Facebook Twitter Instagram Youtube

Los gozosos y los dolorosos de las empresas familiares

Escribe Jorge Alejandro Rojas

UNA DEFINICIÓN

Podría pensarse en primera instancia que las empresas de familia son aquellas cuya creación, gestión y desarrollo se ha dado como consecuencia de la iniciativa de una sola familia.

Es un proceso: regularmente ocurre que su pionero empieza a involucrar a sus parientes en el negocio y en su administración.

Pero, en términos técnicos, según el pensar del profesor Miguel Ángel Gallo, una empresa familiar es aquella “cuyo patrimonio y gobierno está ejercido por los miembros de una o varias familias y – esto es lo más importante- su objetivo estratégico comprende la continuidad de la empresa en manos de la siguiente generación”.

VIGENCIA DE LAS EMPRESAS FAMILIARES

Las empresas familiares no son una “rara avis”, y tienen hoy toda la vigencia. No se trata solo de pequeñas empresas, microempresas o famiempresas, que también las hay. De hecho, usted se sorprendería de saber las importantes marcas multinacionales que están hoy asociadas a empresas familiares en el mundo. Estos nombres son altamente representativos, pero no los únicos:

En Colombia son familiares, empresas como:

  • Walmart
  • Ford
  • Tyson
  • Schröder
  • Volswagen
  • Porche
  • BMW
  • Roche
  • Ingenio Manuelita
  • Grupo Corona
  • Carvajal y Compañía
  • Mesacé

Para no citar sino unas pocas.

En su edición de septiembre 5 de 2015, la revista SEMANA destacó que “Estadísticas a nivel mundial indican que el 70 por ciento de las empresas de familia desaparece en la transición de la primera a la segunda generación, porque se acaban o porque pasan a manos de terceros. Al 20 por ciento le sucede lo mismo cuando llega a la tercera generación y al 7 por ciento que logra arribar a la cuarta. Los datos más dramáticos muestran que solo el 3 por ciento de las sociedades familiares que superan la cuarta generación viven para contar la historia.Negocios (3)

Las disputas y diferencias entre los miembros de la familia involucrados en el negocio o en su administración son la principal causa de este desenlace. Todos los días los medios registran rompimientos de empresas por peleas de esa naturaleza”

La doctora Paula Andrea Molina publicó en Pensamiento y Gestión su tesis de grado a propósito de este tema, y destacó que “Las empresas familiares tienen características comunes: son normalmente dirigidas por sus dueños, tienden a sufrir concentración y a generar interferencia de índole familiar en la toma de decisiones; este aspecto se constituye en un grave obstáculo para la óptima gestión financiera y comercial; los éxitos y fracasos de la empresa afectan a la familia. Por su tamaño, la mayoría pymes, estas empresas son más flexibles para adaptarse a los cambios bruscos en su entorno, pero con frecuencia tienen dificultades para anticiparse a ellos, porque no monitorean sus tendencias y se carece de la información necesaria.  Poza (1997) considera la empresa familiar como “la especie empresarial en el mundo económico más ágil y más capaz de competir en el tipo de mercado cambiante que estamos experimentando hoy en día” (p. 75).”

SUS GOZOSOS

La tesis de la doctora Molina destaca adicionalmente que los valores en las empresas familiares son un factor clave y una ventaja competitiva de su desempeño e insiste en que lo que mejor describe tanto a la familia como a la generación que controla la empresa es una suma de virtudes: compromiso, responsabilidad, justicia y equidad, credibilidad, el respeto a la legalidad y el trabajo duro. Y sintetiza así una solución: “Dado que habitualmente existen intereses contrapuestos entre los objetivos de la familia y los objetivos de la empresa, los valores de la empresa familiar deben ser definidos y compartidos, de tal manera que sean los pilares sobre los que se asiente un sistema duradero, que beneficie a ambas partes”.Negocios (2)

LA ERA DE LOS PROTOCOLOS FAMILIARES

Esas condiciones particulares han permitido el surgimiento de profesionales expertos en el abordaje de los problemas inherentes a las empresas familiares y a la creación de mecanismos capaces de proteger los intereses y la unidad de las familias, tanto como los intereses y desarrollo de este tipo de negocios.

 Hay dos herramientas fundamentales:

  1. Los Protocolos Familiares

No solo permiten estructurar de manera inteligente su gobierno corporativo, sino garantizar que él exprese trata de una herramienta que plasma la visión, la misión, las políticas y los valores de la familia, pero también las reglas del juego de las relaciones entre sus miembros. Se trata de formalizar estos acuerdos.

  1. Los Códigos de Buen Gobierno

No solo permiten estructurar de manera inteligente su gobierno corporativo, sino garantizar que él expresa un auténtico acuerdo de voluntades debidamente consensuado entre los miembros.

Se dan casos en los que evitar roces y conflictos, se acuerda que ningún miembro de la familia trabajará dentro de la compañía, por ejemplo.

Un aspecto nodal del acuerdo es garantizar la supervivencia del negocio en el tiempo, garantizar el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *