CARTAGENA A LA LUZ DE LA LUNA

0
1568

          Escribe: Jota Jairo Hoyos

Se puede volver una y otra vez a esta bella ciudad. La Heroica, tal vez la ciudad más querida por los colombianos y por buena parte de turistas internacionales que la visitan y quedan maravillados de su magia reunida en historias de más de 400 años.

El día es largo en esta ciudad de sol y playa, de comercio y de vida académica como epicentro de eventos profesionales, reuniones gubernamentales del orden mundial, artísticas y culturales como sus festivales de cine, de música culta y cuna de artistas, escritores, diseñadores de la moda.

Pero hay un punto de quiebre cada tarde, cuando el sol amarillo y lleno de magia y romance va conquistando la noche del corralito con todas sus sorpresas.

15789

Los faroles de las viejas casas van estrujando las luces y las sombras para maravillar a miles de fotógrafos espontáneos y a quienes se les va volviendo paisaje, para simplemente vivirlo y sentirlo como propio.

Las calles angostas empiezan a brillar al reflejo de las luces de los autos que siguen entrando y saliendo con turistas de todos los rincones del mundo. Los coches halados por caballos tradicionales ya en el corralito van marcando el paso con sus cascos, al ritmo cadencioso de las bellas mujeres cartageneras.

15806En muchas esquinas los artesanos, nativos, de cualquier rincón de Colombia o inclusive de algún país europeo que sacó de la rutina a un joven aventurero que encontró un amor o simplemente quedo enamorado de la ciudad. No es para menos.

Los portones centenarios y sus grandes ventanales se verán impactados también por la luz y la sombra. Tal vez hay que detenerse un poco y devorarse la ciudad de una manera más lenta.

Las plazas públicas también se llenan de turistas, ya todos son fotógrafos, cada quien desea hacer la mejor foto para el recuerdo de su estadía en la cálida ciudad. Lo quieren captar todo. Las palomas, un mimo que hace reír al más serio de los extranjeros, los danzantes folclóricos que van de rebusque mostrando al mundo entero nuestra riqueza de danza, música y ritmo. Ese calor humano que solo puede entregar el Colombiano.15787

Una calle de babel donde se confunden los idiomas y dialectos. Ya no nos sorprende nada. Esta ciudad mágica es de todo el universo, Cartagena es de todo el mundo y así lo sienten.IMAG0163~2_1

La noche será muy larga para muchos que siguen a algún restaurante a disfrutar la gastronomía propia e internacional y porque no una rumba que irá hasta ver el azulito del amanecer que descubrirá un nuevo día de luz, sol, calor y recuerdos de una amable noche con el espíritu, como las canciones del compositor Jaime R. Echavarría, inmortalizando los sentidos por nuestra ciudad orgullo.

No dudes el volver a Cartagena. Ella siempre tendrá cosas nuevas para mostrar y disfrutar. Y sobre todo disfrútala a la luz de la luna con toda su magia y sorpresas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here