PD: ME QUEDO EN COLOMBIA

0
1528
PD: ME QUEDO EN COLOMBIA

La pujanza de su gente, la diversidad de su clima y la alegría que caracteriza al país del Sagrado Corazón, son la excusa perfecta para que los extranjeros se enamoren de Colombia.

Según cifras del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, al país entraron como turistas en los primeros 6 meses del año cerca de 1 millón 900 mil personas, quienes disfrutaron de las playas, las montañas y la cultura que ofrece la nación.

Hoy, según el DANE, en Colombia hay cerca de 100.000 extranjeros radicados y las ciudades que los acogen en su mayoría son Bogotá, Medellín, Cali y Cartagena. Hay quienes llegan por amor, otros por trabajo y otros simplemente aterrizan en plan turístico, pero al final algo los engancha a esta tierra que les impide devolverse a su país de origen. La revista Volar conversó con algunos de ellos, para quienes Colombia se ha convertido en su segundo hogar.

PD: ME QUEDO EN COLOMBIA
El trabajo y las ganas de vivir una experiencia en un país al otro lado del océano, fueron suficientes incentivos para que Sara decidiera asentarse en Colombia, hace un poco más de 8 meses.

SARA LEE, DE 26 AÑOS.
PAÍS DE ORIGEN: REPÚBLICA DE COREA.
TIEMPO EN COLOMBIA: 8 MESES.
“Colombia significa “regalos” que recordaré por el resto de mi vida. No sabía nada de este país hasta que entré al aeropuerto. Para mí, fue un reto venir y dejar todo atrás en Corea, sin embargo he experimentado lo bella que es la cultura colombiana, la gente, la comida, los lugares. Colombia se ha convertido en un hermoso recuerdo en mi vida. Me gusta la mayoría de la gente en Colombia, a pesar de que no he conocido ni el 1% de los colombianos; mis amigos y colegas son increíbles. Ellos saben cómo disfrutar la vida, y veo la pasión y la alegría a través de ellos, me han enseñado tantas cosas que si fuera capaz de hablar español, podría llegar a tener una amistad mucho más profunda con ellos, porque en el lenguaje está la filosofía del país. Para los turistas en Colombia, recomiendo Cartagena, tienen que sentir la pasión y el calor (que es literal) en la ciudad, especialmente en Playa Blanca e Islas del Rosario”.

PD: ME QUEDO EN COLOMBIA
El amor la trajo el país hace 4 años. Hoy está casada, tiene una hija colombo chilena y asegura que los ojos negros de su esposo fueron suficientes para echar raíces en Colombia.

KARLA FRANCESCA MONGE SOTO.
PAÍS DE ORIGEN: CHILE.
TIEMPO EN COLOMBIA: 4 AÑOS, 9 MESES.
“Me enamoró un colombiano, sus ojos negros fueron los que me trajeron a estas tierras el 14 de enero de 2010, con la idea de pasar unas vacaciones, una vez aquí decidí quedarme a vivir. De Colombia admiro la diversidad de sus paisajes, así como la fuerza y la entereza de su pueblo, algo que sin duda añoro que tenga mi hija Manuela, hasta el momento mi colombiana favorita, quien nació en Montería y heredó esos ojos negros que me siguen enraizando a estas tierras.

El Caribe tiene todo el encanto que esperamos y si no es por una lluvia tropical, su respuesta siempre es positiva. Pero sin duda el mejor lugar de Colombia, para mí es Villa de Leyva, donde su magia y encanto me hacen volver cada vez que puedo y se ha transformado en uno de mis lugares favoritos en la tierra”.

PD: ME QUEDO EN COLOMBIA
Un trabajo como voluntaria en Colombia, la llevó a quedarse más de la cuenta. Hoy, aunque tuvo que regresar a Brasil; su país natal, sabe que en la tierra del café y la arepa siempre encontrará una segunda casa.

LÍLIAN ARRUDA.
PAÍS DE ORIGEN: BRASIL.
TIEMPO EN COLOMBIA: 1 AÑO, 3 MESES.
“Colombia no es el país perfecto, siento que todavía hay mucho que evolucionar. A pesar de que existe el machismo, al igual que en muchas otras partes de Latinoamérica, hay mujeres muy fuertes, pero todavía se quedan calladas. Pero para mí Colombia es pasión, un país de gente apasionada por su cultura, fiestas y carnavales.

Colombia representa una mezcla de colores, olores, comida y gente que me hicieron sentirme como si fuera siempre mi hogar. También sé que no es un país perfecto, pero es el lugar que dan ganas de arreglar, de ayudar, de defender ante cualquiera persona que hable sin conocer su realidad. Tengo un sentimiento tan fuerte, que me hizo regresar y comprender el riesgo de querer quedarme y, hasta hoy, contar los minutos para regresar”.

Un amor virtual que se convirtió en realidad, trajo a este peruano al país a principios del año 2001. Hoy es un apasionado por Colombia y está feliz de hacer parte de esta nación.

PD: ME QUEDO EN COLOMBIA

NATALIO PINTO
PAÍS DE ORIGEN: PERÚ
TIEMPO EN COLOMBIA: 13 AÑOS.
Colombia es mi casa, creo que con eso puedo resumir lo que significa para mi este país, siguiendo ese orden de ideas, Cali es mi hogar, lo que también implica una serie de responsabilidades y compromisos, con la sociedad, la comunidad, el barrio, el vecino.

Asumirme como uno más es desde mi experiencia mucho más trascendente que ponerme la camiseta de la selección de fútbol y gritar los goles que lo hago, obviamente-, es entender que vivo en un país diverso, valorar y respetar nuestras diferentes etnias, culturas y creencias. Son ellas precisamente las que le dan el origen a nuestra colombianidad.

Definitivamente, lo más preciado que tiene Colombia es su gente, la alegría de sus hombres y mujeres, la sonrisa permanente en sus labios, esa felicidad de la que tanto hablan los estudios periódicos de ‘países más felices del mundo’. Vivimos en un país bastante complejo, que arrastra una serie de carencias y dificultades sociales, políticas y económicas, en medio de un conflicto que nos afecta a todos y todas, desde las costas, pasando por los llanos, cruzando el altiplano hasta la amazonía. Hemos aprendido a convivir y a ser ‘felices’ en medio de todos estos problemas. A pesar de esa adversidad y los malos ratos, siempre estamos dispuestos, atentos, amables, a la orden, con el respeto, la cordialidad y simpatía que nos caracteriza.

En mi recorrido por Colombia, sin duda recomiendo visitar La Barra, en el pacífico vallecaucano. Un simpático pueblito de pescadores, a una hora en lancha desde el puerto de Buenaventura a la que hay que sumarle otra hora a pie. Si te quieres sentar a leer un libro a la orilla del mar, desconectar de la ciudad literal, no hay señal de celular, si querés jugar un picado con los chicos de la zona, tomarte un viche o enrumbarte al ritmo de la salsa choque, La Barra te espera

COLOMBIA es mi casa con eso puedo resumir

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here