“Fui feliz visitando Colombia”, Filippo Minelli

0
320

Escribe: Estiben Montaño Figueroa

Si le preguntaran cuál es la forma del silencio, ¿qué respondería? Esto puede resultar confuso, malinterpretado o, incluso, hasta poético; y si tuviera que representarlo seguramente sería mayor el reto. Esta particular labor fue desarrollada en nuestro país por el artista contemporáneo Filippo Minelli, el italiano que ha plasmado la forma del silencio en muchos países, y ahora el turno fue para Colombia.

Su trabajo alrededor del mundo se ha enfocado en el análisis y la investigación del paisaje, la política y la identidad; representando en la creación de instalaciones y documentando a través de la fotografía y el video esos paisajes que guardan un silencio profundo. Sus obras han sido expuestas en galerías y museos de Londres, Múnich, Sao Paulo y Buenos Aires, entre otros; y han sido reseñadas por medios internacionales como Le Monde, The New York Times, The Guardian, CNN y Al Jazeera.Su investigación artística Silence/Shapes empezó en 2009 con la experimentación de las bombas de gases coloridos en diferentes paisajes naturales, y la forma en que la “mano invisible” va moldeando la silueta del silencio en un paisaje impregnado de colores efímeros, logrando un efecto que él mismo define como “la sublimación de su investigación”; pero, ¿de dónde surge la idea de politizar un paisaje periférico con un artefacto tan propio de la confrontación como la bomba de gas?

“Empecé mirando videos de manifestaciones políticas, donde en un instante preciso te detiene esta confrontación entre los manifestantes y la policía, y ellos utilizan este humo, que me pareció el silencio o la forma física del silencio, porque cuando tienes mucho humo la gente no puede burlar ni puede ver, entonces todo se tranquiliza mucho. Así que seguí buscando lugares en el mundo que pudieran representar esta idea”.

Minelli fue contactado por la Embajada de Italia en Bogotá, donde realizó una parte de Silence/Shapes llamada “Post-Conflicto, investigación del paisaje en Colombia”, un trabajo en el que mostró gran interés desde el principio, ya que es un investigador apasionado por la situación sociopolítica del mundo y de nuestro país. “Y desde ahí empecé documentándome sobre lo que estaba pasando con el proceso de paz y cómo se está reorganizando la geografía del país, que ahora es diferente porque se puede viajar a muchos lugares que antes eran prohibidos o muy peligrosos. Entonces la percepción de la geografía del país está cambiando, y empecé a estudiar un poco lo que está pasando con la reinserción de la guerrilla en la sociedad, y estos proyectos de urbanística que están empezando en el país”, comentó este italiano, asentado en Milán. Para elegir el lugar de trabajo se inclinaba más hacía lugares singulares, pero luego de visitar Colombia, el contacto con las comunidades nativas se volvió indispensable para tomar la decisión, y así terminó trabajando con campesinos, indígenas, la policía y el ejército en Putumayo, Guainía, La Macarena y la Sierra Nevada de Santa Marta. “Siempre que llegaba a un lugar la primera cosa que hacía era encontrar a las comunidades y escuchar sus recuerdos sobre el pasado y sus lugares más importantes”. Su trabajo fue expuesto en el Festival de Arte y Cultura “Barcú”, en el Centro Histórico de La Candelaria en la ciudad de Bogotá, en octubre de 2018.

Como buen nómada que es, Filippo ha hecho un estudio riguroso del conflicto y sus variantes en cada país que ha estado, lo que lo convirtió en un conocedor de las confrontaciones a  baja y gran escala en todo el mundo. Empezó conceptualizando el paisaje separatista del norte de Italia para crear un nuevo concepto de identidad diferente al de la retórica política, que fue finalmente consignado en su libro Atlante dei Classici Padani. “Empecé trabajando en las montañas entre Italia y Suiza e Italia y Austria, que son lugares donde el conflicto armado por la Primera y la Segunda Guerra Mundial fue muy fuerte, y después continué trabajando por muchos lugares del mundo que están connotados por diferentes conflictos, algunas veces son conflictos armados como en Colombia, y otras son conflictos de ultra natura política, como por ejemplo la gentrificación en las grandes ciudades de los EEUU”, dijo Minelli en diálogo con la Revista VOLAR.Argumenta que hay naciones más complejas para trabajar por su basta diversidad, como Colombia, donde tuvo que analizar el plano social, político, económico, geográfico, climatológico y hasta folclórico, antes de empezar el montaje. Sin embargo, planea regresar a Colombia para ahondar en la conciencia que transmiten los pueblos indígenas de forma oral y sus esfuerzos por preservar la flora amazónica sagrada. Manifiesta un sentimiento de gratitud enorme hacía nuestro pueblo, ya que aquí vivió una experiencia única que ningún otro país le brindó antes: trabajar en medio de la selva. “Trabajé en desiertos volcánicos, en el trópico y también en California, en ambientes urbanos, pero fui muy feliz visitando Colombia porque en la selva nunca había trabajado”.

La comunicación es inherente al arte. Por consiguiente, cada artista tiene una línea argumentativa que va desarrollando con el tiempo, una forma de abordar el discurso y servirlo frente a sus comensales. Un platillo ágil y de fácil digestión, o un coctel espeso que puede tocar las fibras más profundas y causar escozor. Minelli es el ejemplo de cómo se puede pasar del estudio del paisaje al gusto por el escenario político y la crítica. Ha revestido cada una de sus obras con ese tinte contestatario y hasta explícito.

“Siento que la relación entre paisaje e identidad son muy influenciadas por la política y la economía, entonces creo que fue una dirección bastante natural la que le di a mi trabajo”.

Sin embargo, y a pesar de tratar temas tan delicados como la migración y el conflicto bélico, el artista asegura que ninguna de sus obras ha sido censurada. Una de las ventajas es la independencia que ha tenido en la mayoría de sus obras, pero el verdadero secreto está en la argumentación efectiva de su trabajo y del propósito real del mismo: “nunca me ha pasado porque debes explicar la finalidad del proyecto. Creo que en el momento en que lo sabes explicar no tienes problemas”.Una cosa es saber sustentar una obra con investigación y análisis, y otra aún más eficaz es añadirle su experiencia personal, vivida en carne y hueso, y contada sin tapujos y sin filtros. “Chemotherapy update no empezó como un proyecto sino como una forma de entretenerme. Es un proyecto que surgió cuando tuve que ir a un hospital durante un año. No podía encontrar personas para hablar. Todos estaban apartados porque tenía las defensas muy bajas, entonces fue una manera de comunicación con la gente de fuera del hospital”.

En 2010, Filippo fue diagnosticado con un linfoma no Hodgkin, un cáncer en la sangre que además afectó el hígado, la médula ósea y los pulmones; razón por la que estuvo completamente aislado por la deficiencia inmunológica que le provocó la quimioterapia. Chemotherapy update es el blog que creó para mantener comunicación con sus familiares y amigos. Una cuenta que actualizaba diariamente con imágenes creadas desde su celular, en las que plasmó una perspectiva pesimista, irónica y descarnada alrededor de su padecimiento.

Posteriormente, un recinto lleno de recuerdos del tratamiento como jeringas, drogas, documentos y las mismas creaciones que hizo para su blog, acompañados de bolsas de quimioterapia llenas de tierra tomada del lugar en el que jugaba de niño, formaron la instalación artística de Chemotherapy update.Tiempo atrás, estas tierras fueron utilizadas como relleno sanitario para desechar lodos industriales contaminados con bifenilos policlorados (PCB), un agente orgánico que, luego de estudios, se comprobó que estaba directamente asociado con el linfoma no Hodgkin.

Filippo es un ejemplo de pasión y creación continua aun frente a las dificultades, además de convicción por su propio trabajo y habilidad estética para el performance, sin importar lo crudo que pueda ser el mensaje. Su siguiente destino serán los paisajes marginales de Bélgica, donde dará vida a una nueva serie de Silence/Shapes y explotará, literalmente hablando, los  colores de otros paraísos naturales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here