Facebook Twitter Instagram Youtube

MODOROSA, un movimiento para salvar vidas

Lina fue diagnosticada en 2012 con cáncer grado 3 de mama en el seno izquierdo, luego de comenzar su proceso y tratamiento se dio cuenta de que las mujeres fallecían por no auto examinarse a tiempo. Su sobrino le regaló una de las cabezas que se usan en peluquería para poner las pelucas, la pintó especialmente para ella y luego le llegaron cerca de 70, incluida una que le envió el escritor Jorge Franco, por lo que se realizó la exposición “Con la cabeza bien puesta” y se dio el principio de ModoRosa, iniciativa de responsabilidad social de Tripartita Comunicaciones, agencia de comunicaciones y relaciones públicas fundada por Lina y su socia Natalia Ortiz.

Estar en ModoRosa es como estar en modo mundial, modo avión, modo… Es un movimiento que transmite un mensaje de detección temprana del cáncer de seno, enfermedad que padece una de cada ocho mujeres en cualquier momento de su vida y que al ser detectada a tiempo, tiene una sobrevida superior al 90%. Lina nunca dejó de ser una mujer luchadora, resplandeciente, amorosa, familiar y trabajadora.

Su cambio físico se dio de manera muy especial. Su largo cabello lacio, fue cortado primero a los hombros. Sus amigas le hicieron una pelufiesta para acompañarla en ese momento. Cuando llegó la hora de tusarse, lo hizo acompañada de su esposo Juan Luis y sus hijos Daniela, Tomás y Simón. Ellos se encargaron de retirarle todo el cabello y lo hacían cada 8 días. Lina se mandó a hacer una peluca con su cabello, pero no la usó, sentía que le picaba y optó por salir calva a la calle, a reuniones, a sus citas, a la vida.

Este cambio, al contrario de lo que esperaba, fue maravilloso porque le permitió descubrir la esencia de su vida. No fijarse solo en lo físico, sino en lo espiritual. Era admirada donde iba.

Una mujer hermosa luchando contra el cáncer de seno y gracias a ModoRosa sus cejas se perdieron, sus pestañas también. El único órgano que no se afectó fue su oído, pero ella siguió adelante. Se sometió a sus tratamientos, quimioterapias, cirugías, apoyo espiritual, psicológico, físico. Todo. Hizo de todo para seguir siendo la mujer que todos conocían. Su madre falleció antes de Lina recuperarse. Y a pesar de esto, siguió luchando por su vida, pues en casa la esperaban.

Ella contó poco a poco su historia en un blog que al principio fue personal y luego se volvió viral: “Poniéndole el pecho al cáncer”. Fue tanto el impacto, que el canal Tele VID le propuso realizar un programa en el que se presentaran testimonios de pacientes de cáncer y este año ya comenzó su segunda temporada. Teniendo invitadas tan especiales como lo han sido Lorena Meritano, Flavia Dos Santos y Carolina Montoya, hermana de la Toya Montoya, todas pacientes diagnosticadas con cáncer de seno.

Modo Rosa (2)ModoRosa entonces se convirtió en una alarma nacional. Se realizó una pasarela en Colombiamoda 2014 con proyectos de 13 diseñadores nacionales, varias de las prendas se vendieron para apoyar a Fundayama, fundación que respalda ModoRosa en Medellín y que trabaja, asesora y guía a pacientes de escasos recursos de estratos 1 y 2.

Se hicieron eventos, conciertos, ferias y centenares de productos en ModoRosa. Se iluminaron cerca de 100 edificios en Medellín de color rosa y en varias ciudades de Colombia durante el mes de octubre, como una señal de alarma invitando a las mujeres a examinarse, presentando el auto examen como la mejor opción para detectar si algo anda mal.

