QUE NO ME VEAN CON ESA ROPA, LA MODA, MÁS QUE UNA PRENDA DE VESTIR

0
1452

Escribe: Laura Bonilla

ninasParticularmente no soy muy amante de la moda, de hecho no puedo distinguir entre una prenda Carolina Herrera y Louis Vuitton, así que lo que habrá aquí no será exactamente la tendencia de ropa para Semana Santa ni para jornadas de vacaciones.

Lo que se hablará en cuanto a moda en esta edición será de una realidad que descansa en una frase que comúnmente se dice y a la que no se pone mucha atención: “Que no me vean con esa ropa” con sus mil variaciones como “ni loca salgo con esto” o “ni a palos salgo así a la calle”. Dichas frases podrán ser muy cotidianas y posiblemente no pasarían de la verbalización en un momento de incomodidad, pero si las examinamos de cerca encierran toda la carga cultural que llevamos. Carga que se puede ver por oposición en cuanto hay otras personas que usan aquello que tu no usarías ni loco(a) y que en cambio piensan que tu ropa es inusable.

Para entender realmente la moda, habría que mirar varios aspectos intrínsecos a su naturaleza:

EL MODO DE VESTIR SE ALINEA CON LAS CREENCIAS DE CADA PERSONA

El vestir es siempre un acto subjetivo, si bien existen tendencias y temporadas, la forma de utilizar cada prenda estará supeditado
a quien la compra. El vestido es una mímesis, o una sustitución de la piel y en ese sentido, se torna identitario: permite expresar parte de lo que somos o de lo que creemos que somos. Si bien al escoger el vestido estamos, por una parte eligiendo el ideal de nosotros mismos, por otra, también reafirmamos eso que de facto ya somos. La cultura da algunos indicadores de estos ideales, pero es el sujeto quien los adopta, los elabora o en algunos casos, los desecha.

(En este último caso, por lo general, aparece otro código de vestir que si es replicado por el grupo social, se convertirá en otro estilo de moda)

quenovean

LA MODA ES UNA ELABORACIÓN DE LA CULTURA

Detrás del hecho subjetivo existe también el hecho cultural que transversaliza la decisión propia. La cultura define patrones o líneas guía de las que cada persona adoptará lo que mejor se adecue a su propia noción de vestuario. Estas líneas guía corresponden al imaginario colectivo de lo que es aceptable y de lo que no. Los imaginarios colectivos varían de cultura a cultura en cuanto a flexibilidad, tolerancia con la diferencia, inclusión y exclusión de grupos sociales etc. y el hecho de vestirse también está limitado por estas características.

La moda es precisamente esa elaboración cultural del modo de vestir. Moda por concepto estadístico es igual a un dato que se repite con mucha frecuencia en una muestra. En el hecho social del uso de objetos, es un ente colectivo, regulador de las elecciones subjetivas relativas al gusto o sea, es el que pone los límites de la elección individual.

Teniendo clara esta realidad, ganan sentido muchas otras expresiones de vestimenta alineadas con creencias colectivas (religiones) que funcionan, entre muchos factores como limitantes de la moda y que tienden a estabilizarse en el tiempo.

Son así los vestidos ceremoniales con sus códigos de uso específicos: los vestidos de novia en occidente, los trajes típicos japoneses (que se usan para rituales especiales) llegando incluso a normatividades más rígidas como es el vestuario femenino de la mujer en el Medio Oriente, en las que la variación pasará inadvertida para muchos. Pero ¿por qué hay un límite? Los límites en la cultura obedecen a sistemas de valores: a lo que es bueno y a lo que no. En oriente por ejemplo, el vestuario de la mujer invita a cubrir la mayor parte de ella en cuanto que esto le llevará a un mayor nivel de pureza, por tanto a una noción más cercana del ser una buena mujer. Antes de lanzar una crítica a este concepto, piense en qué radica el hecho de occidente de descubrir la mujer y verá que descansa en una idea muy parecida.

La mujer desnuda se muestra en occidente como una pieza de un juego o como un objeto de deseo, el desnudo tiene tanta carga social como el hecho de cubrir. Otro ejemplo a plantear aquí es el de la feminización del cuerpo masculino en la moda, occidente ha marcado la tendencia de hacer más suave la figura del hombre y más fuerte la figura de la mujer desde la prenda de vestir, esto en el sistema de valores de occidente habla también de una preocupación social de hacer al hombre menos agresivo en su expresión externa del yo y a la mujer por el contrario en una forma más fuerte.  Habrá que pensar pues en qué ocurrirá en algunos años con la concepción social de lo femenino y lo masculino.

LA MODA TAMBIÉN MOLDEA LA CULTURA

El tercer aspecto es una verdad que en muchas ocasiones no se ve, pero que debería tenerse en cuenta: no solo la cultura impone límites a la moda, estos límites se transgreden o se mantienen en la medida en que se usa o no el objeto y de esa manera se cambian ideas de cultura a largo, mediano y corto plazo. Se había mencionado anteriormente que en ciertos momentos, una persona o un grupo de personas desecha un código de vestir creando otro. El ejemplo para este punto es tan simple como observar las prendas de vestir de principios del siglo pasado y las prendas de hoy y si se quiere, se puede mirar hacia atrás, al siglo 13 o 14 y comprobar que para ese momento de la historia, tanto mujeres europeas como árabes se cubrían el cabello. La cultura y la moda no son entes
estáticos y al moverse se transforman bidireccionalmente.

Cuando se ve la moda solo como un acto de compra, se está desvalorizando su función social, al mismo tiempo en que se reduce la cultura misma al mercado. Ante una sociedad reduccionista, la moda se verá como un concepto reducido. (Aunque esto no implique que en la práctica, la moda sea amplia y compleja, más allá de lo que se usa).

En conclusión, antes de ser un acto frívolo de consumo, la moda es expresión de aquello en que se cree, de la cultura, así que su superficialidad o su no superficialidad es en parte responsabilidad de los valores que se han adoptado como aceptables y de las dinámicas sociales que giran en torno a ella.

moda1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here