Estando allí se me acercó un señor y me preguntó que quería. Yo le dije que tenía qué hacer para entrar al kartódromo, y no solo me invitó a entrar sino que me preguntó si quería dar unas vueltas”.

Este señor era nada menos que Juan D’Angelo, colombiano descendiente de italianos y quien era considerado el mejor entrenador de karts en el país. “Montar y correr fue amor a primera vista, comprendí que esto era lo mío. A los dos meses ya tenía mi kart regalado por mis padres. Era noviembre del 2007 y en el 2008 comencé a correr competencias
profesionales en Colombia”.

Cuando comenzaron las carrera de karts nacionales en el nivel competitivo, ella le preguntaba a su entrenador cuándo se subiría al pódium, pero él la calmaba diciéndole que el primer año debería primero conocer las pistas. Lo cierto es que en su tercera carrera logró subirse a él. Ése mismo año ganó su primera carrera en Medellín, su ciudad natal y también en octubre de ese año corrió en Italia en el Trofeo de la Industria para la empresa PCR. Pese a ser novata logró destacadas actuaciones en el Nacional de Karts, Easykart y Rotax Challenge.

Fotografías: Cortesía Manuela Vásquez

Fotografías: Cortesía Manuela Vásquez

UN ASCENSO VERTIGINOSO
Aunque, aparentemente llegó tarde a las competencias automovilísticas, la verdad es que su ascenso ha sido vertiginoso,
como si hubiera corrido desde niña. “La vida es perfecta, todo llega cuando tiene que llegar y en 2009 volví a Italia para correr en el Open Masters de Karts donde clasifiqué a la final, luego en el Bridgestone donde estuve en el top 5 y también
en la Guardia Italia”. En ese mismo año se quedó con el subcampeonato nacional de karts colombiano y se inició en el automovilismo local en una válida del Campeonato Nacional de Velocidad. Allí logró la pole position (primera posición de
salida) y llegó en el segundo lugar de la competencia.

Excelente para una persona que comenzaba a correr.

Estos logros hacen que la llamen de la Renault Clio Cup para patrocinarla. Fue así como en 2010, a solo dos años de iniciarse, dio un salto a las competencias internacionales representando a Colombia y Latinoamérica en la Clio Cup Italia y la Copa Italia. Ese año arrancó en la competencia italiana Monolite Racing donde corrió la mitad del campeonato. Luego obtuvo el top 10 en el Clio Cup Italia, y en la Copa de Italia logró subirse al pódium en el tercer puesto (su primer pódium en pistas europeas) y ganó la pole position. Esto significa que es la primera mujer colombiana en conseguir la pole position y obtener un pódium en Italia en autos de turismo.

En 2011 logró dos quintos lugares en la Clio Cup Italia y finalizó en la top 10 en dos ocasiones. Al finalizar el año AutoStock invitó a Manu, como le dicen cariñosamente, a hacer parte de sus pilotos oficiales en las 6 horas de Bogotá.
La antioqueña hizo parte de la tripulación del Logan Turbo 1.4 junto a Diego Alarcón. Allí consiguió el tercer puesto de la categoría Súper Turismos 2.

En junio de 2012 logró el resultado más importante de su carrera: ocupó el segundo puesto y la pole position en la categoría Súper Turismos en la tercera ronda de la Copa Italia, la mejor actuación de una piloto colombiana en pistas europeas y su segunda pole y pódium en campeonatos internacionales. Terminó 2012 en la Clio Cup España como la segunda en la clasificación de mujeres y obtuvo dos top 10 en el año.

En 2013 ascendió a autos de Gran Turismo compitiendo en la categoría Ginetta G50 donde obtuvo dos top 5. Fue la única
mujer invitada por Juan Pablo Montoya para competir en la tercera edición de la Carrera de las Estrellas en Medellín, para recaudar fondos para la Fundación Fórmula Sonrisas. También participó en Las seis horas de Bogotá con el equipo de Auto Stock en la categoría Súper Turismo 2ª hasta 2.000. Cerró el año con broche de oro cuando fue seleccionada entre las 10 deportistas merecedoras al premio Mujer Deportista del año.

DE LA DESCONFIANZA AL RESPETO
Si fuéramos a definir a Manuela tendríamos que sumar a su demostrado talento en las pistas del mundo, belleza, carisma,
feminidad, pasión, claridad, gentileza, desparpajo, inteligencia, seguridad, decisión, independencia, don de gentes y encanto personal. En un mundo deportivo dominado por los hombres seguramente han sido herramientas que le han
permitido codearse con ellos y ganarles, sin sentir la presión de los celos o la envidia que pudiera despertar.

