Facebook Twitter Instagram Youtube

Hawking apps, tecnología social hecha en Colombia  

Escribe: Marcela Beltrán Gómez

Con esta aplicación miles de personas en el mundo podrían mejorar significativamente su calidad de vida, “cualquier persona con movilidad reducida que tenga el aplicativo podrá comunicarse sin la necesidad de unas gafas externas o un hardware externo que sale muy costoso”.

Alejandro Uribe Sánchez siempre fue un apasionado de la tecnología. Los computadores, los gadgets y las tendencias en materia informática fueron vitales para este joven nacido en Girardota, Antioquia, y quien hoy puede llegar a cambiar la calidad de vida de las personas en condición de discapacidad en Colombia.

Es callado, pero muy observador. Alejandro decidió apostarle a la tecnología desde que estaba en el colegio, un centro educativo que profundizaba en sus estudiantes el área de sistemas. Luego, estudió Ingeniería de Sistemas e Informática en la Universidad Nacional en Medellín, y en simultánea cursó Ingeniería Biomédica en la Universidad de Antioquia, “decidí fusionar esos conocimientos para hacer algo que tenga medicina e ingeniería para poder ayudar a las personas con su necesidad de comunicarse”, comenta.

Hawking apps (3)

Su iniciativa poco a poco fue tomando forma, y el proyecto, denominado Hawking apps, y que inició en el grupo de investigación Inteligencia Artificial para Educación en la Universidad Nacional, rápidamente se convirtió en una alternativa para personas con movilidad reducida.

Fue así que en 2015 su proyecto fue seleccionado entre cientos de propuestas por Ayudapps, una iniciativa del Ministerio de TIC y Colciencias, que buscaba impulsar la creación de aplicaciones para personas en condición de discapacidad en el país. Gracias a su talento, Alejandro, junto al también ingeniero John Fernando Sánchez y al ingeniero de diseño Juan David Agudelo, han abierto puertas para que su herramienta digital gane terreno en el mundo de las apps. “Esta iniciativa me proporciona los recursos para trabajar en un producto más completo y que planeamos lanzar a finales de 2016”, aseguró este joven de 25 años y quien espera que su app sea un referente de innovación social en el mundo. 

Hawking apps es un aplicativo móvil, desarrollado para dispositivos Android y que requiere la cámara frontal del celular o la tablet para funcionar, ya que a través de esta detecta los ojos de la persona, quien con movimientos oculares puede elegir letras o palabras que son seleccionadas con un pestañeo y con las que le permitiría construir mensajes para comunicarse con mayor facilidad: gracias a los ojos puede ponerse en marcha esta aplicación.

Hawking apps (1)

“Generalmente la movilidad de los ojos no se pierde, porque no es una movilidad que esté atada a la médula espinal, es la única movilidad que se mantiene en personas que quedan cuadrapléjicas”, aclara.

Con esta aplicación miles de personas en el mundo podrían mejorar significativamente su calidad de vida, “cualquier persona con movilidad reducida que tenga el aplicativo podrá comunicarse sin la necesidad de unas gafas externas o un hardware externo que sale muy costoso”. Bajo esa premisa Alejandro desarrolló todo su proyecto, para él es importante que su aplicativo sea de fácil comercialización, y sobre todo a bajo costo, porque como él mismo asegura “¿de qué sirve crear un dispositivo con estas características, si va a ser de uso exclusivo de unos cuantos?” La diferencia del costo es significativa, mientras un dispositivo que requiere un hardware externo puede costar en promedio un millón de pesos (300 dólares), Hawking apps tendría un precio estimado de 15 mil pesos (5 dólares).

Para Alejandro, el trabajo desarrollado por el científico inglés Stephen Hawking fue la inspiración necesaria para darle vida a su creación, una aplicación que les permitirá a las personas con enfermedades como la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) comunicarse con sus familias y personal médico, tal y como a mediados de los 80 lo hizo Hawking, quien sufre de esta enfermedad diagnosticada a los 21 años. “A pesar de su condición, él ha hecho uno de los aportes más grandes a la ciencia en la historia. Por eso nombré así el aplicativo, porque cualquier persona con movilidad reducida, es una persona con una alta capacidad intelectual y que puede aportarle a la humanidad”, enfatiza.

Para lograr que su aplicación pueda llegar a muchas personas, el equipo de trabajo debe ser, como él mismo lo dice, “compacto”, en el que la creatividad, la innovación y ante todo, las ganas de generar un cambio en la sociedad sean las bases de este proyecto. John Fernando, coequipero de Uribe Sánchez, sufre de distrofia muscular generalizada, factor que le ha servido para orientar el diseño desde su propia experiencia; John Fernando además ha hecho valiosos aportes desde su formación profesional, pues es Magister en Sistemas. “Su retroalimentación ha sido positiva, porque a través de su experiencia nos dimos cuenta de que había unas necesidades primordiales y con base en ellas, el aplicativo ha evolucionado mucho”, asegura Alejandro, quien está trabajando para que su aplicación no solo permita el uso de las letras, sino que el sistema establezca una serie de frases predeterminadas que puedan enviarse como un mensaje de whatsapp.

Hawking apps (4)

Pero su ingenio no acaba aquí, mientras avanza a pasos agigantados con Hawking apps, en simultánea trabaja en un juego de triqui o ajedrez, su segunda pasión, que tiene como base la misma tecnología. Hasta el momento esta aplicación de carácter lúdico se encuentra en su fase de diseño, pero espera que con el tiempo pueda ir perfeccionándola para brindarles a las personas con discapacidad motora una herramienta de entretenimiento.

Si bien Stephen Hawking fue quien inspiró el desarrollo y el nombre del aplicativo, este aún no conoce todo lo que ha inspirado en este joven colombiano, quien desea que su trabajo esté completamente desarrollado para compartir este avance con el físico inglés, cuya historia de vida permitió que Alejandro y su equipo de trabajo soñaran algún día en compartir conocimientos con el científico más importante de los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *