CÓMO MANTENERSE JOVEN SIN RECURRIR AL BISTURÍ

0
1362
CÓMO MANTENERSE JOVEN SIN RECURRIR AL BISTURÍ

Escribe: Danisol Arrieta Bonilla. Comunicadora Social de la Fundación Universitaria Luis Amigo, escribe para el blog Metalecabeza, interesada siempre en aprender, escuchar, leer y escribir; ha escrito para la Revista Volar y es una entusiasta de la comunicación para el desarrollo y el trabajo social.

Envejecer es inevitable. Todos los seres vivos envejecen, todo a nuestro alrededor sufre los estragos del paso del tiempo, nada se salva y aunque para los objetos existe la restauración, el hombre no podía quedarse atrás y terminó inventando la cirugía estética.

Sin mucho qué debatir, estas intervenciones tienden a ser invasoras, costosas y en ocasiones los riesgos por lucir esbeltos tienen consecuencias fatales. Es tanto el afán de algunos por rejuvenecer, que olvidan que existen otras formas de conservarse joven sin necesidad de acudir al bisturí; no es un secreto que vivir moderadamente sin excesos, comer bien y hacer ejercicio son fundamentales para tener una mejor calidad de vida, pero ¿es suficiente para mitigar el paso de los años?

De acuerdo con algunas investigaciones, existen alternativas como la medicina antienvejecimiento, una tendencia que le apuesta a la educación en salud, con el fin de mejorar las expectativas de vida y su calidad, ante el inminente deterioro del organismo o la disminución de las capacidades físicas y mentales propias de la vejez, que según expertos comienza en promedio a la edad de 35 años.

Dicha tendencia, consiste en minimizar el impacto que causa el llegar a la vejez, trabajando interdisciplinariamente con otras áreas de la medicina que intervienen en el desarrollo y la vigilancia del organismo sin descuidar ningún aspecto. Se puede comenzar estimulando una autoestima alta, una nutrición saludable y actividades físicas apropiadas y constantes. En cuanto a lo hormonal, hay que ir con cautela, ya que cada persona tiene un proceso diferente al hacerse viejo.

Sin embargo, lejos de pensar en la vejez como una cuestión de actitud, como comúnmente se piensa, el hecho de querer evitarla y ocultarla se ha convertido en una obsesión que cada vez gana más adeptos. Quizá sea un tema cultural alusivo a la belleza y la percepción que se tiene del adulto mayor, quien con sus arrugas y achaques es destinado, socialmente, al olvido; pues ha perdido la vitalidad y autonomía propias de la juventud.

“Existen alternativas como la medicina antienvejecimiento, (…) que le apuesta a la educación en salud, con el fin de mejorar las expectativas de vida y su calidad…”

Si bien es cierto que al hacerse viejo disminuyen las facultades físicas y mentales, también está claro que la manera en qué se aborda la vida y la actitud con la que se asume el proceso evolutivo determinarán cómo debe trabajar el organismo Químicamente hablando, una de las principales causas del envejecimiento es el consumo en exceso de radicales libres, que es la oxidación de la célula al tener una sobre producción de oxígeno, que altera el ADN y provoca el desgaste del cuerpo. Algunos factores que contribuyen con el desarrollo dañino de los radicales libres son:

  • La polución
  • El consumo de cigarrillo que altera la función respiratoria
  • El consumo de grasas saturadas y conservantes artificiales, que dificultan la digestión
  • El exceso de ejercicio puede desgastar las articulaciones
  • La falta de sueño que desestabiliza emocionalmente
  • La depresión que desequilibra el organismo y todo el sistema nervioso e inmunológico
  • El estrés, que al generar sobre esfuerzos en el organismo, lo descompone totalmente.

En cuanto a la mente y su capacidad de memoria, tome nota de los siguientes ejercicios que puede realizar desde la comodidad de su hogar para estimularla y aminorar los posibles olvidos:

  • Comience por mantener sus sentidos alerta, cierre los ojos y trate de ubicar cosas sencillas, de manera segura, como por ejemplo cuando se está bañando encontrar el jabón, la esponja o abrir la llave del agua.
  • Practique juegos de concentración como por ejemplo el dominó, el ajedrez y las damas chinas.
  • Estimule la memoria deletreando las palabras al derecho y al revés
  • Mejore sus relaciones espaciales, fomentando su imaginación, la memoria y la lógica armando rompecabezas.
  • Fortalezca su percepción auditiva y concentración haciendo lecturas en voz alta.
  • Si es diestro trate de usar más la mano izquierda y viceversa, si es zurdo trate de usar la derecha en actividades simples como abrir o cerrar puertas y ventanas, o agarrar objetos, de esa manera ejercitará la mente, la mantendrá ocupada y activa.

Otras técnicas que le aportan al proceso del antienvejecimiento son:

  • El Chi Kung o Qi Gong, creado por el maestro monje Bodidharma, consiste en una serie de movimientos y respiraciones para armonizar y equilibrar la energía vital llamada también Qi, de ahí que la respiración es la base del bienestar y la apropiada oxigenación del cuerpo, la mente y las emociones.
  • La macrobiótica, que se refiere a la nutrición del cuerpo y el alma, partiendo de alimentos orgánicos, sin conservantes ni preservativos, es decir la ingesta de alimentos no procesados industrialmente; hasta la construcción, aprendizaje y empoderamiento de pensamientos positivos donde las personas se conectan totalmente con la naturaleza y el universo.
  • El ayurveda es una medicina tradicional india, que en occidente se implementa como una práctica complementaria a través del yoga, los masajes y el uso de hierbas. Esta promueve la construcción de un sistema metabólico sano, pues considera que una buena alimentación, sumada a la eliminación correcta de toxinas, el ejercicio pausado, la meditación y los masajes favorecen una adecuada circulación, lo que posibilita una relajación que ayuda a regenerar de todo el organismo en armonía con la mente y el espíritu.
CÓMO MANTENERSE JOVEN SIN RECURRIR AL BISTURÍ
juegos de concentración como por ejemplo el dominó, el ajedrez y las damas chinas. Fotografía: www.freeimages.com

Sin lugar a dudas, el secreto de la eterna juventud no está en los químicos, sino en el cuidado temprano del cuerpo y la salud, aprendiendo a respirar, procurando una adecuada alimentación, descansando, haciendo ejercicio regular y moderado sin obsesionarse, trabajando en equilibrar la mente, las emociones y el organismo.

Por lo tanto dentro de las actividades o medidas preventivas que pueden tomarse para hacerse viejo sanamente y no sufrir con angustia el doloroso paso de los años, aparte de visitar al médico y antes de decisiones extremas como las quirúrgicas, está el informarse de todas posibilidades naturales al alcance de su mano y su presupuesto para llevar una vejez digna y autosuficiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here