Facebook Twitter Instagram Youtube

Las pausas activas pueden cambiar tu vida, ¡inténtalo!

Escribe: Ana Lucía Rincón

El cansancio, el dolor físico, la fatiga y el estrés son parte de la vida laboral, no tenerlos ni sentirlos sería el estado ideal, pero es imposible, las responsabilidades y el exceso del trabajo cada día nos debilitan más. Sin pensarlo, hemos comprometido nuestra salud, quizás en busca de mejor remuneración, reconocimiento o por simple descuido.

Si bien desde hace más de 15 años se habla de las pausas activas, también conocidas como gimnasia de pausa o gimnasia laboral, estas ciertamente van de la mano del desarrollo de la salud ocupacional y la medicina del trabajo.

Así como el cuerpo se desgasta por el uso, también sufre por el desuso, la constante inactividad y la rutina de una labor pueden llegar a exponer el sistema óseo o muscular a múltiples lesiones que afectan nuestra calidad de vida.

Las pausas activas son un conjunto de actividades reunidas estratégicamente con el propósito de estimular de manera integral el ejercicio físico, mental y espiritual para el bienestar de las personas y la minimización de los riesgos de accidentalidad en el trabajo.
Estos ejercicios no son exclusivos para personas en actividad laboral, incluso aquellas que no tengan una actividad física constante deben realizar algunos estiramientos de pausa activa para tener una mejor calidad de vida.
Para realizar algunos de estos ejercicios basta con tener buena actitud, pues no alcanzan el nivel de exigencia de una clase de spinning o un gimnasio de máquinas.

Pausas1

La doctora Diana Restrepo Vergara, egresada de la Universidad de Antioquia, explica la importancia de incorporar las pausas activas a las ocupaciones diarias, hacer de ellas un hábito que poco a poco puede mejorar las condiciones de vida. “La clave está en prevenir, disfrutar y divertirse a conciencia”.
De acuerdo al con el informe entregado por la Organización Internacional del Trabajo -OIT- las enfermedades que más llevan a las personas a visitas médicas son de orden laboral y se manifiestan como molestias musculares y esqueléticas: dolores de espalda, síndrome del túnel del carpo, tendinitis en hombros, manos y codos.

En Colombia, el 85 % de los padecimientos son de tipo músculo esquelético, respecto a la tendencia mundial donde estos ocupan el primer lugar, expresó la doctora Restrepo Vergara.

Además, afirma que las enfermedades laborales pueden tener múltiples causas; sin embargo las más comunes y principales provienen de posturas inadecuadas al estar de pie o sentado, movimientos repetitivos, esfuerzos mal hechos ya sea por halar, empujar o transportar algo, mantenerse mucho tiempo sentado o de pie, laborar demasiadas horas sin el debido descanso, exponerse en espacios poco adecuados que no cumplen los mínimos requerimientos de seguridad, y el estrés.

Por ejemplo, cuenta Restrepo que como médica, en los servicios de atención de consulta externa, todo profesional de la salud está expuesto a movimientos repetitivos en las manos, largas horas sentado en la misma posición y estrés; por ello sus pausas activas consisten en realizar ejercicios de movimientos articulares y de estiramiento, principalmente del tren superior: hombros, brazos y manos; el cuello, el tronco y las extremidades inferiores por estar mucho tiempo sentados.

La esencia de una adecuada y efectiva pausa activa, ejercicio o reflexión, ya sea mental, física o espiritual empieza con la respiración; esta debe ser profunda, lenta, rítmica y suave para oxigenar todo el cuerpo, en especial el cerebro.

Las pausas activas deben realizarse al menos 3 veces al día, en intervalos de 5 a 10 minutos, es una cuestión de salud y autocuidado, hay que tener en cuenta que no todas las personas pueden hacer los mismos ejercicios, esto depende de si ha tenido lesiones anteriores, fracturas o condiciones médicas que requieren un mayor cuidado o manejo especial.

En Colombia desde 2014 con el decreto 1443 se viene trabajando en el desarrollo de mecanismos que propicien y generen conciencia alrededor de la salud y la seguridad en el trabajo, en el que se estipula la necesidad de implementar y gestionar desde las empresas y entes administradores de riesgos profesionales un trabajo conjunto que disminuya y evite las incidencias de las enfermedades laborales.

Pausas2

Beneficios de las pausas activas:

Las pausas activas suelen ser ejercicios de fácil realización, que pueden tomarse de 5 a 10 minutos y no siempre están enfocados directamente al estiramiento y las articulaciones; hay programas de “fitness laboral” es decir, pausas activas que integran dichas prácticas con actividades lúdicas, bailar o jugar; o relajantes, como un simple masaje. Estos no solo generan descanso, energía y dinamismo, también rompen con la cotidianidad.

En este orden de ideas, las pausas activas contribuyen a reducir, disminuir y prevenir:
• La tensión muscular.
• La sensación de fatiga.
• El estrés.
• La ausencia laboral.

Ellas mejoran:
• La postura corporal.
• La atención.
• La concentración.
• La calidad de vida.
• El desarrollo de la creatividad.

De acuerdo con el decreto 1443 de 2014, donde se definen las directrices de obligatorio cumplimiento para implementar el sistema de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo, las empresas con sus políticas internas y en cooperación conjunta con la administradora de riesgos laborales, brindan a sus trabajadores la oportunidad de hacer las pausas activas.

Según la OIT1:
• 2,02 millones de personas fallecen cada año debido a enfermedades relacionadas con el trabajo.
• 321.000 personas perecen cada año como consecuencia de accidentes laborales.
• 160 millones de personas sufren de enfermedades no mortales relacionadas con el trabajo cada año.
• 317 millones de accidentes laborales no mortales ocurren cada año. La Organización Mundial de la Salud, OMS, estima que la tasa de morbilidad calculada para la enfermedad laboral es de 300 a 500 casos por cada 100 mil trabajadores cada año2.

De acuerdo con lo anterior:
• Cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo.
• Cada 15 segundos, 115 trabajadores tienen un accidente laboral.
1 www.ilo.org/global/lang–en/index.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *