Guatapé, entre zócalos y lagos

0
245

Escribe: Beatriz Betancur A. Viajera del tiempo

Anclado en las montañas del oriente antioqueño y a dos horas por carretera desde Medellín se encuentra Guatapé, un municipio que por su belleza y colorido ha sido catalogado como una de las maravillas de Colombia. Sus calles, famosas por el decorado de sus zócalos —pinturas en alto relieve hechas a mano por cada familia— se convierten en un atractivo turístico para los visitantes, que retratan las pintorescas fachadas, consideradas verdaderas obras de arte.

Durante el recorrido y previo a llegar a Guatapé se encuentra El Peñol, una parada casi obligatoria para los visitantes de esta zona del país. En este punto se encuentra la Piedra del Peñol, una gigantesca roca de granito enclavada en la represa, desde donde se tiene una hermosa panorámica del embalse Peñol – Guatapé. Para tener una mejor vista, la piedra cuenta con un mirador en la punta, cuyo ascenso se compone de 740 escalones en zigzag. Arriba, los viajeros, además de disfrutar del paisaje, pueden tomar jugos y bebidas mientras recuperan las fuerzas tras el ejercicio físico. En la parte baja de la piedra se encuentran restaurantes típicos y tiendas de recuerdos para los visitantes. Al finalizar el recorrido en la piedra los viajeros pueden tomar buses o coloridos mototaxis para llegar a Guatapé, ubicado a un poco más de 4 kilómetros.

En el parque principal de Guatapé se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, una construcción de estilo grecorromano cuyo proceso de construcción tardó aproximadamente setenta años. Alrededor del parque se encuentran otras edificaciones antiguas como la Alcaldía, la Oficina de Turismo y la Casa Cural, además de restaurantes, bares y tiendas que acogen a los turistas. Al internarse en las estrechas calles que circundan la plaza principal se puede apreciar la belleza de los zócalos y de la tradicional Calle del Recuerdo, un espacio que congeló en el tiempo las callecitas antes de que el municipio fuera inundado para en 1970 dar paso a la Central Hidroeléctrica Guatapé. En ese punto encontramos el Museo Histórico Comunitario, que conserva objetos antiguos y vasijas indígenas halladas en los alrededores del municipio. Muy cerca a este lugar se encuentra la Casa del Arriero, una de las casas más tradicionales de Guatapé y en donde por años descansaron los arrieros que viajaban desde Puerto Nare hacia Medellín.

Para celebrar los 200 años del municipio se construyó la Plazoleta de Los Zócalos, un espacio con bares y tabernas que le imprimen un ambiente bohemio al espacio; pero, sin lugar a dudas, es el malecón el que se roba las miradas de los visitantes que desean divisar las azules aguas de la represa que se encuentra a orillas de Guatapé. A lo largo de este paseo se sitúan numerosos restaurantes que ofrecen principalmente comidas típicas nacionales y regionales, entre las que se encuentran la popular bandeja paisa, el sancocho de gallina, la trucha y la carne asada, además de postres como helados artesanales y merengones.

Desde el malecón, los viajeros que deseen conocer algunas islas al interior de la represa pueden consultar con los operadores turísticos autorizados en la zona para realizar dichos recorridos. Esta represa es ideal para practicar deportes náuticos como jet ski, vela, kayak, bicicleta acuática y pesca deportiva.

Otro lugar que vale la pena visitar es el Monasterio de los Monjes Benedictinos, hasta donde se puede llegar caminando durante cuarenta y cinco minutos o en mototaxi. Allí se puede disfrutar de los cantos gregorianos que inundan de misticismo y fervor el monasterio, famoso por sus retiros espirituales.

Para los amantes de la naturaleza y el senderismo existen múltiples recorridos que conectan con el entorno, en estos se destacan las Cascadas del Cristalino, las Trincheras de Córdova, lugar utilizado por el General José María Córdova para ocultar su ejército de los enemigos, y la Vuelta al Anillo, que consiste en una caminata que sale de Guatapé y bordea parte de la Piedra El Peñol para, finalmente, regresar al punto inicial.

Gracias al crecimiento de Guatapé, el municipio posee una gran infraestructura hotelera para todos los gustos, los turistas pueden encontrar hostales, hoteles tipo resort, finca-hoteles, granja-hoteles, cabañas en islas, zonas de camping y reservas naturales.

Una característica del municipio es su ambiente musical, que ha permitido la creación de una banda sinfónica, un coro, una estudiantina, grupos de rock, de música popular, bailable y parrandera. Además, cuenta con una academia de música donde enseñan a ejecutar instrumentos como el ukulele y la flauta china.

Entre las celebraciones más importantes se encuentran las Fiestas Patronales de la Virgen del Carmen, que incluye un desfile de pequeñas embarcaciones bellamente decoradas, que siguen a la virgen en su peregrinación desde el embalse Peñol – Guatapé. También están las Fiestas de Los Zócalos, el Turismo y el Embalse, una festividad que ofrece música en vivo y competencias deportivas. Otros eventos importantes son el Festival Internacional de Cine de Oriente y el Festival de Rock, que cada año gana más adeptos y visitantes.

En Guatapé hay planes para todos los gustos, por eso este es uno de los destinos más visitados del departamento y del país, pues gracias a la belleza de sus calles y al embalse que lo bordea, siempre será un espacio de ensueño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here