NO TE PRIVES DE COMER, HAZLO SALUDABLEMENTE

0
1149

Escribe: Sol María David

Llegó diciembre con su alegría, música, rumba, comida y distracciones. Es el mes donde la rutina de todo el año disminuye ante las reuniones navideñas, las despedidas de fin de año y las vacaciones. Todo se vuelve fiesta cuando los familiares y amigos llegan, es un motivo para compartir, para cenar y picar cuantas delicias decembrinas se hayan preparado.

Así es muy difícil no aumentar de peso. Los kilitos de más se los debemos a la natilla, los buñuelos, las hojuelas, el pavo, la lechoncita, los chocolates y los postres, entre otras delicias que disfrutamos casi a diario durante la fiestas de fin de año.

Inevitablemente nuestra alimentación cambia, es alterada por la cantidad de dulces, carbohidratos, grasas y calorías que consumimos; dejamos de comer frutas y tomar agua, al menos la suficiente para estabilizar nuestro organismo. Nos olvidamos de hacer ejercicio y nuestra actividad física realmente en vez de aumentar disminuye potencialmente.

Sin duda, la primera meta del año nuevo será adelgazar, iniciar una dieta o visitar al nutricionista y aunque parezca obvio, ir al gimnasio o comenzar una rutina de ejercicios, cargados de culpa por “divertirse y disfrutar” los placeres culinarios de la navidad.

Pero esto no tiene por qué ser así. Diciembre no es un mes para privarse, ni tampoco para excederse, si somos responsables con nuestra alimentación podemos ser conscientes y evitar sufrir por el exceso de peso decembrino.

Por ello tenga en cuenta las siguientes recomendaciones para este período de fiestas:

saludableSi toma alcohol, hágalo con moderación. Establezca un límite antes de ir a la fiesta, por ejemplo entre 1 y 2 tragos por noche.

Para tomar menos cantidad de alcohol, alterne bebidas alcohólicas con bebidas sin alcohol (ej. agua o soda con limón).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here