Ajedrez, ¡activa tu mente!

0
291

Escribe: Yésika Castañeda

El ajedrez es uno de los pasatiempos más populares del mundo gracias a que despierta en cada participante dotes de estrategia e inteligencia.

Este es un juego de ingenio que involucra a dos jugadores, que deben realizar un gran esfuerzo mental en cada partida. El objetivo del ajedrez, que simboliza una guerra, es dar el famoso Jaque Mate al rey del contrincante, y si el jugador logra que una de sus piezas llegue a la casilla del oponente, puede capturarla, así el rival irá perdiendo fichas.

La historia de esta práctica es debatida, pues no existe un consenso sobre su origen exacto. Algunos textos relatan que proviene del Antiguo Egipto, otros aseguran que viene de China; pero la teoría que más acierta ubica su origen en la India, hacia el siglo VI, donde fue conocido inicialmente con el nombre de chaturanga.

Más tarde, cuando esta disciplina llegó a Persia algunas de las reglas fueron modificadas y su nombre cambió por xatranje. Finalmente, empezó a difundirse por Europa y aproximadamente quinientos años después el xatranje comenzó a parecerse al ajedrez que hoy en día conocemos.

En el siglo XIX aparecieron los primeros torneos que le dieron la etiqueta de deporte. Durante estos años las competencias fueron llamando adeptos y paulatinamente comenzó a ganar terreno y trascender las fronteras de Europa.

Hoy es tan popular que en el mercado se encuentran piezas de bolsillo para que los amantes de esta disciplina puedan jugar una partida incluso durante un viaje. Además, las tecnologías han hecho realidad el ajedrez electrónico, que le permite a las personas enfrentarse con una máquina o a través de ella.

¿Qué se necesita para jugar?

Para poder practicar este deporte lo principal es contar con el tablero dividido en 64 escaques o casillas de colores alternos, normalmente blancas y negras. También se deben tener las 16 piezas de cada color: el rey, la reina, alfiles, caballos, torres y peones. Deben estar dos personas para comenzar la partida y se recomienda que ambos se encuentren en un mismo nivel de práctica.

Una vez esté el juego completo, la forma correcta de ubicar el tablero es que la casilla de la esquina derecha de cada uno sea blanca. La posición inicial de cada pieza siempre va a ser la misma. En la segunda fila se ubican los 8 peones, mientras que en la primera las torres ocupan las esquinas y los caballos se ubican a sus lados, seguidos por los alfiles; al lado de estos va la reina, que siempre ocupa la casilla de su mismo color, y en la restante se ubica el rey.

¿Cómo debo mover las fichas?

Rey: solo puede avanzar una casilla en cualquier dirección (arriba, abajo, lados o diagonal).

Reina: puede moverse en cualquier dirección y las casillas que quiera, pero sin pasar por encima de una pieza de su color. Alfiles: únicamente se mueven en diagonal y pueden saltar las casillas que quieran.

Caballos: pueden avanzar dos casillas en una dirección y una en un ángulo de 90°. Es decir, realizan una L sobre el tablero.

Torres: se pueden mover las casillas que quiera, pero solo hacia adelante, hacia atrás o hacia los lados.

Peones: solo se pueden mover una casilla hacia adelante, no retroceden y capturan en diagonal.

Torneos y campeonatos

En este deporte los torneos se juegan en modalidad de eliminatoria o al mejor número de partidas. Cada partida tiene un límite de tiempo, por lo que el jugador debe realizar un cierto número de movimientos en el plazo.

Tras mover la pieza el jugador pulsa el botón del cronómetro, detiene su reloj y se pone en marcha el del oponente. Si alguno rebasa el límite de tiempo pierde la partida, sin importar la posición del tablero. En la fase inicial se pueden realizar los primeros diez o quince movimientos, que pueden ser de ataque o defensa.

Luego, cuando la mayoría de las piezas han abandonado su posición inicial, puede comenzar la fase intermedia. Aquí se evalúa la capacidad del jugador para analizar, planificar y desarrollar su estrategia, además se incrementa la intensidad del juego, pues generalmente se responde con contraataques y capturas.

La partida finaliza cuando el jugador consigue que el rey del contrincante no pueda evitar una maniobra de captura, esta jugada se conoce como Jaque Mate.

Si bien la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE por sus siglas en francés) ha intentado en incontables ocasiones que esta disciplina sea considerada deporte olímpico, esta solicitud no ha prosperado. Recientemente, la FIDE pidió que el ajedrez fuera tenido en cuenta como posible deporte para ser incluido en las justas deportivas de 2024 en París, pero hasta el momento el Comité Olímpico ha desestimado la petición al considerar que su carácter atlético aún no es aceptado en todo el mundo.

Beneficios del ajedrez

Esta disciplina favorece principalmente el cerebro en los siguientes aspectos:

  • Ejercita ambos hemisferios cerebrales
  • Ayuda en la prevención del Alzhéimer o enfermedades mentales
  • Brinda seguridad para resolver problemas
  • Facilita la concentración y potencia la memoria
  • Mejora la capacidad lectora
  • Impulsa la capacidad organizativa y el equilibrio entre lo racional y lo emocional
  • Sirve como guía para aceptar y acatar regla.

Por su parte, los expertos aseguran que el ajedrez es un juego que permite un desarrollo importante en la capacidad mental de sus jugadores, pues estudios previos determinan que aquellos que han tenido una vida activa en esta disciplina tienden a tener una vejez óptima y un estado mental favorable.

Por lo pronto, este deporte sigue atrayendo a nuevos aficionados, quienes aprovechan sus torneos para demostrarle al mundo que la mente también se debe ejercitar, ¡jaque mate!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here