Facebook Twitter Instagram Youtube

Flores de Bach, una alternativa holística

Escribe: Camila Amaya

A través de 38 esencias con características individuales, las flores de Bach se han convertido en un tratamiento terapéutico holístico natural que trabaja el sistema mental y las emociones, con el fin de enfocar el tratamiento en el ser y no en la enfermedad.

Los florales de Bach fueron desarrollados por el médico inglés Edward Bach, entre los años 1928 y 1936 y quien se especializó en patología, bacteriología y homeopatía. Tras haber sufrido una fuerte enfermedad en 1917, causada principalmente por la pérdida prematura de su esposa, además de lidiar con la responsabilidad y el estrés de cuidar a los heridos durante la Primera Guerra Mundial, Bach confirmó su creencia sobre la incidencia del estado mental y la manera en que este afecta directamente la salud física. Bach no solo pensó los florales con el objetivo de ser un sistema sencillo, sino que exploró las enfermedades tratando a las personas como un todo y no exclusivamente en sus síntomas.

Con la terapia floral se pretende encontrar el equilibrio de las emociones del paciente, buscando la conciencia plena de su mundo interior y exterior. Los problemas de salud tienen frecuentemente origen en las emociones; sentimientos que fueron reprimidos persistentemente y que aparecerán, primero, como conflictos mentales y, después, como enfermedades físicas.

Mesa de trabajo 67

RAZONES PARA TOMAR LAS FLORES DE BACH

  • No poseen contraindicaciones, ni efectos colaterales ya que no son remedios, incluso las mujeres embarazadas pueden usarlos. No hay límite de edad y pueden usarse por tiempo indeterminado.
  • Cuando algo anda mal en temas de salud, esta se manifiesta en todos los planos: físico, mental, social y espiritual.
  • Estimulan las cualidades necesarias para que cada persona pueda enfrentar sus procesos y enfermedades de una forma equilibrada.
  • Puede ser utilizado como un tratamiento complementario, sin dejar de lado los tratamientos convencionales.

Los florales, preferiblemente, deben ser recetados por un terapeuta floral que, tras una entrevista minuciosa, ayuda a la persona a descubrir lo que necesita.

Durante la terapia pueden usarse hasta 7 esencias sin alterar el desarrollo del tratamiento.

  • El método del “vaso de agua”.

Para tratamientos a corto plazo, puede adicionar 2 o 3 gotas de la esencia recomendada en un vaso con agua y tomar en pequeños sorbos.

  • Frascos de tratamiento.

Se recomiendan para tratamientos a largo plazo y estos consisten en tomar la esencia, que previamente ha sido personalizada, diluida en agua. Pueden tomarse hasta 4 gotas de esta solución al menos por 4 veces en el día.

  • Directamente del frasco concentrado.

Se administran las gotas del floral concentrado directamente debajo de la lengua. Este método debe ser utilizado en momentos de emergencia y no se toman sin diluir. Cada dosis es de 2 gotas.

  • En el agua del baño.

Este método es complementario al uso oral de los florales. Echar 5 gotas en la bañera y sumergir el cuerpo durante algunos minutos para absorber los beneficios de la esencia elegida, a la hora de secar el cuerpo, no frotar la toalla, apenas dar toquecitos suaves.

Mesa de trabajo 68

BACH CLASIFICÓ 7 GRUPOS DE FLORES DEPENDIENDO DE SU APLICACIÓN Y DEL ORIGEN DE LA EMOCIÓN QUE CAUSA IMPACTO EN EL CUERPO, ALGUNAS DE ELLAS SON:

Tabla salud 81-04

Recuerde que esta terapia debe suministrarse por personas idóneas en el tema, tenga en cuenta además que este tratamiento jamás reemplazará los tratamientos convencionales y médicos, por eso si tiene síntomas que pueden poner en riesgo su integridad o la de su familia no dude ni un segundo en visitar a un médico o especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *