BARCELONA…ESE DESTINO SOÑADO

0
1324
BARCELONA...ESE DESTINO SOÑADO

Escribe: Mélida Gutiérrez Cárdenas

Llegar a Barcelona es una experiencia mística. ¡Qué ciudad!.

Esas callecitas medievales, estrechas, que parecen diseñadas para albergar los duelos de capa y espada que protagoniza el Capitán Alatriste, esas avenidas y palacios, esas gentes, ese cielo en otoño – que fue la estación afortunada en la que estuve allí – dejan recuerdos imborrables.

BARCELONA...ESE DESTINO SOÑADO

Se trata de una urbe dinámica con más o menos 1.600.000 habitantes, que es reconocida internacionalmente como “ciudad global”, por su conexión con el mundo contemporáneo.  Para que usted tenga una idea de lo que significa esta ciudad para la economía y la sociedad modernas, baste con esta cifra: su aeropuerto movilizó en el año 2013 más de 35 millones de pasajeros. La ciudad ofrece al turista múltiples alternativas, pero quiero centrarme sólo en tres que tuvieron para mí un significado profundo. No me importa que sean las más obvias:

EL PASEO POR LAS RAMBLAS

Es un trayecto obligado que recorre una vía monumental entre el centro antiguo, desde la Plaza de Cataluña hasta el antiguo puerto.

Emociona ese mar de gente que transita sin prisa degustando todo lo que el paseo ofrece, desde la paella más jugosa y sofisticada, pasando por las “tapas” más exquisitas, hasta los más diversos, creativos, estéticos y embrujadores espectáculos callejeros. Todo está allí: los restaurantes, las cafeterías, los pequeños bares, los kioscos de periódicos, las ventas callejeras, los pintores callejeros que te pintan exacto en un abrir y cerrar de ojos, los suvenires.

BARCELONA...ESE DESTINO SOÑADO

Para mi gusto, el peso de la magia de este recorrido recae en los actores callejeros. Desde un Michael Jackson redivivo que supera a leguas al original, pasando por un acto de prestidigitación, o la improvisación de un grupo de teatreros vagabundos cuyo talento nos ofrece mil prodigios, hasta una “estatua” (esos actores que se quedan quietos, estáticos interpretando su personaje silencioso) que te detiene al mostrar a un hombre de sombrero de copa y frac completamente blancos, como esculpido en mármol, que con los pantalones abajo, lee un periódico sentado en la taza de un inodoro, ahí, en media calle, impertérrito y generando admiración.

Es arte lo que se respira en medio de esa barahúnda fascinante de rostros, de escenas, de ofertas, de objetos, de libros, de olores, de sabores que atraen tu atención de una manera tal que,si te descuidas, puedes perderte adicionalmente el espectáculo de la arquitectura que rodea toda a esta zona y al recorrido mismo, en donde sobresalen El Palacio de la Virreina y el Gran Teatro del Liceo Y entonces, casi sin darte cuenta, llegas al final, a Colón. Así le dicen a este monumento histórico: la estatua de Cristóbal Colón, que fue montada en 1888 y que se levanta imponente en un monolito de sesenta metros de altura.

EL PARQUE GÜELL

Es la gran obra del arquitecto Antonio Gaudí, una figura emblemática de Barcelona y del universo de la arquitectura. El nombre del parque se debe a su propietario, el señor Eusebi Güell, que era mecenas del arquitecto.

Este parque es todo lo que Gaudí representa, sus formas, su originalidad, su visión estética del universo arquitectónico, su obsesión con los trocitos de cerámica que lo impregnan todo con sus colores. Se hace evidente la manera poderosa y directa como se inspiraba en la naturaleza.

BARCELONA...ESE DESTINO SOÑADO

La primera impresión para quienes somos legos en estas materias, es que las construcciones parecen “improvisadas”, pues sus formas curvas no se compadecen con la manera como una está acostumbrada a mirar los edificios, pero al entrar a su casa museo lo comprendes todo: están allí las maquetas de muchos de sus proyectos y entonces se descubre que no hay un sólo milímetro de improvisación o azar en esas construcciones.

Hacer los cálculos para esas obras ha debido ser obra de titanes. Es después de ir al parque Güell que adquiere toda su dimensión la influencia de Gaudí en esa ciudad. Obras emblemáticas, como la Iglesia de la Sagrada Familia, o mansiones y teatros que te encuentras al caminar, más que una impronta, son un hálito vital que funde a Barcelona con este hombre monumental.

LA IGLESIA DE SANTA MARÍA DEL MAR

Se encuentra en pleno centro de la ciudad de hoy, aunque una novela de Idelfonso Falcones inspirada en esta construcción (La Catedral del Mar) la ubica en lo que hacia el año 900 de nuestra eran las afueras de Barcelona.

Es una catedral de estilo gótico construida en el año 998 por otro arquitecto de renombre: Berenguer de Montagut. Dos cosas impactan: primero, sus interiores, una luz sobrenatural que se desprende de las características especiales que ofrecen sus vitrales y ventanas y los vacíos de sus techos que, juntos, generan un ambiente de prodigiosa espiritualidad que parece multiplicarse por la acústica muy particular que cubre todo el ámbito de la Iglesia.

Un aspecto a rescatar es que, contrario a lo que ocurre con muchos otros sitios turísticos e iglesias en particular, allí sí dejan tomar fotos sin ninguna objeción. Segundo: la fachada y plaza de ingreso. Porque aunque al igual que ocurre en todas las ciudades europeas, la carga de la historia está allí y se siente en sus construcciones de siglos, en sus calles estrechas, en sus fachadas, esta plaza tiene una magia especial. Tienes la impresión de un viaje intempestivo en la máquina del tiempo. La certeza de que eso que estás viendo ahí, las aceras, las casas vecinas, van a ser invadidas de repente por gentes de mil años atrás que te mirarán divertidas y curiosas. Es una sensación difícil de explicar.

Toda Barcelona atrae y encanta: su Metro, sus barrios antiguos y modernos, sus calles, plazoletas, castillos… sus arcos como el arco del triunfo de París, que también se ven allí, monumentales y esplendorosos, sus museos, su cultura, su gente.

Es un destino soñado… sí señor
1. Vista panorámica del puerto de Barcelona
2. Fachada de la Casa Batllo, de Antonio Gaudí
3. Iglesia de Santa María del Mar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here