SOSTENIBILIDAD, MOTOR DE LA GESTIÓN EMPRESARIAL

0
1897

Escribe: Catalina Morales Vélez

Se espera que el siglo XXI haga historia como la “era del medio ambiente”.

La sostenibilidad, el cambio climático, la energía, la eficiencia energética, el consumo verde y el desarrollo urbano sostenible, son algunos de los retos de este siglo, los cuales son reconocidos mundialmente y representan desafíos que requieren un fuerte compromiso por parte de las empresas, el sector privado, los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales.Sostenibilidad (2)

Ya sea para salvar el medio ambiente, reducir costos o conseguir facturas de servicios públicos más rentables, las razones para pensar de manera sostenible actualmente abundan, sin embargo, no son del todo nuevas.

Ya desde los años 80 comenzó a gestarse un movimiento en pro de la ecología. Esta tendencia, conocida en el mundo empresarial como Green Management o Administración Verde tuvo su origen en el Informe Brundtland de 1987, presentado por la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de la ONU.

El informe definió la Administración Verde como “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades”. Integrando así en distintos ejes de gestión, los aspectos ecológicos, sociales y económicos de las empresas.

Eje ecológico: se refiere a una armonía entre las empresas, su actividad y el medio ambiente para preservarlo.

Eje social: este eje consiste en orientar las actividades realizadas en función de una mejor calidad de vida de las personas que de alguna manera se relacionan con las compañías, tanto directa como indirectamente.

Eje económico: Toda actividad económica debe contribuir al desarrollo y al crecimiento del mercado.

Sostenibilidad (3)

Esta tendencia en resumen, como dice Lourdes Münch, consiste “en el logro de los objetivos de las organizaciones con la máxima, eficiencia, calidad, productividad y competitividad, orientados hacia una responsabilidad social”. En otras palabras, es la forma de administración en la que se considera el efecto de las organizaciones sobre el medio ambiente.

Es entonces evidente que los gerentes de hoy en día requieran comprender la interrelación de las dimensiones económicas, ambientales y sociales. La necesidad de conectarse y desarrollar competencias para gestionar y aportar al desarrollo de un mundo más sostenible, es una demanda actual para todas las compañías.

El mercado atraviesa por un boom de ECO herramientas, procesos, sistemas y protocolos; utilizados para impulsar el rendimiento y la sostenibilidad. Este proceso abarca desde la gestión de cambios actitudinales en quienes conforman la empresa, con el objetivo de dotarlos de la capacidad de implementar la sostenibilidad en las operaciones de la organización que conduzcan a una mayor creación de valor, pasando por la mejora de la productividad, la reducción de costos, el aumento de los ingresos, una mayor gestión del riesgo y mejor responsabilidad empresarial.

Sin poder decir que Colombia reconoció tempranamente la carga que las actividades empresariales pueden depositar en el medio ambiente y la vida humana, ya existen alrededor de 2000 compañías que buscan contribuir al progreso de la sociedad y de la humanidad con sus productos, servicios y procesos. Incluso, en el nivel gubernamental ya se cuenta con el Sello Ambiental Colombiano, creado por el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, el cual a pesar de ser voluntario, sus números también van en alza.

Ahora bien, el ser sostenible y/o ecológico no tiene ninguna pugna con la idea de ganancia económica, en la esencia, la segunda, necesita de la sostenibilidad para asegurar su permanencia en el tiempo.

El crecimiento económico tanto de los países desarrollados como los que están en vía de desarrollo, implica la expansión de los costos en términos de agua, aire y crecimiento poblacional.

Desencadenando esto altas temperaturas en las concentraciones urbanas gracias a las excesivas emisiones de gases, además de revelar que el efecto invernadero, es uno de los costos más grandes del crecimiento del PIB. Como lo demuestran los gastos generados por los altos niveles de contaminación en Dallas, Stuttgart, Beijing, Menlo Park, Calgary, Denver, México D.F, Róterdam y otras ciudades chinas.

Los costos ambientales y en salud del crecimiento del PIB son cada día más altos y estamos cruzando el límite del deseo de ser sostenibles hacia la necesidad inminente de serlo.

El equilibrio armónico entre el desarrollo económico y la preservación del medio ambiente se está convirtiendo en un requisito. En el momento en que se deje de considerar como un mero factor de costo o tendencia, se convertirá en los dos lados de la moneda llamada: crecimiento rentable.

Es importante aclarar que esta manera de enfrentar la gestión empresarial no tiene tamaño ni edad corporativa. Ya sean emprendedores en solitario, PYMES o grandes corporaciones, pueden empezar ya mismo a implementar medidas para empezar a incursionar en la Administración Verde y mantener en mente la sostenibilidad:

  • Sea verde de manera literal. Considere adicionar plantas, estas ayudan a purificar el aire mientras les dan un toque de naturaleza y color a sus instalaciones.
  • Agregue una nueva capa de pintura y haga ver sus oficinas como nuevas. Use un color ligero que refleje la luz natural, lo cual reduce el uso de luces artificiales. (Asegúrese de adquirir una pintura con cero o bajo componente orgánico volátil).
  • Incorpore materiales reciclados en todo lo que pueda. Tapetes hechos con plástico reciclado, mobiliario en madera y demás.
  • Cambie a sistemas de ahorro energético (focos ahorradores de luz).
  • Reduzca su huella de papel.
  • En promedio un trabajador imprime 10.000 hojas de papel al año.
  • Envíe memos a nivel digital para reducir el consumo de papel, publique manuales y otros materiales en su espacio digital en vez de imprimir y distribuir copias. Cuando sea necesario imprimir saque el máximo provecho de la hoja e imprima por ambos lados. Compre papel que es amigable con el medio ambiente (libre de cloro) o con alto porcentaje de su contenido reciclado. Incluso, compre papel que venga de fuentes sostenibles como bambú, algodón orgánico o cáñamo.
  • Use la opción de POWER-SAVING de su computador, teléfono, televisores entre otros. Desconéctelos cuando no los esté usando, ya que esto permite que la opción Standby Power no jale energía y se consuma inoficiosamente.
  • Use sensores de presencia que apagan la luz cuando nadie está en la habitación.
  • Agregue tragaluces. Estas entradas de luz natural en el techo iluminarán sin costo sus instalaciones.

¿Sabía usted que la luz artificial representa el 40% del uso de electricidad de una oficina? Al apoyarse en la luz natural tanto como sea posible y usando sensores de presencia, usted puede reducir su uso de energía en un 30%.Sostenibilidad (4)

 

INICIATIVAS QUE SE DERIVAN EN LA ACTIVIDAD ORGANIZACIONAL DE LA ADMINISTRACIÓN VERDE

  • Elaboración de productos y servicios que preserven el medio ambiente.
  • Eliminación de procesos que dañen el entorno.
  • Eliminación de productos nocivos para el entorno social, económico y ecológico.
  • Utilización de maquinaria y materiales no contaminantes.
  • Establecimiento de condiciones que mejoren la calidad de vida de los clientes, colaboradores, proveedores y sociedad en general.
  • Promoción de actividades del negocio que ayudan a construir una sociedad orientada al reciclaje.
  • Fortalecimiento de las actividades de responsabilidad social empresarial (RSE)

VENTAJAS DE LA ADMINISTRACIÓN VERDE

  • Conservación del medio ambiente
  • Reducción de costos
  • Mejoramiento de la calidad de vida del ser humano
  • Imagen adecuada y amigable de la empresa
  • Incremento de las utilidades al mejorar la percepción de los clientes
  • Calidad & Certificación

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here