Facebook Twitter Instagram Youtube

El abrazo de la serpiente

Imagenes Articulos

Escribe: Marcela Beltrán Gómez

Un encuentro fortuito con los diarios del explorador Theodor Koch-Grünberg y Richard Evan Schultes, llevó a Ciro Guerra (La sombra del caminante y Los viajes del viento) a soñar con una producción cuyo escenario fuera la selva amazónica colombiana, un territorio que pasaba desapercibido para muchos y cuyos referentes estaban ligados a la guerra, la coca, el caucho, la biodiversidad, entre otros. Hoy, cinco años después de ese descubrimiento bibliográfico, su cinta, El abrazo de la serpiente, hace parte de las cinco películas nominadas al premio Oscar de la Academia en la categoría mejor película de lengua extranjera, un reconocimiento que pone en boca de todos, la calidad del cine nacional.

Imagenes Articulos

El filme cuenta la historia del encuentro entre Karamakate, un nativo que posee el conocimiento ancestral de su tribu y dos científicos que, con 40 años de diferencia, se interesan en encontrar una planta sagrada en la profundidad de la selva. Estos dos encuentros están rodeados por las luchas propias del choque de los dos mundos (el ancestral y el occidental): las relaciones de confianza y desconfianza, la curiosidad y la incomprensión, los intereses mercantiles con el encantamiento de la libertad de la selva, la espiritualidad con la ciencia, entre muchos matices que crean dentro del paisaje amazónico una especie de sub paisajes humanos que colisionan entre sí; además, la realidad parece diluirse entre un tiempo objetivo y un sin-tiempo místico que parece fundir ambos exploradores en un mismo personaje.Imagenes Articulos

“Lo más significativo es que esta es una película hablada en lenguas indígenas, idiomas que para los colombianos son también una lengua extranjera”, asegura Guerra, quien junto con su equipo espera que el próximo 28 de febrero en la ciudad de Los Ángeles se pronuncie el nombre de su película, estrenada en salas de Canadá, Estados Unidos, México, Alemania, Francia, Suiza, Austria, Italia, Grecia, China, Tailandia, Dinamarca, Australia, Nueva Zelanda, Hungría y Países Bajos.

Imagenes Articulos

Durante el rodaje, la producción se instaló en Mitú (Vaupés) e Inírida (Guainía) para traer a la vida este filme que por las duras condiciones de la geografía y el inclemente clima se convirtió en un desafío para el equipo de trabajo; incluso encomendaron su protección a uno de los ancianos sabedores de la región y siguieron sus indicaciones. “Fuimos honestos y jamás nos propasamos, y el resultado fue evidente: nunca nos pasó nada. Solo llovía en las noches, cuando hacíamos corte para almuerzo o al terminar la jornada, esto nos permitió cumplir los tiempos programados. Sentimos que fue por su protección”, aseveró Cristina Gallego, productora de la cinta.

Imagenes Articulos

Para Ciro, la película significó el espacio de un amplio aprendizaje, en el que el entorno contenía conocimiento y les hizo tener una perspectiva diferente de ese encuentro cultural: “Comprobamos que todo contiene un conocimiento, desde la piedra hasta la planta, el insecto o el viento, y a estar muy contentos con eso. Es algo que le cambia a uno las cosas”, argumentó el director, quien junto al realizador Jacques Toulemonde, estructuró la historia que plasmó en la pantalla una región del país de la que poco se conoce: “Siempre que miraba el mapa de mi país, veía una gran incógnita. Casi la mitad de él estaba cubierto por un territorio oculto, por un manto verde, del que nada sabía”, concluyó el director que se encargó de mostrarle al mundo un fragmento del misticismo de estas tierras, rodeadas de imponentes paisajes resaltados con el blanco y negro en la película.

Imagenes Articulos

Ahora, solo resta esperar que la Academia dé su veredicto; mientras eso ocurre, Guerra continúa cosechando los frutos de esta producción exigente que lo posiciona como uno de los 10 directores que hay que ver en 2016, según la revista Variety.
Por lo pronto el viaje continúa para El abrazo de la serpiente, un recorrido que además de consolidarla como una embajadora del cine nacional para el mundo, es también una muestra del universo mágico que aún falta por conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *