Barcú, arte en el corazón de la ciudad

0
219

Escribe: Estiben Montaño

Desde hace un par de décadas Bogotá se ha convertido en epicentro de la movida artística y cultural del país. Conciertos, teatro, cine, museos, festivales y cientos de muestras de arte invaden las calles y espacios de la capital, que reúne a propios y extraños en torno a nuevas propuestas para el disfrute de la cultura. Uno de estos eventos es Barcú, la feria que integra el arte y la cultura a las dinámicas propias de la urbe.

Desde 2014 Barcú viene abriéndose paso en Bogotá. Este evento nació tras la búsqueda de un espacio diferente en torno al arte y la cultura, uno donde se encontraran los lienzos, los sonidos, las letras y la escenografía, logrando un performance más homogéneo, único en la ciudad. “Estando en Barcú se va a encontrar rodeado de arte, galerías, artistas, y de pronto le tocamos una fibra a la gente que tal vez no sabía que tenía esa afinidad. Esa fusión nos ha permitido generar ese interés por la mezcla de audiencias”, aseguró Camilo Montaño, coordinador de la feria.

Muchas ciudades en el mundo cuentan con un punto de referencia destinado al arte. En Bogotá este epicentro se ubica en La Candelaria, una localidad con más de 470 años de historia, pues son las casas de esta localidad las que sirven de galería para la exhibición de las obras. “Allí se genera un ambiente muy distinto y una cercanía de los galeristas hacía los visitantes, y se arma una cosa que tiene un sabor muy especial y muy distinto a una feria de arte convencional”, relata Camilo, resaltando el plus  que representan las calles coloniales del corazón de la ciudad.

Además de exhibir cientos de obras de artistas como Salvador Dalí y Fernando Botero, Barcú abre convocatorias para Spotlights, la plataforma que busca nuevos talentos que no cuenten con representación de galerías, esto con el fin de promover su trabajo y vincularlos con el resto de la movida a nivel nacional e internacional. “Les producimos el espacio en una casa en donde ellos exponen su obra, venden su obra, se dan a conocer y hacen relaciones con los galeristas de nuestra feria. Muchas veces los galeristas conocen a los nuevos artistas, se generan contratos de representación y se vinculan a una”, comenta Montaño, quien desde ya prepara la nueva edición de este evento.

Gracias al empeño de sus organizadores, el día y la noche tienen mucho que ofrecer en Barcú. Al anochecer, la feria se convierte en el festival Noches Barcú, un espacio para las agrupaciones musicales emergentes que participan de la plataforma Showcases, la cual tiene como finalidad promover los nuevos sonidos, desde el latín jazz hasta la champeta, y que ha tenido un éxito total desde que apareció Michael Eavis, director del festival Glastonbury en Inglaterra. “Cuando él estuvo oyendo todas las bandas no solo escogió la ganadora, sino que le parecieron tan buenas que invitó a ocho de ellas para que participaran este año en Glastonbury. Allí llevaremos un espacio que se llama Colombian Magic. Es algo maravilloso para nosotros y para las bandas”.

El cine no podía faltar, por eso Barcú tiene su propia plataforma llamada Statements, que presenta una muestra audiovisual nacional e internacional para todos los amantes del séptimo arte.

Así mismo, cuenta con los stages, escenarios efímeros destinados a sorprender a los visitantes con poesía, teatro, arte urbano o casi cualquier cosa durante su estancia. “Nosotros montamos alrededor del circuito unos escenarios donde las personas tienen media hora para demostrar su talento al público, entonces los visitantes que van caminando por La Candelaria, en ciertos momentos, ¡pum!, se encuentran con un performance sorpresa de diferentes artistas que han sido seleccionados”.

Pero como uno de los elementos significativos de este evento es incluir a todos los públicos, crearon Barcú Kids, un espacio destinado para que los más pequeños tengan su primer contacto con el arte y se generen nuevos diálogos en las familias en torno a ello. “Allí puede llegar un niño a hacer un taller de grafiti con los artistas de la feria o pintar una camiseta. Nat Geo el año pasado preparó una serie de actividades artísticas fusionando el tema de la naturaleza con el arte”. Adicional a esto hay un espacio de voluntarios para quienes quieren ser parte de la organización del festival y meterse de lleno en el cuento. “Es para personas que quieran tener un acercamiento con la cultura. Para los que están estudiando y les gusta el tema es una oportunidad bien interesante”, añadió Montaño.

Por lo pronto, Barcú prepara su sexta edición, que se llevará a cabo del 17 al 22 de septiembre y vendrá cargada de fantasía y mucha imaginación. “Vamos a tener un contenido musical sorprendente, aproximadamente unas 24 bandas amenizando las noches Barcú, y un recorrido de unas 13 casas, además de muchas sorpresas que se vienen para este año”.

Si el arte lo cautiva vale la pena que visite este maravilloso universo abierto para la cultura, vívala, aprenda de ella y disfrute de la intervención más completa del arte en el paisaje más añejo de la capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here