Facebook Twitter Instagram Youtube

Si lo imaginas, lo imprimes

Escribe: Federico Cano Montoya

O por lo menos el prototipo. Desde 2003, el desarrollo tecnológico ha cobijado un fenómeno que está tomando fuerza y poco a poco está revolucionando la forma de crear objetos de manera sencilla y con alta precisión. Un método asequible a muchos públicos para hacer realidad su creatividad por medio de un aparato que podemos tener en nuestros hogares: la impresión 3D.

Si lo imaginas lo imprimes (3)

Es una tecnología que funciona como un proceso de adición de material donde un objeto modelado en software 3D puede materializarse. Consiste en la superposición de capas sucesivas de un material específico que dará como resultado el objeto modelado. Imagínese una capa de plastilina que, al juntarse con otras, va creando la forma deseada de su escultor, pero en este caso, una máquina se encarga de hacer eso por usted. Importantes industrias lo usan para evaluar el funcionamiento de los productos que piensa sacar al mercado, como maquetas, calzado, prótesis, partes mecánicas, juguetes, ropa, instrumentos, entre muchos otros.

Si lo imaginas lo imprimes (4)

Si lo imaginas

A diferencia de las impresoras de tinta plana, esta tecnología utiliza diferentes métodos y materiales para la elaboración de los objetos. Se identifican 4 tipos de impresoras 3D

Algunos materiales comunes para la impresión en 3D son:

Si lo imaginas lo imprimes (6)

Si lo imaginas lo imprimes (7)

Si lo imaginas lo imprimes (1)

ABS: acrilonitrilo butadieno estireno. No biodegradable. Reciclable.

PLA: ácido poliláctico o poliláctido.

Biodegradable. Reciclable.

PVA: alcohol polivinilo.

Biodegradable. Soluble en agua.

PC: policarbonato.

No biodegradable. Reciclable.

Soft PLA: ácido poliláctico flexible.

Biodegradable. Reciclable.

HDPE: polietileno de alta densidad.

No biodegradable. Reciclable.

Nailon: fibra sintética de muy diversos usos.

No biodegradable. Reciclable.

Según la aplicación en la industria, el material varía. Se han publicado casos de prótesis usadas en medicina con éxito en su funcionamiento, objetos con fibra de madera como prototipos y elementos decorativos, o vidrio transparente para modelado. Cada vez que avanza esta tecnología, más materiales se van integrando según la necesidad del consumidor que la demande.

La impresión en 3D ha tenido un paso lento pero seguro, en el reto de convertirse en tendencia de utilización. Cada vez, la tecnología pone a disposición muchas herramientas para que el humano facilite sus tareas en las obligaciones o hobbies que ejecuta y ella misma se va retando, trayendo consigo nuevos avances en tiempos más reducidos. ¿Ha pensado en tener una máquina de estas en su hogar? Pues no suena tan descabellado, la asequibilidad a estos aparatos será amplia para que nosotros podamos poner a prueba nuestra creatividad en crear nuevos objetos. ¿Qué le parece imprimir calzado personalizado y salir a caminar con ellos en la mañana? La impresión en 3D pronto lo consolidará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *