Primeros auxilios en el hogar

0
130

Escribe: Diana Carolina Bermúdez Ríos

Caídas, cortes, quemaduras, intoxicaciones, atragantamientos y otros, son emergencias que pueden presentarse en casa. Cada año, millones de personas mueren por atención inapropiada. Por este motivo, es importante y necesario establecer un plan de primeros auxilios en el hogar.

Las medidas y técnicas iniciales que se aplican en caso de accidente o enfermedad repentina no reemplazan la atención médica profesional, pero reducen lesiones graves y aumentan las probabilidades de supervivencia.

Por eso, a continuación presentamos una guía básica para actuar ante emergencias comunes:

HERIDAS

Qué hacer 

  • Use guantes de látex o una bolsa limpia.
  • Presione la herida con una gasa o paño limpio por varios minutos. Si la sangre empapa la gasa no la retire, ponga otra gasa encima de la anterior y siga haciendo presión.
  • Lávela con agua a chorro o con suero fisiológico.
  • Desinféctela con un antiséptico.
  • Con gasa estéril o un pañuelo limpio límpiela desde adentro hacia afuera.

Qué evitar

  • Tener contacto directo con la sangre.
  • Retirar objetos clavados en ella, éstos pueden estar taponándola y evitando que el sangrado sea mayor.
  • Lavar heridas profundas o fracturas expuestas.
  • Soplarla.
  • Usar algodón o telas que suelten pelusas.

 

Busque ayuda médica cuando la herida:

• No deja de sangrar o podría requerir sutura.
• No puede limpiarse correctamente.
• Es causada por una mordedura o quemadura.
• Hay algún objeto en su interior. Si éste es grande, no lo retire.

QUEMADURAS

Leves (sin rupturas en la piel):

• Mójela con agua fría por varios minutos o envuélvala en una toalla limpia, húmeda y fría.
• Cúbrala con una gasa limpia y seca.
• No presione la piel afectada.
• Aplique una loción humectante que contenga aloe.
• Estas heridas suelen sanar sin tratamiento adicional.

Graves:

Necesitan atención médica inmediata cuando:
• Su tamaño es igual o mayor a la palma de la mano.
• Hay ruptura de la piel.
• Es causada por químicos o electricidad.
• Hay signos de shock o inhalación de humo.

Qué hacer 

  • Si está en llamas, dígale que se detenga, se tire al suelo y ruede.
  • Envuélvalo en un abrigo, alfombra o manta.
  • Llame a la línea de emergencias (123 en Colombia)
  • Cubra la zona con una gasa seca o tela limpia.
  • Eleve la parte quemada por encima del nivel del corazón.

Qué evitar

  • Aplicar aceites, hielo, medicamentos, o remedios caseros.
  • Respirar, soplar o toser sobre la quemadura y tocar la piel muerta o ampollada.
  • Retirar la ropa adherida a la piel.
  • Administrar algo al afectado por vía oral en caso de quemadura grave.
  • Poner una quemadura grave en agua fría.

Intoxicaciones

Qué hacer 

  • Busque ayuda médica de inmediato.
  • Identifique la sustancia tóxica y siga las instrucciones en caso de intoxicación.
    Si hay vómito, gírele la cabeza hacia un lado para evitar asfixia.
  • Retire con guantes la ropa contaminada, lave la piel durante veinte minutos con agua corriente.
  • En caso de contacto con los ojos, enjuáguelos con agua corriente durante quince minutos.
  • Si la intoxicación es por inhalación, lleve al afectado hacia una zona con aire limpio.

Qué evitar

  • Darle agua, zumos o remedios caseros.
  • Provocar el vómito, a menos que así lo indique el personal médico.
  • Hacer torniquetes, cortes o succiones a una picadura o mordedura. Si hay restos de espinas o aguijones, retírelos con una pinza.

Atragantamientos

• El afectado debe toser con fuerza repetidamente.
• Una obstrucción completa impide al afectado hablar, respirar, o toser. En este caso: inclínele la cabeza sosteniéndolo por debajo de las costillas, alterne cinco golpes en la espalda, entre los omóplatos, y luego presione cinco veces en el abdomen hasta que el objeto salga.

Recomendaciones generales

• Tenga un botiquín en un lugar fresco, seco y alejado del alcance de los niños.
• Mantenga la calma, tranquilice al afectado.
• Analice el lugar y aleje los posibles peligros.
• Evite cambiar de posición al afectado.
• Procure atención médica lo antes posible.
• Compruebe la conciencia, respiración y pulso del afectado.

Si no respira, inicie reanimación cardiopulmonar (RCP).
• Priorice lo más urgente, luego atienda lesiones segundarias.
• Manténgalo abrigado.
• No lo abandone ni medique.
• No comparta material de curación entre afectados.

Elementos del botiquín:

• Manual de primeros auxilios
• Guantes de látex
• Alcohol y soluciones antisépticas
• Suero fisiológico
• Gasa estéril
• Algodón
• Esparadrapo
• Curitas
• Pinzas quirúrgicas
• Tijeras de punta redondeada
• Crema antibiótica
• Acetaminofén, ibuprofeno
• Termómetro
• Crema para quemaduras
• Suero oral
• Tapabocas
• Linterna
• Contactos de emergencia

Para minimizar situaciones riesgosas:

• Cierre la llave del gas cuando no esté en uso y ponga protectores a los tomacorrientes.
• Use antideslizantes en duchas y pisos.
• Ponga barandas en escaleras, ventanas y balcones.
• Guarde los medicamentos en los envases originales y fuera del alcance de los niños.
• Impida que los niños tengan acceso a la cocina o zona de planchado, o que jueguen sobre sillas, mesas, manipulen herramientas, fósforos o velas.
• Cierre siempre armarios o cajones.
• Evite dejar productos inflamables o de aseo al alcance de los niños.
• Evite envasar productos tóxicos en recipientes de alimentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here