¡Llegó la hora de hacer algo para proteger el planeta!

0
111

Escribe: Yésika Castañeda

Sí, llegó la hora de que seamos conscientes de que la educación tiene el potencial de reducir la pobreza, promover entornos más saludables, crear cultura para la innovación y construir sociedades cohesionadas y con ambientes de paz. Las consecuencias ambientales del acelerado crecimiento económico y poblacional en el mundo han llevado a que con el paso del tiempo el ser humano, en la búsqueda de mejorar sus condiciones de vida y facilitar el desarrollo de sus labores diarias, haya venido atentando contra los recursos naturales (flora, fauna, fuentes de recursos minerales etc.) de forma indiscriminada,  sin contemplar las repercusiones que este uso excesivo trae para el planeta y cada uno de sus habitantes.

Sin embargo, en las últimas décadas la sociedad en general se ha percatado de las consecuencias de la mala utilización de los recursos naturales, y se han promovido iniciativas que buscan proteger el medio ambiente y fomentar una cultura ambientalista que contribuya a la conservación de los recursos.

Para lograr este objetivo es fundamental que se inicie un proceso transformacional, que contemple a cada individuo de la sociedad como factor clave para la sostenibilidad y que sea instaurado desde los entes gubernamentales.

Si nos preguntamos cómo podemos ayudar, la respuesta es simple: haciendo uso racional de los recursos naturales (ahorrando agua, separando los residuos, usando medios de transporte que no contaminen, cuidando de los animales, utilizando energías limpias, etc.) y educando a las personas en nuestro entorno para que también lo hagan.

Teniendo presente esa preocupación mundial, en septiembre de 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció la Agenda 2030. En este evento se dieron a conocer los diecisiete objetivos de desarrollo sostenible (ODS), con ciento sesenta y nueve metas propuestas, en donde Colombia no podía estar ausente.

Estos objetivos abarcan metas para reducir la desigualdad social, los problemas económicos, laborales y sociales; y buscan mejorar en temas de inclusión, aspectos medioambientales, de salud, construcción, erradicación de la pobreza, acceso al agua limpia, energías renovables, trabajo decente, innovación, ciudades sostenibles, producción, consumo responsable, paz y trabajo colaborativo. Como ciudadanos, tenemos la obligación de propender por su cumplimiento para llegar a ser un país autosostenible y misericordioso con el planeta.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here