“Yo no pienso en qué puedan sentir o cómo se puedan sentir.

En un mundo que está cambiando, muchas mujeres como yo aceptamos incursionar en espacios dominados por los hombres y lo mejor es no pensar en ello. Yo no pienso en términos de sexualidad, yo simplemente soy un alma que se expresa en lo que hace. Yo me entreno y me preparo física, mental, emocional y espiritualmente para dar el 200 por ciento”.

“Yo simplemente soy un alma que se expresa en lo que hace.”

“Yo veo más bien actitudes bonitas como la de esos hombres mayores que en un principio me miran con recelo porque
dudan, pero cuando demuestro en las pistas de lo que soy capaz, vienen y me expresan su admiración y respeto. También
veo la sorpresa de los equipos de trabajo que en un principio cambian de mala gana una llanta, pero luego su energía se transforma y quieren dar lo mejor. Es como si la energía femenina los transformara”.

EMPRESARIA COMUNICADORA
Manuela confiesa que todavía no vive de correr, hasta ahora los patrocinadores le facilitan y apoyan su pasión. Entonces, me pregunto, ¿de qué vive? Y me sorprende con su respuesta. “Yo soy presentadora del programa Motor Sports Colombia que se transmite a más de 47 países de habla hispana por el Canal Speed. Allí se divulgan los deportes a motor en Latinoamérica”.

También tiene su programa en Youtube titulado Diarios de un automovilista. Allí plasma todas las intimidades y curiosidades que no muestran los noticieros comunes y que son el postre de los amantes de los deportes a motor. “Cuando yo era fan quería saber cómo se entrenaba, cómo eran las pistas, cómo viven antes de una carrera y eso es lo que muestro, el detrás de cámaras. Yo muestro eso en Youtube en mi canal manuvasquez y en Instagram, también me encuentran en Twitter en @manuelavasquez1, porque a mí me encanta compartir, generar videos. Los deportistas somos seres humanos y la gente quiere saber cómo has estado en la carrera y verlo como un reality. Y cuando tienes muchos seguidores hay empresas interesadas en pautar ahí y de eso vivo”. Ella ha logrado que empresas colombianas y extranjeras se interesen en su imagen y proyecto automovilístico. Ellas son Gulf, Bodytech y Coldeportes. En la actualidad Manuela tiene contrato con la marca española Time Force para ser su imagen oficial en Colombia.

Esto significa que es la primera piloto colombiana en tener una edición especial del reloj, privilegio que tienen Cristiano Ronaldo y Gerard Piqué.

deportes5

 

LO QUE VIENE
En 2014 Manuela comenzó con honores. El pasado 31 de diciembre recibió un galardón por ser una de las 100 personas que mejor nos representan en el exterior. Y ella se siente feliz y halagada porque ama correr, es su vida y no lo hace por dinero o fama y tiene claro su responsabilidad social.

Este año ya está totalmente programado y competirá en el Campeonato Europeo; antes había estado en campeonatos
nacionales europeos, pero esta vez será en toda Europa. Estará en la GT4 European Series, de modo que esta vez estará en
pistas de Italia, España, Bélgica, Francia e Inglaterra. La primera carrera comenzará en mayo y la última en diciembre.

No cabe duda que ya Manuela está en las grandes ligas, su sede está entre Bogotá y Europa porque en su tierra natal ya no hay oportunidades, ni siquiera queda el kartódromo donde ella comenzó. “Quiero mucho a Medellín, allí está toda mi familia que es parte fundamental de mi carrera porque siempre me han apoyado, pero en Bogotá están las oportunidades, no solo hay kartódromo sino autódromo, en Medellín los deportistas no tienen dónde entrenar”.

Manuela Vásquez era una promesa que se hizo realidad, ahora es una fe que nos da la esperanza de verla más pronto que tarde en los titulares de revistas y periódicos con fotografías en las que ella será la número entre hombre y mujeres amantes de los deportes a motor. “Yo trabajo muy fuerte porque mi prioridad es mi carrera”. Y es tan fuerte su convicción que el amor puede quedar relegado: “No creo en el matrimonio ni planeo tener hijos, más que creer en el amor, creo en los momentos de amor. Las personas te acompañan en la vida por períodos, unos más largos que otros, pero no toda la vida. Yo soy como un rompecabezas armado de personas que han pasado por mi vida, por eso no creo en los esquemas”.

Como ven, esta colombiana, triunfadora en un mundo de hombres, no planea dejarse tentar por el amor porque solo
tiene una meta: ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *