Facebook Twitter Instagram Youtube

Del vinilo al iPod. Muchos sustratos, una sola música

Escribe: Camila Díaz

El siglo de las luces sorprendió al mundo con muchísimos inventos a los que se deben gran parte las comodidades que disfrutamos en el presente. Uno de ellos fue la capacidad de almacenar el sonido en una matriz física, para reproducirlo. En 1881, Thomas Alba Edison logró crear el fonófono, un objeto capaz de convertir la energía acústica en energía mecánica. Fue solo cuestión de tiempo para que otros científicos de la época perfeccionaran el invento de Edison y de Bell para finalmente darle origen al gramófono. Para 1887, Berliner había ya creado un disco del que podían sacarse muchas copias de bajo costo y que podían reproducirse más de una vez. Los primeros discos de grabación se hicieron primero de cera, luego se hicieron de vidrio y finalmente de plástico.

Sin embargo, no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando apareció propiamente el disco de vinilo, hecho con una resina de polivinilo, estableciéndose así el primer sistema de grabación y reproducción de sonido de larga duración.

Para 1963, el mundo del sonido vio la aparición del casete compacto. Nació primero como un formato para guardar dictados personales (entrevistas, bitácoras auditivas, recordatorios, etc.) pero luego de varias mejoras consecutivas se convirtió en un formato utilizado por la industria discográfica; este formato se hace muy popular y se desarrolla en paralelo a la explosión del hipismo y de la posterior cultura pop, en la que la música juega un papel fundamental. En 1980 el casete ya era popular y aparece en el mercado el walkman, como primer elemento portable para escuchar música. Los casetes y los dispositivos para usarlo invadieron la vida cotidiana: carros, casas; hasta los teléfonos se nutrieron con el desarrollo de este, con la aparición de los teléfonos contestadores.

Del Vinilo al Ipod-1 (2)Aun así, el auge del casete sólo duró unos 10 años, para 1990, el CD (que se había empezado a desarrollar desde los 70 y se había introducido al mercado en el 82) hizo obsoleta la grabación de música en casetes, por su mayor capacidad para almacenar datos y mantener la calidad del sonido al hacer copias. Junto con el CD también surge otro dispositivo portable: el dicsman, que apareció en su primera versión bajo la marca Sony, en 1984. Es importante nombrar que con los CD, en paralelo aparecieron aparatos de procesamiento de datos con disco duro, objetos que luego, con el desarrollo de la tecnología, llegarían a permitir el almacenamiento de muchos elementos digitales, entre ellos, la música.

Del Vinilo al Ipod-1 (4)La llegada del siglo XXI trajo además otros formatos no solo de grabación de sonido sino de grabación de datos en general. La digitalización de los datos desarrollada en la anterior década había creado retos de compresión de la información, ya que, las personas necesitaban tener cada vez más y más elementos digitales al alcance de la mano; es así como nace el formato mp3, con su respectivo reproductor.

El MP3, a diferencia de los demás sistemas de reproducción de música nombrados anteriormente, no corresponde a una base física de grabación, corresponde a un código de compresión de música, aparece en la época en la que el internet es un hecho y esto en cierta forma desaparece la necesidad de guardarla en un objeto físico para luego pasarla por un reproductor. En este punto, el reproductor mismo funcionaba como el sustrato en el que se guardaba la información, en nuestro caso, sonora. El año 2001 abre sus puertas al IPOD y hoy es ya un hecho que la música se comparte, se almacena y se reproduce digitalmente.

Del Vinilo al Ipod-1 (5)El disco de vinilo se ha reactivado recientemente, sin embargo no se sabe si será solo una moda que reivindica lo pasado o si en general volverá a ser popular. Lo cierto es que la industria en general tiene algunos puntos que aceitar para tener nuevamente ritmo, ya que la tecnología había caído en desuso hace aproximadamente cuarenta años.

El desarrollo del disco de vinilo impulsó un medio de comunicación tan importante como la radio, que apareció y se difundió como tal entre las dos primeras décadas del siglo XX, cuando la música se transmitía en vivo, pero gracias a la aparición de nuevos sistemas de grabación de sonido este tipo de prácticas ya no fueron estrictamente necesarias; así mismo, los posteriores medios para guardar sonido se consolidaron como insumos invaluables e imprescindibles adheridos indisolublemente a la radio.

El MP3 se convirtió en un formato común en medios virtuales como el internet y posteriormente se integró a la tecnología celular como un complemento, por lo que hoy no es necesario tener un reproductor MP3 propiamente dicho y los sistemas que solo reproducen música son más un lujo.

DISCOS DE  VINILO, GRAMÓFONO, CASETE, GRABADORA, WALKMAN, DISCO COMPACTO, DICSMAN, MP3, IPOD, BLUETOOTH,  sustratos,  reproductores y formatos que sin duda han alegrado los oídos de muchas generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *