¿Viajar con una capacidad diferente? Se puede

0
143

Escribe: Andrea Díaz Vélez

Viajar siempre será un placer. Conocer lugares, gente y nuevas culturas se convierte en una de las mejores maneras de ampliar nuestro conocimiento. Es por esto que aerolíneas, aeropuertos y hoteles han adecuado sus instalaciones y políticas para que cualquier tipo de viajero pueda tener un merecido descanso, y esto incluye a personas con discapacidad, quienes han ido ganando espacio dentro de la oferta turística disponible.

El turismo accesible ha surgido como una manera de proporcionar autonomía e inclusión, pues cuenta con medidas para turistas con necesidades especiales, bien sea a nivel motor, auditivo, visual o cognitivo. Es por esto que vale la pena tener presente algunas recomendaciones que ayuden a minimizar los obstáculos que impidan que un turista con estas características viva un viaje de ensueño.

No deje nada al azar, ¡planee su viaje!

Lo primero que se debe hacer es elegir el lugar de destino donde se desea pasar unos días de descanso. Para esto es importante preguntarse no solo qué lugar quiere conocer sino cómo lo puede hacer. Vale la pena conocer lugares soñados, pero también es importante tener presente que los ambientes no comprometan su seguridad.

Establezca plazos para facilitar los preparativos, investigue detalladamente la accesibilidad del destino, infórmese de si existe infraestructura adaptada para recibirlo y cree rutas que faciliten su experiencia; se recomienda hacer esta indagación hasta seis meses antes del viaje. Es aconsejable que con la ayuda de un agente turístico elija el hotel que más le brinde confort y seguridad. Recuerde que algunos hoteles cuentan con un número limitado de habitaciones adaptadas para personas con discapacidad, por lo tanto es necesario hacerlo con tiempo.

Si no cuenta con un espacio acondicionado, evalúe qué tan cómoda es la habitación, el cuarto de baño y las instalaciones del hotel: recepción, restaurantes, zonas húmedas, etc. Para viajeros con movilidad reducida es importante que sepan, con anterioridad, si el hospedaje cuenta con puertas deslizantes, rampas y barras de apoyo en el baño. Si sufre de alguna discapacidad visual puede contratar un guía que lo oriente en la ciudad y le describa puntos atractivos para conocer. Además, hoy la tecnología está de nuestro lado, por lo que existen en el mercado múltiples dispositivos o aplicaciones que le permiten hacer un recorrido turístico a su medida.

Los viajeros con pérdida del oído pueden optar por aplicaciones que les informan, a través de mensajes de texto, el estado de su vuelo, la sala de abordaje y las reservas de sus hoteles. Es importante llevar siempre a la mano una libreta y un lapicero, para que pueda comunicarse con alguien en caso de estar inmerso en un ambiente con mucho ruido (aeropuertos, centros comerciales, estaciones de autobús, parques).

Transporte aéreo

La mayoría de las aerolíneas ofrecen servicios de cuidados especiales para personas con discapacidad, entre estos se encuentran el embarque preferencial, la asistencia en el embarque y desembarque, el apoyo con el equipaje y el transporte de equipos médicos. Cada aeronave tiene un número limitado para personas con discapacidad, por esto es muy importante informar con anticipación a la aerolínea y verificar las reglas para embarque de equipos y medicamentos. También es preciso solicitar con antelación cualquier tipo de soporte que necesite antes, durante y después del vuelo. Si usted requiere compañía de perros guía, las aerolíneas le permitirán abordar junto con ellos; pero debe cumplir con algunos estándares como el uso de bozal o correa.

 Si tiene pérdida del oído, háblelo con la tripulación y, sí se siente cómodo, incluso con sus compañeros de puesto, pues es importante que le anuncien cualquier información relevante durante el viaje.

No desfallezca. La práctica lleva a la perfección

Si su ilusión es conocer un destino a miles de kilómetros y con extenuantes vuelos y conexiones, es importante que previo a este se entrene haciendo viajes cortos, esto le dará una idea de cómo debe prepararse, además tendrá la posibilidad de poner a prueba su recursividad. Estos pequeños trayectos, no importa el tipo de transporte que utilice, le darán un panorama de lo que puede hacer y bajo qué condiciones, además se dará cuenta de qué detalles son más o menos importantes para tener unas vacaciones tranquilas.

Ahora, si a su travesía soñada se le une un familiar o amigo, es importante que esa persona lo acompañe en los primeros viajes, esto para evaluar no solo la convivencia entre los dos, sino de qué manera puede apoyarlo en caso de necesitar algún tipo de asistencia.

Ante todo la seguridad

Cuando haya decidido el destino y tenga presente los detalles de su viaje, no olvide adquirir un seguro de viajes con cobertura médica. Los costos de salud pueden llegar a ser exorbitantes en algunos destinos y es mejor siempre estar bien preparado.

Evite dolores de cabeza y obtenga su seguro en el momento en que esté comprando su viaje. Averigüe con su agente de viajes cuál es el mejor seguro para sus necesidades específicas y evalúe toda la cobertura, no solo las médicas y hospitalarias, sino aquellas que involucran cancelación de hospedaje y demás contratiempos. Por otro lado, si está tomando medicamentos lleve suficientes dosis para el tiempo previsto de su viaje, incluso se recomienda llevar un poco más para eventuales atrasos. Si necesita algún equipo médico, vale la pena llevar un extra, pues en el exterior pueden costar mucho más de lo que usted está acostumbrado a pagar, por eso es mejor asegurarse. Recuerde que persona precavida vale por dos.

No olvide un punto importante: diviértase

Cuando llegue el momento de su viaje, ¡diviértase! Después de investigar, practicar y cuidar todos los detalles es hora de vivir su aventura y aprovechar, por qué no, de pequeños beneficios como embarcar en su vuelo antes que otros pasajeros, tener prioridad en la mayoría de las atracciones turísticas y algunos descuentos para usted y su acompañante. En ocasiones pueden presentarse situaciones frustrantes que debe enfrentar, como la restricción para el acceso a algunos lugares o planes que requieran una alta exigencia física; sin embargo, tenga claro que viajar es una experiencia desafiante que lo hará mucho más fuerte y que, de seguro, le hará sonreír a futuro.

Recuerde

En internet existen muchos blogs, videos tutoriales y foros donde viajeros con discapacidad cuentan sus experiencias, recomiendan e invitan a otros a emprender un viaje soñado. La clave está en planear cada detalle para que esta travesía sea el inicio de muchas más en su vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here