Facebook Twitter Instagram Youtube

En boca lavada, no entran moscas

Escribe: Diana Gómez

El poeta francés Charles Baudelaire publicó en uno de sus escritos que “una gran sonrisa es un bello rostro de gigante” y quizá tenga razón, pues con esta demostramos cercanía, confianza e interés en nuestro entorno.

Entonces, si la risa es tan importante para las relaciones humanas, ¿cómo podemos asegurarnos de que en verdad estamos haciendo lo correcto para el cuidado de nuestros dientes? La salud oral no solo está encaminada a tener una sonrisa perfecta, también busca reducir enfermedades que pongan en riesgo otros órganos del cuerpo.Salud (3)

“La salud bucal es el complemento de todo, es vital para tener un buen proceso digestivo y un cuidado de nuestros órganos internos”, argumenta María Alejandra Castaño, odontóloga del CES en Medellín, Estética dental A.N.D.E.S y Especialista en Gestión IPS. “Cuidarlos no es solo por lucir dientes blancos, sino por salud, ellos retienen infecciones que al entrar pueden causar daños en el sistema”, complementa. Según la Dirección de Salud Pública, en Colombia más de 90 por ciento de los habitantes ha sufrido caries, un mal que aqueja por igual a niños y adultos. No obstante, las pérdidas dentales en la adultez son más severas, llevando incluso a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a determinar la caries como un problema de salud pública en el país.

Este informe de salud bucal en el país determina que el 88.4% de los colombianos tiene una mala higiene oral, un 7.7% tiene una salud oral regular y solo un 2.9% cuida de sus dientes de manera permanente. El informe resalta además que los menores de 12 años han mostrado avances significativos en el cuidado de sus dientes, es decir los más pequeños mantienen una adecuada higiene y es importante para ellos el uso de los elementos dentales que reduce la aparición de caries. Sin embargo entre los 15 y 18 años el cuidado dental pasa a un segundo plano, ya que el 89% de los jóvenes en este rango de edad han tenido un historial de caries.

Lo preocupante del asunto es que conforme crecemos los hábitos de higiene oral se pierden, es por eso que cerca del 95% de los mayores de 20 años han sufrido de esta enfermedad.

Además de la caries, las enfermedades periodontales y la pulpitis también están causando estragos en las sonrisas de los colombianos, quienes ya adultos tienden a perder parte de su dentadura por estas enfermedades. Pero, ¿qué podemos hacer para mejorar estos indicadores?

Salud (5)Castaño recomienda tres pasos fundamentales: “Barrido con hilo dental, cepillado y enjuague, eso significa una buena rutina de higiene oral”. La fórmula de cepillar los dientes de arriba, hacia abajo; los de abajo hacia arriba y las muelas en forma circular, todavía es aplicable en estos tiempos, basta con hacerlo tres veces al día para que los residuos de comida no se adhieran al diente y creen una capa de sarro que con el pasar del tiempo se convierte en los molestos cálculos dentales; y por supuesto no deje de lado el enjuague que, según el mismo estudio, sólo el 36% de los colombianos lo aplica durante su cepillado.

Ahora bien, los expertos enfatizan que una buena alimentación también es fundamental para que los dientes no sufran las consecuencias. Está claro que la caries se produce cuando los azúcares entran en contacto con las bacterias que tenemos en la boca, esta unión produce ácidos que desgastan la corteza del diente y lo van carcomiendo, por eso es importante lavar los dientes cuando se han consumido altas cantidades de azúcar.

Las bebidas azucaradas, lo caramelos, incluso los jugos frutales endulzados pueden acarrear problemas. Tenga en cuenta que no solo el azúcar es dañino para los dientes, una alimentación carente de nutrientes y proteínas hace que los tejidos de las encías se debiliten y se expongan a una infección.

Además comer entre comidas acentúa la aparición de caries porque la producción de saliva es inferior a la producida durante las tres comidas, por lo tanto no hay una “limpieza natural” de la boca.Salud (1)

Es importante que, adicional al cuidado y a la prevención en casa, se hagan visitas periódicas al odontólogo, (mínimo dos en el año) y no asistir al especialista únicamente cuando el daño ya está hecho o el dolor sea insoportable. “Es ideal que se visite el odontólogo una vez cada seis meses, pero si se sufre de enfermedades periodontales y son sistemáticas es importante que se hagan visitas con mayor frecuencia como control”, comenta María Alejandra Castaño.

Para tener una buena higiene oral basta con seguir unos cuantos consejos que le evitarán además de dolores incómodos, altos costos en tratamientos dentales:Salud (4)

  • El cepillado debe ser lento, con movimientos elípticos, cortos y suaves. Hay que ser cuidadosos con las encías, los dientes de difícil acceso, las zonas que rodean las coronas dentales y empastes.
  • Cepille la lengua de atrás hacia delante para eliminar las bacterias que causan mal olor.
  • Procure cepillar los dientes después de cada comida, o por al menos inténtelo en la mañana y en la noche.
  • De nada sirve limpiar sus dientes juiciosamente si el cepillo con el que lo hace lleva meses siendo el hogar de bacterias, por eso los expertos recomiendan cambiarlo cada 3 meses, esto previene las enfermedades periodontales.
  • El uso adecuado del hilo dental es vital para la prevención de caries y elimina la placa bacteriana acumulada.
  • Visite a su odontólogo al menos dos veces al año.
  • El chicle puede ser un aliado de la salud oral, siempre y cuando sea un chicle sin azúcar, ya que evita la caries y saca las bacterias que se acumulan entre los dientes, adicionalmente incrementa la producción de saliva, que contiene calcio y fosfato.
  • Es importante que una vez al año se realice una limpieza para eliminar manchas y sarro acumulados que producen los incómodos cálculos dentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *