Santa Marta, pinceladas en el Caribe

2
237

Escribe Beatriz Betancur

Bitácora de una turista

Santa Marta, una de las bahías más hermosas de América, es un pequeño paraíso del Caribe que se enorgullece de tener bellos atardeceres en Colombia.

Sobre su mar, el sol cada tarde se despide ente colores amarillos, ocres y anaranjados, que recrearían al más exigente de los pintores. Gracias a su cercanía a las montañas, su clima es suave, acompañado por la brisa y brinda la oportunidad de disfrutar no solo de las playas, sino también del imponente paisaje montañoso que adorna el entorno.

Santa Marta (7)

Santa Marta (2)Fundada en 1525 por Rodrigo de Bastidas, colonizador español cuyos restos reposan en su catedral, fue escogida por Simón Bolívar como su lugar de residencia en donde pasó sus últimos días habitando la afamada Quinta de San Pedro Alejandrino, una hermosa construcción que hoy funciona como museo en memoria del Libertador.

La capital del Magdalena ha sido reconocida no solo por ser un destino turístico de interés para colombianos y extranjeros, sino por ser la tierra de importantes artistas y deportistas que dan cuenta del talento que brinda este terruño. Carlos Vives, Carlos “El Pibe” Valderrama y Falcao García son algunos de los samarios más reconocidos a nivel mundial.

Los turistas que visitan sus calles se encuentran con un centro histórico que nos recuerda en cada esquina la historia que esta ciudad guarda entre sus muros, no en vano la catedral de Santa Marta luce erguida con imponencia e inmaculada blancura. Desde allí, camino hacia el mar, los viajeros se encuentran con viejas casonas de altos techos y enormes balcones que datan de la época colonial y que en algunos casos funcionan como hoteles y restaurantes que dan la mejor bienvenida a los visitantes de la ciudad. Vale la pena visitar en Santa Marta el Parque de los Novios, un lugar que se ha convertido en un punto de encuentro para los turistas que buscan una oferta cultural y gastronómica diferente: cafés, bares y restaurantes de diversas especialidades hacen del lugar un destino obligado para conocer a qué sabe Santa Marta.

Santa Marta (5)

A tan solo media cuadra de este parque y en dirección hacia la bahía, se puede ver un mercado de artesanías y productos típicos de la región, un lugar que pone al alcance del turista una amplia variedad de objetos que dan cuenta de la riqueza cultural de la región: collares, aretes, ropa, sombreros, mochilas arhuacas, piedras semipreciosas, etc., pueden conseguirse en este emblemático lugar. En este mismo centro histórico se encuentra la Plaza de Bolívar y la Casa de la Aduana, sede del Museo del Oro Tairona, una construcción que atesora cientos de piezas precolombinas, elaboradas en hueso, conchas de mar y oro.

Santa Marta (4)

Uno de los espectáculos más hermosos que tiene Santa Marta para ofrecerles a los transeúntes es la puesta del sol, un momento único donde el paisaje se engalana con los mejores colores del atardecer; allí quienes desean hacer parte de este evento natural se sientan en los muros contenedores a divisar los barcos o yates de lujo que se pierden en el horizonte.

Ir a Santa Marta siempre será una experiencia única, pues sus playas brindan un excelente plan para relajarse y desconectarse del caos citadino, una de estas y quizá la más famosa es la playa de El Rodadero, un espacio en el que el olor a mar, la arena y la calidez de sus aguas la convierten en un destino privilegiado para disfrutar en familia. Muy cerca a de este lugar se pueden hacer excursiones en lancha al Acuario, un complejo natural que cuenta con más de 900 especies marinas como delfines, tiburones, tortugas, medusas, etc.

Además, muy cerca quedan las playas de Playa Blanca y Bahía Concha, un territorio natural mágico de arena fina y paisajes inimaginables.

Santa Marta (6)

Gracias a su mar color esmeralda, sus playas de arena blanca, la belleza de sus atardeceres, su gran riqueza hídrica tan cercana, representada en ríos, pozos y cascadas de heladas y transparentes aguas que bajan de la Sierra; por su benévolo clima, su comida, su música y tradiciones, se convierte en un destino turístico que exalta el nombre del país ante el mundo, capaz de enamorar a los turistas con el carisma de su gente.

Santa Marta es, al fin de cuentas, una pincelada de azul, verde y amarillo ocre. Es la combinación de playas paradisíacas, con bellas puestas de sol, rodeada por exuberante bosque tropical, lo que la convierte en una verdadera postal para la memoria.Santa Marta (3)

2 COMENTARIOS

  1. Me gusta el artículo, invita a disfrutar de la belleza ciudad de Santa Marta e incita a los turistas extranjeros a conocer las delicias de su gastronomía y sus lugares emblemáticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here