Facebook Twitter Instagram Youtube

Necoclí, paraíso de grises

Por: Juan Carlos Pérez Pérez.

CS. Universidad de Antioquia.

Todos los tonos de grises se encuentran en el mismo lugar. Desde el blanco, blanco de la sonrisa de niños, jóvenes y viejos, hasta el negro oscuro de la piel de muchos que caminan por sus calles y malecón. Eso es Necoclí, un mar inmenso teñido de gris por la desembocadura del rio Atrato hasta un negro y blanco que se contrastan en el diario vivir de esta hermosa playa del  Urabá Antioqueño.

Es tierra paisa, claro que sí. Es tierra donde está la mejor esquina de América, es terruño de negros lleno de blancos y mestizos que han encontrado allí la forma de hacer comercio y vivir del turismo, su gran potencial económico. Es tierra de mar, es folclor y canto. Allí el mar y la tierra se juntan para cantarle a la vida, al sueño de vivir a la esperanza de un mañana mejor. Hoy Necoclí es un canto al futuro.

IMG_0194

El nuevo malecón es un corredor al amor y al disfrute; desde allí se escuchan en las tardes y noches, las fichas de dominó que se juntan en las pequeñas chozas y negocios a lo largo de la playa. Allí, hombres y mujeres juegan a las fichas blancas y negras haciendo cuentas de memoria mientras descansan a la luz del sol que se esconde agradecido.

Su  mar es diferente. Es un mar acogedor y de encanto pero con un gris especial que lo vuelve caluroso y donde llegan palos y maderas del Chocó a través de la desembocadura de su rio Atrato. Es especial, no es el azul que siempre se pinta del mar. Son los grises calurosos que hacen de Necoclí un municipio especial y que se convierte en Puerto para todos los turistas que quieren conquistar islas y sitios de Antioquia y Chocó. Desde allí el Pacífico y el Atlántico se integran a través de lanchas, planes turísticos y sitios por descubrir. Todos los días zarpan las chalupas y lanchas de turistas y nativos que comercializan sus pescas con el amor de siempre.

Necoclí es Costa. Necoclí es Paisa. Necoclí es de muchos. Allí la arepa de huevo y los ceviches se vuelven oferta diaria y es el sustento para muchos. La pesca informal al caer la tarde es la diversión de niños y jóvenes que con sus prácticas artesanales disfrutan de sus trofeos marinos y se vuelve el plato de la noche o de primera hora del día.

Llegar a Necoclí por la vía del Occidente de Antioquia, ya recuperada y con sueños de mejora a través de sus dobles calzadas en construcción, acercan a este sitio a la modernidad, el comercio y los nuevos Puertos. Llegar a esta joya urabeña a través de la vía de Arboletes y Montería es acercarnos al olor de la Costa Colombiana con su queso costeño, el suero para los patacones y el agua de coco tradicional. Esta variedad gastronómica es permanente en quioscos y bohíos, donde las negras con su sonrisa y entonación convierten cada momento en un canto a la vida. Es la dulzura del negro, es la sonrisa del nativo, es el gris de las combinaciones de culturas y religiones.

Necoclí2

Necoclí, el paraíso gris entre Apartadó y Arboletes. Paraíso entre el comercio y el desarrollo y los volcanes de lodo. Allí el amor y el canto a la vida son acompañados por vallenatos y música de la región. Sus jóvenes se preparan a través de programas de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano como el cuidado de playas y el turismo receptivo. Se preparan, se forman en Ingles, se capacitan en competencias para hacer del turismo su fuente de vida. Organizaciones públicas y privadas, Cajas de Compensación y el programa NEO se convierten en nuevas oportunidades de empleo para jóvenes bachilleres que ven en estas ofertas la oportunidad de un mundo mejor por fuera de grupos armados y tentaciones de dinero fácil.

Qué lindo Necoclí pintado de tonalidades de grises. El azul del mar tradicional se convierte en un gris encantador para darle sentido a esa unión entre Antioquia y Choco. SATENA  nos lleva a través de sus vuelos permanentes a Carepa y desde allí a través de excelente vía y después de recorrer Apartadó, Currulao y Turbo, donde el banano y sus sembrados abren sus brazos a lado y lado de la vía que hoy es mejorada para convertirla en doble calzada. El ganado cebú, los sembrados y proyectos agroindustriales hacen de esta región una gran riqueza potencial de la cual Colombia y el mundo ya son conscientes y le apuestan a su conquista. Necoclí es y será referente permanente cada que se hable como lo soñó Gilberto Echeverry Mejía de hacer de Urabá, LA MEJOR ESQUINA DE AMÉRICA.

IMG_0179Necoclí, entre el blanco y el negro aparece el gris para brillar con personalidad propia y hacer de este municipio una alternativa permanente para propios y extraños en los nuevos conceptos de turismo. Allí el extranjero se vuelve paisa y el nativo vive desde la multiculturalidad el sentido de la vida y el amor por su mar y sus lindas playas. Necoclí, la sonrisa blanca y transparente de negros que acogen a los blancos para vivir con ellos su tradición y folclor. Su pequeño parque, su Iglesia Cristiana tradicional, su plaza de mercado, el pequeño comercio y sus calles nos esperan para darle sentido al valor de viajar y descubrir el valor de la vida. Hay que ir….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *