ENTRE RÍOS Y PESCA NOS ENCONTRAMOS

0
976

Escribe: Juliana Úsuga

La pesca es una actividad relajante que permite no sólo un acercamiento a la naturaleza sino un encuentro con nosotros mismos. El silencio casi místico que rodea a esta actividad admite esta definición. Es tal vez por esto que la pesca va ganando cada día más adeptos.

Los que disfrutan la pesca dicen que no hay nada equiparable al descanso de un simple n de semana o unos cuantos días de vacaciones a las orillas de un río o en un bote en medio del mar, teniendo como escenario espectaculares paisajes, entre lagos y montañas, que hacen posible ese encuentro íntimo con uno mismo.

Hay, entre los segmentos de viajeros, aquellos que planean sus vacaciones a diferentes lugares del mundo, siempre pendientes de las mareas, el curso de los ríos y la ruta de los peces. El pescador carga a sus espaldas un paisaje increíble. Hoy queremos presentarte algunas curiosidades y los destinos más importantes de la pesca mundial.

Nada equiparable al descanso de un simple fn de semana (…) a las orillas de un río 

HABLEMOS DE CATEGORÍAS
Otra definición técnica habla de que la pesca es la destreza de capturar un pez a la vez, utilizando para ello una caña, carrete, línea y anzuelo, siempre con propósitos de esparcimiento. La pesca, aunque suena un poco simple, se divide en dos grandes categorías:

Pesca pasiva: engloba las técnicas y prácticas en donde simplemente se arroja el señuelo al agua y se espera a que lo muerda (pique) un pez. Las dos técnicas más conocidas dentro de la pesca pasiva son la pesca a fondo y la pesca con flotador.

Pesca activa: aquí se incluyen las técnicas en donde de alguna forma se “trabaja” el señuelo para provocar el pique del pez. Entre algunas de estas técnicas están el troleo, el spinning, el baitcast y, por supuesto, la pesca con mosca.

De esta clasificación general, se desprenden otras muchas categorías, empezando por la clásica división entre pesca en agua dulce y en agua salada. A su vez, las clasificaciones se van ramicando: la pesca en agua dulce se subdivide en aguas quietas y aguas corrientes; mientras que la pesca en agua salada, en pesca playera, costera y de altura, siendo esta última la que se practica en alta mar y sobre los grandes peces que habitan esas zonas.

No olvides que una de las cosas más importantes de la pesca, aparte de atrapar al pez, es encontrar nuevos lugares en donde relajarse, disfrutar de grandes espacios abiertos en la naturaleza y adquirir una conciencia de respeto hacia la misma.

En la actualidad existen muchos sitios donde se puede realizar pesca deportiva. Hay una oferta variada que incluye cabañas, campings y hasta hoteles especializados en el tema en donde puedes alojarte. En internet existen cientos de sitios ofreciendo recorridos y lugares pensados exclusivamente para esta actividad. Claro que también puedes tomar tu propio vehículo y seguir tu instinto o el consejo de algún otro pescador.

La Patagonia argentina y chilena ofrece expectativas de pesca fuera de lo común en el mundo, sumada a un entorno espectacular por la variedad y la belleza de sus paisajes naturales. En todos sus cursos y espejos de agua se pueden encontrar las cuatro especies de salmónidos salvajes.

En la costa mexicana, exactamente en el puerto de Mazatlán, se ofrece una impresionante variedad de peces como el pargo, la cabrilla, la sierra y el róbalo. Se encuen-tran también el pez vela y el marlín azul, negro y rayado. El puerto de Mazatlán es sede del Torneo de Pesca Deportiva Bisbee’s Billfish Classic El Perú es rico en atunes, róbalos, lenguados, corvinas, chitas, meros y hasta el marlín negro. De hecho, fue en ese país en donde se capturó el ejemplar más grande del mundo.

En la mayoría de los países exigen tener un carnet de pesca. Se trata de poder llevar un control de la actividad y es un recurso para avalarte como pescador. Por esta razón, recomendamos los mejores lugares del mundo para pescar.

COLOMBIA TIENE CON QUÉ
Y como dejar atrás a nuestro territorio colombiano, su enorme diversidad íctica favorece este deporte. En las aguas del Golfo de Tribugá –en la costa Pacíca– se puede experimentar la emoción de la pesca del marlín. La corriente de Humboldt hace de este lugar un paraíso para la pesca. Desde la playa o en lancha se pueden atrapar variedad de especies como jureles, dorados, pez vela, chernas, meros, pargos, atunes, sierras.

Entre los meses de abril y junio llega la migración de la sardina llamada “agallona” y detrás de ella se genera un frenesí de todas las especies alimentándose y dando la oportunidad de una pesca inolvidable. En el Caribe podrás buscar muy buenos ejemplares de pargos y meros.

En lagos y ríos del interior se consiguen grandes bagres y ca-chamas, y se disfruta de torneos de pesca de trucha, así como también en el Caño Terecay en Bolívar y en el río Orinoco.

Si eres un viajero amante de la pesca, no tienes por qué dejar de lado tu pasión a la hora de elegir un sitio donde pasar tus próximas vacaciones. La pesca y el relax son una combinación que alude al encuentro mismo con la naturaleza. Escoge tu estilo de pesca y señala un punto en el mapa.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here