Para que viajar sea siempre un placer

0
220

Escribe: Ricardo Rosero

Médico Internista y Endocrinólogo

Centro de Obesidad, Dismetabolismo y Deporte

Clínica Las Américas.

Bajar de peso y viajar no siempre están en la misma ruta. El viajar implica ciertas situaciones que no se pueden predecir, tales como tiempos de espera, cambios de programación, escalas, conexiones, etc. Esto puede comportarse como un detonante para una situación de estrés, lo cual estimula a nivel del sistema nervioso central una respuesta inmediata. De forma automática, el cerebro determina, a manera general, una respuesta que disminuya ese detonante, entre las que puede estar la ingesta de alimentos. Sin embargo, dentro de esta opción de “liberación” se encuentran, usualmente, las grasas saturadas y azúcares refinados, productos que ofrecen con mayor frecuencia en las salas VIP, en tiendas de comidas de aeropuertos y en aviones. Entonces, sucumbimos ante estos “antojitos” para calmar la ansiedad previa a abordar el vuelo.

¿Cómo poder prepararnos para esta aventura?

Es importante que antes de iniciar un vuelo de trabajo o las vacaciones soñadas tenga claridad de los tiempos de viaje, estancias, o, en caso de suceder, tiempos de espera por escalas, pues esto le ayudará a programar ese tipo de respuestas alimentarias, al igual que tener presente posibles lugares para comer.

Si por alguna razón esta organización previa se dificulta, lo adecuado es que una vez se tenga la oportunidad de comer se prefiera el consumo de vegetales y proteínas, ya que dan una menor carga calórica y, al favorecer el consumo de fibra, brindan una mayor saciedad. Sin embargo, y aunque sea lo más adecuado, no siempre cumplimos con esta regla, pues en medio de la espera o el tránsito es más gustoso poder acceder a postres, harinas, dulces o bebidas carbonatadas con azúcar adicionada, las cuales actúan a nivel cerebral como estimulantes y, además, como generadores de placer, que servirán para contener el malestar o angustia que sentimos momentos previos a abordar.

Al tener este tipo de reacción generada por las grasas saturadas y azúcares refinadas, estas pueden favorecer una conducta de ingesta repetitiva. Es decir, comer pequeñas cantidades de manera seguida aun cuando no se tenga hambre, lo que favorece el alto consumo calórico, que asociado a periodos de quietud o de escasa actividad física, como estar en un aeropuerto o avión, no es recomendable si se busca mantener una dieta saludable.

Tips para alimentarse durante largas esperas en terminales aéreas

Todos los cuerpos reaccionan diferente frente a situaciones de estrés, malestar o aburrimiento, por lo tanto es recomendable seguir los siguientes pasos para no caer en el consumo exagerado de alimentos mientras se espera un vuelo:

Como recomendación general y de fácil acceso, prefiera el consumo de bebidas frías, pues favorecen el enlentecimiento del tránsito gástrico, y esto le brinda mayor plenitud.

En caso de tener cerca algún punto de venta con variados productos, prefiera bebidas lácteas como yogurt o kumis, que pueden combinarse con productos secos o fruta. Si su elección es fruta, evite el consumo alto de variedades de frutas, pues con ellas aumenta la carga de azúcar al final de la ingesta.

Evite el consumo continuo de goma de mascar, esto favorece el movimiento gástrico, lo que lleva a aumentar la sensación de hambre.

Reduzca el consumo de harinas. En caso de estar asociadas a una comida central (desayuno, almuerzo o cena) limite su ingesta a una porción.

Considere siempre establecer un adecuado patrón de sueño al llegar a su destino, idealmente siete horas. Además, en lo posible, procure mantener una actividad física constante. En caso de tener un cambio en el huso horario la actividad física le ayudará con la desincronización del ciclo circadiano, que son los ritmos que regulan los cambios en las características físicas y mentales que ocurren a lo largo del día.

Siguiendo estos pasos y llevando una buena rutina de descanso podrá tener un viaje sin mayores contratiempos que pongan en riesgo una buena alimentación. Además, recuerde sonreír y estar abierto a vivir la mejor experiencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here