COLOMBIA, UNA AVENTURA EXTREMADAMENTE DIVERTIDA

0
1137

Escribe: Dannisol Arrieta Bonilla

Los deportes extremos son realmente una aventura que retan toda capacidad humana de reacción, llevan las emociones al límite: el placer, el miedo y las risas se entremezclan hasta satisfacer la curiosidad de quienes desean practicarlos en busca de diversión pura y sana.

Sin-título-3-01-compressorPor ello, los que gustan vivir emociones fuertes, viajar, hacer cosas diferentes y conocer más de Colombia, deben saber que por su riqueza natural, sus montañas y ríos, posee sitios idóneos para desarrollar diferentes actividades extremas y hacer turismo de aventura.

En nuestro país los departamentos ideales para visitar y tener una experiencia al límite son Santander, Antioquia, Cundinamarca, Huila, Caldas, Risaralda, Quindío, la costa Caribe, el Pacífico y el Amazonas, allí los aficionados a la adrenalina pueden encontrar actividades como el rafting,  torrentismo, biking, parapente, ciclomontañismo, espeleología, escalada sobre roca, surf, canopy, rappel, kayak, cuatrimoto, salto en bungee y buceo, además de caminatas y cabalgatas.

En Santander, por ser una región montañosa y rica en paisajes, se pueden vivir aventuras deportivas como el parapentismo, el rafting o canotaje y la espeleología, entre otras.

El rafting viene de la palabra raft que en inglés significa balsa, es una práctica originaria del sur de África que surgió ante la necesidad de tener un medio para transportar alimentos, mercancías, medicinas y herramientas a las zonas más alejadas del continente. Dicha actividad milenaria se estableció como deporte extremo oficial en 1618 con el nombre de canotaje.

Dentro de las evoluciones que ha tenido esta disciplina encontramos que sus primeras canoas eran rústicas hechas de trozos de madera, poco a poco se fueron puliendo convirtiéndose en verdaderas obras de arte, de ahí siguieron elaborando embarcaciones con aluminio en 1944 y luego pasaron a ser de fibra de vidrio finalizando la década de los 40. Desde principios del siglo XX comenzaron a elaborarse balsas inflables, más amortiguadoras que los botes rígidos y muy resistentes a los golpes.

Con el tiempo, esta práctica deportiva ha tenido varios cambios, entre ellos la clasificación de los caudales del río, los llamados “rápidos” que se catalogan según su grado de dificultad de 1 a 6, donde el primero tiene una velocidad mínima proporcional a la corriente normal y la última es la más veloz; los intermedios son de clase 2, 3, 4 y 5, con un nivel de dificultad aceptable para turistas.

Sin-título-3-02-compressorEn Colombia se pueden experimentar los rápidos clasificación 3, 4 y 5, en San Gil y el Cañón del Chicamocha en Santander; en Tobia –Cundinamarca; en Flandes -Tolima, y San Agustín, en Huila.

La espeleología o la exploración de cuevas y cavernas, es sin duda una hazaña, pues te enfrentas a condiciones intensas, oscuridad, humedad, insectos, murciélagos, diversas formaciones rocosas que ponen a prueba tu supervivencia, tu habilidad motriz y emocional, una actividad que puedes vivir en Villa de Leyva, Boyacá; San Gil, Santander; y Suesca, Cundinamarca.

La escalada, es un deporte extremo antiquísimos, practicado desde la prehistoria, ya que este se hacía para sobrevivir a los ataques de animales, las inclemencias del clima y alimentarse. Es la primera parada para todo aquel que desee ser montañista o aspirante a montañista.

De igual modo, escalar puede hacerse en espacios naturales como roca o hielo o lugares artificiales como muros y paredes, lo cual es realmente necesario para el entrenamiento y el aprendizaje de esta disciplina deportiva, que bien puede gozarse en el Parque Nacional de los Nevados, que comprende el Cráter de la Olleta, el Nevado de Santa Isabel y el Volcán Nevado del Ruíz en Caldas; y otros como la Sierra Nevada del Cocuy en Boyacá, si gusta del hielo; ahora, si desea aprender y empezar de cero en un espacio más controlado, Suesca es una de sus mejores opciones con sus construcciones artificiales.

El canopy en el Amazonas es una actividad que va más allá de la diversión, en ella confluyen el vértigo, la majestuosidad del paisaje y un ambiente de aventura en medio de la selva; allí esta práctica deportiva fue creada para cruzar mediante un cable o guaya de tensión la frondosidad del lugar, los pantanos y poder desplazarse en tiempos más cortos en la zona.

Además del canopy, el Amazonas es ideal para practicar kayak, una actividad ancestral, que servía a los esquimales para transportarse, pescar y cazar. El kayak es una embarcación pequeña, semicerrada y parecida a una piragua, que puede desplazarse fácilmente a grandes velocidades por aguas caudalosas o tranquilas y posee un remo de 2 palas.

Sin-título-3-03-compressorAhora, si lo que quieres es deleitarte con las bondades del mar, conocer el mundo submarino y darle vía libre a tu espíritu aventurero, puedes aprender a bucear; esta, como deporte o pasatiempo, es una de las actividades acuáticas más relajantes, suele ser una gran experiencia para apreciar la diversidad de especies marinas, la profundidad del mar, los arrecifes y corales colombianos, recorrer la costa Caribe y la región del Pacífico, visitar San Andrés y Providencia, el golfo de Urabá, Capurganá, Bahía Solano, Nuquí y hasta Guapi.

Definitivamente, sí se trata de aventura, diversión y riqueza natural, Colombia es un buen destino.

Si tomas un riesgo o quieres realizar una actividad extrema, hazlo de forma segura posible.

Si bien toda práctica deportiva extrema puede ser una actividad de aventura, esta no siempre es una disciplina deportiva, así que podría pensarse que cualquiera puede realizarlas, pero a decir verdad, independientemente de lo intrépido y audaz que se pueda ser, siempre es preferible prepararse, sin importar si se hace una vez o si se convertirá en un hobby o una práctica habitual.

04-compressor

Las actividades de aventura, al igual que los deportes extremos, requieren un mínimo de preparación tanto física como mental, para evitar accidentes, traumas o colapsos nerviosos, y quizá, saber qué hacer cuando se presenten, teniendo en cuenta el grado de complejidad del entorno y el nivel de riesgo de la aventura que se desea emprender.

Por ejemplo, actividades como el surf, “los rápidos”, las escaladas en roca, exigen algo de capacidad física, concentración mental y atención, aparte de las medidas de seguridad que en general se deben tener para el buen desarrollo de dichas actividades.

1. Toda persona que practique un deporte extremo o actividad de aventura debe siempre emplear el equipo adecuado y la protección necesaria. Todo deporte o actividad tiene sus reglas y medidas de seguridad.

2. Tener claridad en los límites de la actividad, para no correr riesgos innecesarios.

3. Capacitarse e informarse acerca de la actividad responsablemente, como primera norma de protección.

4. Es fundamental tener confianza tanto en sí mismo como en el equipo, independientemente de la actividad que se desea realizar; tener presente qué está en capacidad de hacer, condiciones de salud, físicas y mentales, revisar el equipo, verificar que esté completo y en buen estado.

5. Si deseas imitar lo que has visto en diferentes medios de comunicación, lo primero que debes hacer es entrenar, capacitarte y practicar de manera segura. Sin entrenamiento o acondicionamiento físico, no se desarrollan habilidades.

6. El equipo de protección no es una opción, siempre hay que usarlo, los cascos, muñequeras, rodilleras y pecheras o trajes especiales si la actividad lo requiere, son medidas de seguridad mínimas para preservar la vida y tener una experiencia o aventura deportiva segura; aunque a veces estos no impiden que surjan lesiones, en general pueden mitigar la totalidad del impacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here