LOS ERRORES FATALES QUE COMETEN LOS GERENTES

0
3579

Escribe: Pastor Rojas

Voy a dedicar este espacio de hoy a hablar de un libro viejo.
Aunque fue en el lejano 1985 cuando Steven Brown causó sensación en los Estados Unidos con sus reflexiones sobre los errores gerenciales, su libro tuvo una exitosa reedición en el año 2000 y sigue siendo materia de estudio en los tiempos recientes. Sorprende que esos “13 errores fatales” que Brown narra se sigan repitiendo sin cesar. De repente, si es usted gerente de alguna empresa, vale la pena recordarlos. Nunca es tarde para aprender.

10-errores

Es una lectura aleccionadora que replantea ese estilo de gerentes del pasado que teóricamente tenían todas las res-puestas y le indicaban a todo el mundo lo que debía hacer, para proponer una gerencia que actúe para “facilitar el desarrollo del potencial humano”.

Brown cita a Harold Geneen, un legendario presidente de la ITT y quien escribió a su vez un best seller de la alta gerencia: Managing. Y lo cita para recoger una reflexión hecha por este, a propósito de lo que significa el liderazgo para la dirección empresarial.

Dice, en efecto, que “el liderazgo es el propio corazón y el alma de la administración empresarial. Nadie maneja verdaderamente un negocio barajando los números, o reorganizando el organigrama, o aplicando las últimas fórmulas de las facultades de administración. Lo que se maneja en una empresa es gente… En mi opinión, la calidad del liderazgo es el ingrediente individual más importante en la receta para obtener éxito en los negocios…”

Cada página recoge lecciones de comportamientos gerenciales acertados y de errores fatales, para que el lector convierta esas experiencias en conocimiento. Casos emblemáticos sucedidos en compañías de marcas legendarias, sirven de lección imborrable.

Tal vez uno de los aspectos que vale la pena reseñar es lo que Brown denomina “sentido de gente”, una expresión creada por Mark McCormack y que sintetiza de la siguiente manera:

“Ya sea cuestión de cerrar un trato o de pedir un aumento, de motivar a una fuerza de ventas de 5000 personas, o de negociar cara cara a cara con otra persona, de comprar una compañía nueva o de reestructurar una empresa vieja, las situaciones comerciales casi siempre se convierten en situaciones de gente. Y son los ejecutivos que tienen un “sentido de gente” bien sintonizado y conciencia de cómo aplicarlo, quienes invariablemente toman la delantera…”

Y es que no debe quedar ninguna duda, aunque se nos olvida de manera recurrente. Gerenciar es dirigir personas. No se trata de mirar al recurso humano como una cifra. De hecho, es el mismo Brown quien dice que administrar es el arte de obtener asentimiento para las metas y alcanzarlas por intermedio de otros, con la participación de otros.

Estos: “13 errores fatales en que incurren los gerentes y cómo evitarlos” bien puede ser para usted uno de esos libros de cabecera. Bien valdría preguntarle lo que hace dos mil años empezó a hacer carrera. Léalos bien y, quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra.

escribir

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here