Facebook Twitter Instagram Youtube

MARADONA HECHO D10S

Escribe: Marcela Beltrán Gómez

311 goles en 588 partidos jugados convirtieron a Diego Armando Maradona en el mejor jugador del mundo. Su ágil juego y dinamismo en la cancha lo hicieron un rival de peso, o por lo menos ese fue el sentimiento del seleccionado inglés, cuando por una “manito” de Dios, perdieron el título mundial en México 86 ante el cuadro argentino.

Todos esos recuerdos de Maradona en el césped fueron suficientes para que sus más fervientes admiradores decidieran crear la iglesia Maradoniana, un lugar en donde los cantos, las imágenes y, por supuesto, los goles del astro del fútbol son la base de este particular culto, que surgió después de una tarde de amigos: “Les propuse que creáramos un grupo de fieles de Maradona, del que siempre dijimos era un Dios, y en el año 2001 comenzamos las reuniones”, comenta Hernán Amez, fundador de la iglesia y quien ha liderado todos los eventos de la misma.

Al igual que las confesiones católica, judía y musulmana, la iglesia Maradoniana celebra encuentros con sus fieles cada semana, incluso hay quienes han optado por darse el “sí, acepto”, ante una cancha de fútbol, tal y como lo relata Emir Kusturika, en su documental Maradona by Kusturika.

Los eventos en la iglesia se celebran a partir de fechas especiales en la vida de Maradona: la nochebuena maradoniana es el 29 de octubre y la navidad el 30, día en el que nació hace 54 años, por tal motivo, el tiempo de la iglesia es 54 d.D (Después de Diego). Las pascuas maradonianas se realizan el 22 de junio, fecha en el que anotó los famosos goles contra Inglaterra en 1986. “Todos los elementos, rezos y canciones son llevados a las misas por los apóstoles”, asegura Amez, quien se desempeña como periodista deportivo en Rosario.

Todo el culto al astro argentino es una expresión de las pasiones de sus hinchas. Uno de esos seguidores, es Lucas Sola que comenta: “Yo soy maradoniano por amor a Diego, a él o lo amas o lo odias”; este argentino se emociona cada vez que se sienta a hablar de Maradona y al ver los goles de su ídolo en la pantalla chica. Él aún espera con ansias tener el ingreso a la iglesia, sin embargo todavía está a la espera de ser aceptado formalmente.

Hoy la iglesia tiene registradas cerca de 500.000 personas en todo el mundo y hay sedes de la misma en Italia y España, según Amez, en Colombia hay miembros del culto, sin embargo ninguno de ellos ha propuesto abrir una sede en el país.

Entrar es relativamente fácil. Basta con unirse a la cuenta en Facebook Iglesia Maradoniana o la cuenta en Twitter @Igmaradoniana y ser aceptado por estas para estar dentro de la iglesia. En un principio, el culto contaba con una página web que fue desactivada por sus creadores debido a constantes ataques cibernéticos, pero hoy a pesar de los problemas de conectividad, ellos aseguran que sus seguidores siempre serán fieles al Diego, como se conoce, tanto que ser fanático suyo está sobre cualquier camiseta o equipo: “El que seas maradoniano va más allá de todo. Hay hinchas de cualquier equipo que son seguidores de Diego, incluso de equipos rivales entre sí, lo único en común que tienen es el amor a él”, finaliza Lucas, quien además resalta que “en el fútbol no hubo ni habrá alguien igual a Maradona”.

Maradona_y_Bochini

Diego Armando Maradona junto a Ricardo Bochini. Fotografía: Presidencia de la Nación Argentina. Wikimedia Commons Enlace: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Maradona_y_Bochini.jpg

Quizás uno de los momentos más emotivos desde la creación de la iglesia, fue cuando el mismo Diego Armando Maradona visitó su lugar de culto, “Nos saludó, recibió y agradeció de magnífica manera”, comenta Hernán, quien cruzó un par de palabras con el deportista quien se declaró sorprendido y honrado por tanto cariño: “Él nos decía que eso no hacía falta, pero nosotros le dijimos que lo hacíamos para agradecerle” asegura Anza.

Por lo pronto, la iglesia continuará con su labor evangelizadora por todo el mundo, siendo los abanderados del mensaje que Diego dejó en las canchas gracias a su destreza con el balón y con las alegrías que les regaló a sus fieles.

mandamientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *