Miles de niños están soñando gracias a SATENA

0
92

Escribe: Estiben Montaño

Las primeras veces suelen ser muy emocionantes, esto aplica casi para todo, sin importar la edad que tengas, porque no se trata de madurez, se trata del placer de experimentar nuevas sensaciones. Ahora, imagina la primera vez de un niño volando en avión, un sentir indescriptible al que le apostó Rafael Eduardo Orozco, director de las competencias de ortografía durante veinticinco años, y quien ha tocado puertas a nivel nacional e internacional para cumplir el sueño de muchos estudiantes. Todo esto con un trasfondo aún más interesante, pues “lo que más les gusta a los niños es viajar. Tú les dices “¿qué quieres de premio: una bicicleta, un computador o un viaje?” Y el viaje es la respuesta, los motiva y les fascina”, afirmó Orozco en conversación con la Revista Volar.

El propósito era realizar unas competencias intercolegiales, esta vez de geografía a nivel nacional, un reto enorme teniendo en cuenta los costos y la logística necesaria para su ejecución. “Cuando se empezó a hacer el concurso el Ministerio de Educación nos dijo que lo hiciéramos en Bogotá, Medellín, Cali, y Barranquilla, las ciudades más importantes. Pero resulta que también hay niños en Mitú, en Puerto Inírida y en Puerto Leguízamo, por ejemplo”, aseveró Orozco, quien acudió al Gral. Pedro Ignacio Lozano, Presidente de la Aerolínea SATENA, con la intención de transportar a los niños de los rincones más aislados del país y darles la oportunidad de participar. “El General con su apoyo ha logrado que los niños se sueñen viajando y logrando sus metas”, agregó.

En coordinación con el Ministerio de Educación y las Secretarías de Educación municipales y departamentales, se convocaron todos los colegios del país, un poco más de 86.000 instituciones públicas y privadas, y más de 10 millones de estudiantes. Así se iniciaron las Competencias Intercolegiales de Geografía: “Mapamundi”. “Diseñamos toda una estrategia para llegar a cada lugar y dictar los talleres de geografía a los estudiantes de esas ciudades”, añadió Orozco. De igual manera, el proyecto cuenta con acompañamiento de la UNESCO y la Academia de Ciencias Geográficas, y con el auspicio de Productos Alimenticios Alpina, en cabeza de su presidente Ernesto Fajardo.

El concurso consiste en aprenderse las capitales de los 196 países del mundo, junto con su ubicación en el mapa. Un certamen en el que inicialmente participan todos los estudiantes, pero al que solo clasifican quienes cursan el octavo grado, debido al resultado de una investigación previa. “Al final resultaba muy fácil, así que les pusimos un grado de dificultad encontrando los escudos y las banderas también. Resultó un experimento maravilloso, porque chicos que antes sabían muy poco, ahora saben mucho más”, aseguró Orozco.

El premio para el campeón del concurso es un viaje a París, Francia, junto con uno de sus padres y su maestro, quienes son parte fundamental en la formación del alumno, para visitar el World Heritage Centre de la UNESCO, el Museo del Louvre y el Museo de Orsay, dos referentes importantes del arte y la cultura en el mundo. “Es impresionante cómo la mente de un chico cambia. En competencia los niños están nerviosos, pero luego se abrazan, lloran de la felicidad y se dan cuenta de que por tener conocimientos te premian, no es solo si cantas bien o si tienes alguna destreza deportiva. Esto los motiva para que sigan estudiando, porque todos los años se están produciendo bachilleres y la mayoría no tiene los recursos para continuar con su educación. Es un problema enorme en estos sectores de extrema pobreza”, manifestó con emoción Orozco.

La final se llevará a cabo en Bogotá durante la última semana de noviembre, y asistirán los treinta y dos finalistas, uno por cada departamento. El evento contará con la presencia de la Ministra de Educación y la Primera Dama, María Juliana Ruíz, quienes entregarán el premio al vencedor, que viajará a Francia la primera semana de diciembre y representará a nuestro país a mediados de abril de 2020 en la contienda mundial. “Han salido unos estudiantes maravillosos, no te imaginas la emoción tan tremenda que sienten, ya que la mayoría nunca han subido a un avión ni han salido de sus regiones. Ellos están soñando con la posibilidad de ir a Bogotá y luego a Europa, y todo gracias a que despertaron su interés por el conocimiento de los países”, señaló Orozco.

A futuro, la proyección del certamen es convertir a Colombia en el modelo a seguir para los demás países del cono sur, y continuar ilusionando y cultivando las mentes de los niños, tal como lo idealiza Orozco: “la sede la ponemos en Colombia, que vengan los chicos de Argentina, Bolivia, México, y del resto del continente; que vengan a Cartagena y hacemos una final igualita, pero internacional. Este es un concepto muy bonito, es que si vieras cómo se emocionan los chicos con cada pregunta… Eso es una experiencia maravillosa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here