El Éxito lanzó la colección ModoRosa con Éxito by Karen Martínez, donde 7 de sus marcas propias fueron escogidas para contar con diseños exclusivos para la causa. Con el dinero recaudado, se compró una sede para Fundayama, la cual ya está reformada, y se inauguró el 1 de octubre como un centro de acompañamiento para las pacientes; un lugar ideal y amplio que pasó de los escasos dos cuartos en una oficina en comodato, a más de 200 metros para ellas. Esta reforma se realizó con el apoyo de varias empresas y un equipo de arquitectos, diseñadores e ingenieros que donaron su trabajo para tal fin.

ModoRosa en 2014 se vio en las empresas, en sus fachadas iluminadas, en sus comunicaciones internas y externas, sus empleados se vistieron de rosa, sus carros, sus páginas web, sus correos internos, se comunicó de mil maneras. Los medios de comunicación informaron en todo momento lo que sucedía y cómo ModoRosa se tomó a Colombia para salvar la vida de las mujeres de esta enfermedad, que si bien no se puede prevenir, sí se puede detectar a tiempo.

El centro comercial Santafé Medellín le regaló a la iniciativa una campaña denominada Toca, cuyo símbolo fue un guante rosado, recordando así que las mujeres tienen la vida en sus manos.
Esta campaña se manejó también en Bogotá, la replicaron empresas, instituciones, entidades, gobierno y personalidades.

Muchos subieron su foto a redes sociales con el guante rosa, como Mónica Fonseca, Carolina Cruz, Andrea Serna, Carolina Guerra, Karen Martínez, actores, actrices, presentadores, líderes, la Primera Dama de Medellín y hasta la Primera Dama de Colombia, Tutina de Santos. Todo fue beneficioso para Lina, que no luchó sola sino que luchó por todas las mujeres transmitiendo su mensaje.

Lina ya está recuperada. Luego de tener herencia de la enfermedad en su familia y de ser esposa de un ginecólogo, descubrió que el cáncer no tiene deferencias y que nos toca a todos. Este año ModoRosa sigue en pie, ya realizó una pasarela en IxelModa – Cartagena, denominada Pasarela M, la cual contó con diseños de las marcas de vestidos de baño más reconocidas del país. El deporte y la salud se unieron con una clase especial de zumba a cargo de la reconocida instructora Janettsy Chiszar, en la que participaron cerca de 200 mujeres.

2015 empezó con pie derecho también para el movimiento gracias a 1Tucan, que le regaló a ModoRosa la App que lleva su mismo nombre de descarga gratuita y que funciona como un sistema de alarmas para que las mujeres recuerden sus citas de control, examinarse y compartirla con quienes aman. En su primer mes alcanzó 5 mil descargas en los 5 continentes, y además, recibió el segundo lugar en el desafío Mobile4Change que premia las mejores Apps móviles del mundo orientadas a promover educación y formación. Este desafío, organizado por Telefónica Educación Digital, con la colaboración de Qualcomm, la Unesco y YouthMobile, reconoce la labor y el objetivo por la que fue creada la App ModoRosa.

De nuevo la moda se convirtió en un escenario para transmitir el mensaje de ModoRosa y el pasado 30 de julio se realizó la Pasarela M en Colombiamoda. ‘Sembrando pensamientos’ fue la historia que se contó en esta versión de la pasarela, que invitó a los asistentes a realizar una reprogramación mental en la que, de manera consciente, se logre favorecer la salud. Cinco diseñadores, con diferentes niveles de experiencia en el sector moda, se encargaron de llevar a los asistentes por cinco momentos sensoriales alrededor del cáncer de seno a medida que por la pasarela se observaron sus propuestas.

Durante la primera semana de septiembre, ModoRosa convocó a una reunión informativa a diferentes sectores: empresarial, gremial, educativo, deportivo, saludable, gastronómico, académico, entre otros, con el fin de que conocieran qué es el movimiento y cómo en octubre pueden hacer parte de él.

Las pestañas y cejas de Lina ya crecieron. Su cabello está corto, pero crespo y ella sigue siendo la misma mujer que con una sonrisa logró poner a Colombia en ModoRosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *