Facebook Twitter Instagram Youtube

La acupuntura: terapia con beneficios milenarios

Escribe: Sandra Restrepo

La acupuntura es una terapia energética en la que se utilizan agujas para desbloquear el flujo de energía de los pacientes y restaurar su salud. El flujo de energía se bloquea cuando el cuerpo tiene problemas de funcionamiento normal. Con la acupuntura se cambian los impulsos eléctricos del cuerpo, lo que permite que la energía vuelva a fluir como debe y que te sientas mejor.

Esta práctica milenaria, considerada como una de las principales formas de curación en la medicina tradicional china, ha demostrado ser eficaz, contundente, económica y precisa para diferentes dolencias mentales y físicas.

Aunque puede parecer muy dolorosa, no lo es, pues las agujas solo se ponen en la parte más superficial de la piel, así que realmente no se siente casi nada. El tiempo que estés con las agujas insertadas depende del tipo de enfermedad o dolencia que presentes.

LOS CINCO PILARES DE LA ACUPUNTURA

 

Para los chinos, la relación entre los seres humanos y las cosas que los rodean es de vital importancia, por lo cual se basan en la teoría de los cinco elementos, matriz de esta milenaria técnica.

Acupuntura (3)

Al entender esta teoría, también es posible comprender los dos ciclos matrices de la acupuntura: el Shen, y ciclo Ko, los cuales se refieren a la relación entre los órganos y sistemas del cuerpo humano para la correcta aplicación de dicha técnica.

BENEFICIOS

Una de las razones más comunes por la que las personas buscan la terapia con acupuntura, es el dolor crónico; sin embargo, existen diferentes beneficios estudiados científicamente que se pueden aliviar con esta práctica.

  • Estimula la fertilidad
  • Regula el ciclo menstrual, lo que hace más fácil la planificación familiar
  • Controla el síndrome de ovario poliquístico
  • Disminuye los cólicos menstruales
  • Ayuda con los malestares de la menopausia
  • Fortalece el sistema inmunitario
  • Alivia el dolor de espalda
  • Alivia el estrés, ansiedad, nervios y depresión
  • Mejora la digestión
  • Alivia la acidez estomacal
  • Contrarresta los efectos secundarios de la radiación en pacientes con cáncer
  • Neutraliza los dolores de cabeza y las migrañas
  • Calma las lesiones en el cuerpo, como tendinitis crónica, artritis, esguinces de tobillo, dolor muscular, etc.
  • Disminuye los dolores lumbares crónicos
  • Mejora la osteoartritis de rodilla
  • Ayuda con el síndrome de túnel carpiano
  • Disminuye las molestias de la fibromialgia
  • Alivia los dolores a nivel de cuello, las contracturas
  • Es efectiva para tratar alergias y sus problemas derivados
  • Ayuda con malas o regulares condiciones respiratorias
  • Cura algunas enfermedades de la niñez
  • Controla desórdenes de la garganta, nariz y ojos
  • Se pueden anestesiar personas con acupuntura
  • Ayuda con cosas comunes como resfriados, sinusitis y codo de tenista
  • Elimina toxinas
  • Favorece el riego sanguíneo
  • Aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre
  • Ayuda a adelgazar
  • Ayuda a dejar de fumar
  • Equilibra la tensión
  • Tiene efectos relajantes

Recuerda que aunque estos beneficios ya han sido probados, es fundamental que la técnica sea realizada por un profesional cualificado.

EFECTOS SECUNDARIOS

A pesar de los incontables beneficios ya mencionados, en algunos casos puede producir ciertos efectos, que deberás consultar con un especialista en la materia.

Dentro de estos efectos que pueden darse durante o luego de realizar la acupuntura en nuestro cuerpo, encontramos:

  • Dolor en pleno tratamiento. Estudios médicos recientes demuestran que sólo el 1% lo manifiesta
  • Malestar, dolor o debilidad. Para ellos, se recomienda utilizar anti-inflamatorios, siempre recetados por un doctor
  • Somnolencia. Por su efecto relajante, se recomienda no conducir
  • Infecciones en las partes tratadas. En caso de presentarse, debe acudir a un especialista y no auto medicarse
  • En el embrazo, debe consultarse con un doctor si es posible realizar el tratamiento, pues hay ciertos puntos de acupuntura que no deben ser estimulados en este estado.

TIPOS DE ACUPUNTURA

Dependiendo del paciente y su problema, pueden aplicarse uno o algunos de los siguientes tipos de acupuntura:

Con agujas: Es la más habitual. Para ella, se utilizan agujas filiformes, las cuales son tan finas que no producen dolor alguno.

Electro acupuntura: Estimula la energía corporal a través de corrientes eléctricas. De este modo el paciente no sufre la molestia de las agujas.

Moxicombustión: consiste en aplicar calor en diferentes partes del cuerpo mediante cigarros de “moxa” caliente para eliminar el frio y procurar que los órganos empiecen a funcionar correctamente.

Reflexología facial: Debido a la ausencia de dolor, este tipo de acupuntura es idónea para niños, ancianos y mujeres en estado de gestación.

Ventosas: Se aplican una serie de ventosas en puntos claves de la piel.

Pastillas adhesivas: Son semillas de mostaza que se adhieren a varios puntos de la oreja. Es ideal para niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *