LO BUENO DE VIAJAR LIGERO DE EQUIPAJE

0
1358
Fotografías: Laura Bonilla
Fotografías: Laura Bonilla

Escribe: Juliana Úsuga Torres

Se acerca la semana de receso y con ello unas cortas vacaciones que se pueden tomar para un buen descanso o un tiempo de reflexión y espiritualidad.

Viajar no se debe convertir en un dolor de cabeza y mucho menos, el momento de hacer sus maletas. Para algunos, empacar puede ser todo un reto y para otros, el deseo intenso de tener todo bajo control y no pasar angustias por falta de algo “indispensable”; pero sea cual sea su estilo, siempre es mejor viajar con equipaje ligero.

Hacerlo le permitirá moverse más libremente, tener más tranquilidad y comodidad en el transporte público, menos probabilidades de perder sus pertenencias y evitar retrasos innecesarios.

No se trata de tener una maleta con el mínimo de cosas, pues esto puede hacer que sus gastos se incrementen en el viaje, sino de llevar la ropa y los implementos necesarios, de manera que no se sobrecargue con objetos inútiles.

Por eso, si está planeando sus próximas vacaciones, tenga en cuenta los siguientes consejos al momento de empacar:

1. Verifique el clima del destino al que viaja, con esto podrá estar seguro sobre qué llevar y qué no.

2. Lleve el calzado apropiado. A no ser de que tenga algún tipo de evento o actividad específica, un sólo par de zapatos es suficiente pues en realidad a nadie le interesa que use los mismos zapatos tres días seguidos. Verifique que estos sean cómodos y que combinen con la ropa que va a llevar. No olvide unas sandalias para la ducha o la piscina, si es el caso.

3. Organice su ropa seleccionando prendas básicas. Por ejemplo, con tres o cuatro camisas y dos pantalones o shorts es suficiente para un viaje de fin de semana, pues puede intercambiar las prendas entre sí. Elija colores como gris, negro, azul marino, blanco y caqui, pues combinan con los demás colores. En cuanto a los materiales, seleccione aquellos vaporosos y de secado rápido de manera que pueda lavar la ropa en la noche y tenerla seca a la mañana siguiente.

4. Recuerde el kit de aseo básico. Este debe incluir champú, jabón, pañuelos desechables, cepillo y crema dental, desodorante, crema humectante, protector solar para el cuerpo y para los labios, repelente de insectos y peine. Todo en cantidades unitarias y en tamaño pequeño. No es necesario llevar secador o plancha para el cabello.

Fotografías: Laura Bonilla
Fotografías: Laura Bonilla

5. El botiquín también es importante. Si sufre de alguna enfermedad, recuerde llevar su pastillero, sólo con las dosis requeridas. En caso contrario, los elementos esenciales para sortear cualquier contratiempo son: analgésicos, antiácidos, antidiarréico, pastillas para el mareo, gotas para refrescar los ojos, algodón, curitas, agua oxigenada y unas pinzas para sacar un aguijón si hay picadura de algún insecto o alguna espina. Con estos elementos puede viajar ligero de equipaje.

No olvide llevar además todos sus documentos personales y recuerde que sea cual sea el destino, siempre habrá lugares donde puede comprar lo que necesite, desde tiendas hasta supermercados o autoservicios.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here