Facebook Twitter Instagram Youtube

Lo que debe saber del bisturí

Escribe: Camila Díaz Vélez

Susana está próxima a cumplir 15 años. Como es costumbre, sus padres quieren preparar una gran fiesta a donde asistan los más allegados para bailar el vals y brindar por su hija; sin embargo, Susana quiere convencerlos para que en vez de la fiesta, le regalen una liposucción: eso es lo que realmente desea.

Casos como los de Susana abundan en el país, incluso es común escuchar en pasillos de oficinas, universidades, y hasta en colegios, conversaciones como: “Me hice una cirugía”, “¿Qué cirujano me recomiendas?”, “¿Con quién te operaste?”, entre otras. No obstante, son pocas las personas que realmente saben diferenciar entre una cirugía plástica y estética, y no siempre reciben o buscan la asesoría correcta a la hora de someterse a una decisión, que además de modificar algún aspecto físico, puede poner en riesgo su vida.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE CIRUGÍAS PLÁSTICAS Y CIRUGÍAS ESTÉTICAS?

Bisturí (4)

Las cirugías estéticas son cada vez más comunes, pues con ellas se logran en algunos casos los estándares de belleza que muchas personas desean para mejorar su autoestima. Por eso, las empresas encargadas de suministrar los equipos médicos están en constante desarrollo, aplicando nuevas tecnologías que estén a la altura de las condiciones que los cirujanos requieren y que no atenten o pongan en peligro la vida del paciente.

BisturíCirugía de nariz (rinoplastia), lipoescultura, abdominoplastia, mamoplastia de aumento, cirugía de párpados, cirugía de orejas, elevación de cejas (frontoplastia), gluteoplastia, implantes de cabello, rejuvenecimiento facial y hasta vaginal, son algunas de las cirugías estéticas más solicitadas por los pacientes en Colombia. La Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (Isap, por sus siglas en inglés) aseguró que en 2013 se practicaron 420.955 procedimientos quirúrgicos, superando a países como Italia y Argentina.

Este crecimiento ha convertido a Colombia en un destino reconocido en el ámbito internacional por ser altamente calificado, cumplir con altos estándares de calidad y tener cirujanos con el conocimiento y la experticia que se requieren para que un paciente opte aquí por estos procedimientos.

Pero ¿qué lleva a una persona a practicarse una cirugía plástica o estética?, Fundamentalmente, por la necesidad de mejorar un aspecto de su físico con el que no está a gusto. Esto le ayuda a tener una mejor autoestima, lo que se percibe en sus relaciones afectivas e interpersonales.

Si usted está pensando en practicarse una cirugía plástica o estética, tenga en cuenta la siguiente información, que puede ampliar visitando el sitio web de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva: (cirugiaplastica.org.co)

Tenga claridad sobre el procedimiento que desea y los riesgos a los que se somete; por eso, no tome a la ligera esta decisión, piense que quizá podría estar jugando con su vida.

No busque cirugías, busque cirujanos. Para esto es siempre importante remitirse a la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.

Verificar que el cirujano elegido sea un especialista en la materia. No se deje confundir, los cirujanos “cosméticos” no existen.

Aunque el cirujano es la cabeza principal del procedimiento, también se debe investigar la procedencia del anestesiólogo que intervendrá en el proceso, esto se debe realizar a través de la Sociedad de Anestesiología. Muchas veces los cirujanos trabajan de la mano con algún anestesiólogo; sin embargo, no está de más que confirme la información.

Bisturi-01-compressor

Las comúnmente llamadas “clínicas de garaje” no son espacios certificados, por eso debe cerciorarse de que la clínica donde
se realice la intervención esté autorizada por la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social, y que tenga servicio de urgencias para actuar de la mejor manera en caso de presentarse una complicación durante o después de la cirugía.

¿Cuánto te costó? Esto realmente es lo menos relevante, no vale la pena jugar con la vida. Las promociones, paquetes, descuentos y demás, no siempre son la mejor opción: tómelos para objetos externos como ropa, alimentación o entretenimiento, pero NO a la hora de someterse a una cirugía estética.

Por último y una vez haya verificado toda la indagación anterior, consulte la información que debe tener en cuenta después de la cirugía: cuidados, medicamentos, recomendaciones, incapacidades.

Esta clase de procedimientos pueden conllevar implicaciones no deseadas: no es una decisión simple, y mucho menos que se tome de la noche a la mañana; por eso el primer y principal paso es determinar a qué se está dispuesto a pasar por el procedimiento seleccionado, teniendo en cuenta y examinando a fondo todas las posibles consecuencias que esto sobrelleve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *